Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores

Gimnasia

Katelyn Ohashi: "Me llegaron a decir que parecía un cerdito"

En un reportaje de la BBC la mediática gimnasta de la Universidad de UCLA reconoce los problemas que tuvo para asumir su aspecto físico

Katelyn Michelle Ohashi, la gimnasta de la Universidad estadounidense de UCLA, que ha ganado una enorme popularidad a los 22 años por sus ejercicios en los campeonatos universitarios de Estados Unidos, con notas de 10 (actualmente la campeona del mundo Simone Biles saca 16 puntos), ha sido entrevistada por la BBC para un reportaje en el que denuncia la situación de muchos deportistas, ellla reconoce los malos momentos que pasó en su adolescencia cuando regresó a la competición tras una lesión de espalda: "Aún sentía dolores al hacer los giros, había engordado, mi cuerpo estaba cambiando". Fue cuando los entrenadores la increpaban y la hacían "sentir como si pareciese un cerdito"

Katelyn Michelle Ohashi estuvo en la selección de Estados Unidos hasta los 15 años, incluso en las categorías inferiores llegó a derrotar e  Simone Biles, actual campeona olímpica y mundial. En la entrevista reconoce los problemas que tenía con su imagen física, y el dolor psicológico que le producía colocarse el maillot, incluso evitaba acompañar a su madre a nadar por tener que ponerse el traje de baño.

Ahora, con un aspecto normal de deportista y mujer de 22 años, graduada en su Universidad, y tras los éxitos en el Campeonato Universitario de Estados Unidos, con un código diferente en las puntuaciones y en las exigencias del que impone la Federación Internacional de Gimnasia en sus pruebas oficiales, ha logrado la atención mundial incluso con más repercusión que la mayoría de las mejores gimnastas del panorama mundial, en parte aupada por las notas de 10, que en el magín de los aficionados sigue representando la excelencia, aunque hace ya años que para estar en la élite hay que superar el 15, por ejemplo.

Sin su lesión de espalda, esta campeona de la American Cup, nacida en Seattle (1997), medalla de oro universitaria en suelo, tal vez hubiese tenido una trayectoria más relevante en el equipo de Estados Unidos.