Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLETISMO

Ceniza, historia y atletismo

Imagen del Memorial Ramón de la Quadra-Salcedo celebrado en la Ciudad Universitaria de Madrid.

DIARIO AS

Se disputó en el Estadio Universitario de Madrid el Memorial Miguel de la Quadra-Salcedo, una reunión de atletismo ‘vintage’.

Ceniza, historia y atletismo… Fueron los tres ingredientes del Memorial Miguel de la Quadra-Salcedo, en la pista de atletismo de la Ciudad Universitaria. Ahora ese anillo de 300 metros parece un lugar ‘vintage’, pero en su día fue la vanguardia del deporte, el sitio donde se batían los récords de España, en el que Armando Roca corría los 100 en 10.7, allá por 1959. Ese hombre, ahora con 84 años, se plantó en la línea de salida también el sábado. “Os veo cara de velocidad, tened sueños olímpicos”, le gritó a un grupo de prometedores chavales tras correr un emotivo 3x100 en el que compitieron los mediáticos Drinking Runners.

“La filosofía que buscamos es esa, que un grupo de apasionados del atletismo transmitan su conocimiento entre generaciones, por eso venimos aquí, porque queremos pasar un día fantástico y para nosotros lo fue”, decía Miguel Calvo, uno de los impulsores de esta inusual reunión de atletismo, que sirvió para ver a atletas de mucho nivel. Por ejemplo, Álvaro Rodríguez, olímpico en Londres 2012 y con 3:34.10 en 1.500, se calzó los clavos para competir por primera vez en mucho tiempo (encadena varias lesiones) y ganó los 1.000 metros (2:40) a a su amigo Diego Tamayo, el día que hacía 32 años. Por supuesto, los asistentes le cantaron “el cumpleaños feliz”. Ceniza, atletismo y amistad.

Hubo un 300 (con el potente Iñaki Laguna, 1:46 en 800), un 100 (con Estanis De la Quadra-Salcedo), peso, longitud, los relevos y como colofón un 1.500 de leyendas en el que se presentó Fermín Cacho, campeón olímpico en Barcelona 1992, junto a otros iconos como Maite Zuñiga, Carla Sacramento, Alberto Juzdado y Jesús España… El de Valdemoro tuvo el gran detalle y terminó la carrera junto a Cheli Alonso, la primera campeona de España de 1.500. Por allí estaba calentando la ganadora del último oro nacional, Marta Pérez. Ceniza, pasado y presente.

Al terminar, encuentro de atletas intergeneracionales. Jorge González Amo relataba la diferencia de lo qué es correr en tartán y ceniza. Él, icono del mediofondo, sabe bien de lo que habla. El médico Juan Manuel Alonso andaba por allí. Vive en Qatar, pero está de vacaciones y se pasó a ver a los míticos antes de los Mundiales de Doha de septiembre, un reto para él, encargado de los protocolos para preservar la salud de los atletas. Saludaba alegre Antonio Sánchez, referente de 400 de los 80 y ahora consejero de nuevos talentos, Ignacio Sola, pionero de la pértiga, conversaba con Pipe Areta, el triplista con el que compartió camino… Todos se fotografiaron con la estatua de Miguel de la Quadra-Salcedo que da empaque al viejo estadio… y los más insistentes, continuaron la tertulia en el bar… Pero esa ya es otra película. Ceniza, historia y atletismo. Una fórmula con magia.