Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

99

Khimki Moscú KHI

86

FINALIZADO
Maccabi TEL

84

Estrella Roja RED

69

FINALIZADO
B. Munich MUN

104

Asvel Villeurbanne AVI

63

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

78

Milan MIL

79

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

BALONMANO

España se estrella con Bauer y encaja su primera derrota

España se estrella con Bauer y encaja su primera derrota

RFEBM

La selección española de balonmano encajó su primera derrota en la EHF Eurocup, este jueves por 29-28 ante Austria, en un encuentro disputado en Dornbirn (Vorarlberg).

La selección española de balonmano encajó su primera derrota en la EHF Eurocup, este jueves por 29-28 ante Austria, en un encuentro disputado en Dornbirn (Vorarlberg) en el que los de Jordi Ribera se estrellaron en el tramo final de la segunda mitad con el portero local Thomas Bauer.

Aunque más allá del resultado uno de los atractivos del encuentro era calibrar el nivel de la nueva generación de "Hispanos" que deberán tomar las riendas del equipo nacional tras los Juegos Olímpicos de Tokio.

Un relevo que afectará a posiciones clave como la de los ocupantes del eje central de la defensa, donde este jueves Jordi Ribera probó a los pivotes Abel Serdio e Iñaki Peciña.

Pareja que dejó más dudas de las recomendables, especialmente cuando tuvo que contener a un pivote más móvil como Fabian Posch, que en apenas once minutos de juego ya contabilizaba un total de tres goles.

Mucho más cómodos parecieron Serdio y Peciña cuando tuvieron que enfrentarse a Tobias Wagner, un pivote más pesado y estático, lo que unido a las paradas de Rodrigo Corrales, que cerró el primer tiempo con ocho intervenciones, permitió a España enjugar 8-8 la desventaja de dos goles (8-6) con la que alcanzó el ecuador del primer período.

Quince primeros minutos en los que el ataque español quedó reducido a los hermanos Cañellas, Joan, que actuó en el lateral izquierdo, y Marc, en el puesto de central, que firmaron cinco de los siete primeros goles del conjunto español.

Pero bastó que el seleccionador diera descanso al mayor de los Cañellas, para que España comenzase a acumular imprecisiones en ataque, que permitieron a Austria alcanzar una máxima renta de tres tantos (13-10) en el marcador.

Una desventaja que los "Hispanos" no pudieron rebajar al llegar al descanso (14-11), tras irrupción en el partido del guardameta local Kristian Pilipovic, que con sus paradas dejó sin premio la mejoría ofensiva de los españoles.

Pero bastó que la selección recurriese a una defensa 5-1 con Aitor Ariño para que los de Jordi Ribera trasladasen a la cancha y el marcador la distancia que hoy por hoy todavía separa al conjunto español, el vigente campeón de Europa, de un equipo de la zona medio-alta como Austria.

Si en defensa la velocidad de piernas de Ariño y la inteligencia de Eduardo Gurbindo propiciaron el cortocircuito ofensivo de los locales, en ataque la presencia en la línea de seis metros del pivote Adrià Figueras marcó un antes y un después.

Figueras descubrió con sus constantes desplazamientos las costuras de una defensa austríaca, que no encontró la manera de contener al pivote español, que con sus cuatro goles en los primeros nueve minutos del segundo tiempo dio por completo la vuelta (17-19) al marcador.

Pero cuando todo parecía encaminado para el despegue definitivo del conjunto español surgió la figura del portero Thomas Bauer, que con cuatro intervenciones consecutivas no sólo frenó en seco a los "Hispanos", sino que rescató a un alicaído equipo austríaco.

Y es que Bauer no sólo paró, sino que sumó a cada intervención un no menos sensacional pase en largo, que la velocidad de los extremos Alexander Wanitschek y, sobre todo, Robert Weber culminaron en gol, propiciando un parcial de 4-0, que puso de nuevo contra las cuerdas (23-21) al cuadro español.

Un marcador adverso que hizo reaccionar a España que volvió a igualar la contienda (26-26) a falta de cinco minutos para la conclusión.

Tiempo en el que alguna que otra discutible decisión arbitral y, sobre todo, la intervenciones de Bauer, que acabó con cualquier opción de victoria del equipo español al atajar con (29-27) un lanzamiento del extremo David Balaguer a un minuto y medio para la finalización.

Una derrota de la que España, que había saldado con victoria las dos primeras jornadas ante Suecia y Noruega, tratará de resarcirse el próximo domingo (18:00) en Melilla, donde Jordi Ribera tendrá una nueva oportunidad de volver a probar a los nuevos "Hispanos".