Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

RUGBY | 6 NACIONES

Gales se aferra a la épica y arrebata el liderato a Inglaterra

Seis Naciones 2019

Dan Mullan

Getty Images

Firmó una gran segunda mitad, remontando y dejando a su eterno rival incluso sin bonus defensivo. Ahora depende de sí misma para alzar el título.

La magia del Millennium (ahora Principality) nunca defrauda. A Gales le va la épica, sobre todo si es antes su eterno rival, Inglaterra, y por medio hay una eliminatoria o un título. Ganó el Dragón, siendo el XV de la Rosa favorito, gracias a la fe y al espíritu de Cardiff. Levantó el partido el conjunto de Gatland a pesar de la defensa casi inquebrantable de Inglaterra de las dos únicas formas que podía: por abajo, a base de cabezazos con un ensayo tras 34 fases, y en los aires, con una recepción de Adams más propia de fútbol americano.

Ésta casi sobre la bocina y, lo que es más importante, dejando a Inglaterra sin el bonus defensivo. El título está en sus manos, aunque debe pasar por Edimburgo y recibir a una Irlanda que vuelve a verse con vida. El XV de la Rosa también mantiene opciones, aunque ahora dependa de un hipotético triple empate en la última jornada. Más emoción, imposible.

Una cuestión casi matemática, como recordaba un tuit de la Welsh Rugby Union tras el choque, 'Like a Fine nine', conmemorando que desde 1949 siempre ganó Gales cuando el año acabó en ese dígito. No falló en 2019, sumando además su duodécimo triunfo seguido en un Test Match, récord para el Dragón. Aunque Inglaterra no lo puso fácil. De hecho, se fue por delante al descanso y tuvo el partido en su mano hasta el último cuarto de hora. Hasta entonces, mucha igualdad. Intensidad. La motivación de Gales plantaba cara al potencial del XV de la Rosa.

Una disputa que no se veía reflejada en el marcador pero que dejaba contactos y placajes de mucho nivel. Abrió el tanto Farrell, tras un error de melé galés, e igualaría Anscombe. El único ensayo inglés llegó por medio de Curry, aprovechando un fallo de Tipuric dándole la espalda a la salida de un ruck. Youngs casi se metía en un lío al filo del descanso, pero sus compañeros le rescataban a dos metros de su propia línea de marca.

Los puntos fueron cayendo en la segunda parte. Tras resistir, era el momento de tomar la iniciativa. Ese era el plan del Dragón. Y eso que Inglaterra salió fuerte, presionando, y llevando el partido a diversos piques que acabaron con Sinckler sustituido tras rozar la tarjeta amarilla en varias ocasiones. Anscombe acercó el tanteo al 9-10 tras un retenido de May y un placaje alto del pilar. El duelo era de un nivel táctico altísimo. Farrell dio algo de aire a Inglaterra tras un balón que Parkes no supo soltar en un ruck. Con 9-23 y faltando menos de 20 minutos, Gales debía ir a por todas.

Arrancó, a base de cabezazos, una acción en la que empujó todo un país. ¡Hasta 34 fases! Y Hill posando en la esquina gracias al esfuerzo de todo su equipo y pese a la defensa titánica del rival. Biggar, que entró para reventar el partido con sus patadas, transformaba. Ese 16-13 era un premio.

Y Gales supo gestionarlo. No sólo eso, dio la puntilla al dejar a Inglaterra sin bonus defensivo. Una patada de Biggar a la esquina acabó con Adams volando sobre Daly y, en acción malabar, controlando el oval antes de que se cayera y posando el 21-13 definitivo. El Dragón, que se apoyó en el enorme partido de AW. Jones, Moriarty, sus medios y los tres de atrás (Adams, Liam Williams y North) manda en este VI Naciones y ya es el único que aspira al Grand Slam. De momento. Ni Irlanda ni Inglaterra han dicho su última palabra.