Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

ZonaRoja NFL

Todas las claves de la agencia libre de los Indianapolis Colts

Todas las claves de la agencia libre de los Indianapolis Colts

JAMIE SQUIRE

AFP

Hace doce meses casi nadie podía soñar que los Colts tuvieran argumentos a estas alturas para aspirar a ganar la Super Bowl en febrero de 2020.

Si puedo, tengo la intención de publicar en los próximos días una serie de artículos analizando la agencia libre de los equipos que más me llaman la atención de cara a la temporada 2019. Por eso quiero empezar los Indianapolis Colts. Es el equipo que más me entusiasmó en la segunda mitad de la temporada y uno de los que, en mi opinión, puede tener una mayor progresión a pesar de que llegaron hasta la ronda divisional… donde fueron machacados por los Chiefs sin piedad.

Si lo pensamos, esta primera temporada ha servido para encumbrar a Frank Reich, que llegó a los Colts como entrenador principal casi por la puerta de atrás después de que Josh McDaniels protagonizara una espantada histórica. Parecía que tenía un duro trabajo de reconstrucción por delante, con Andrew Luck de vuelta pero lleno de incógnitas, pero metió al equipo en postemporada. Por eso, es de esperar que en su segunda temporada Reich mejore aún más su eficacia y los Colts se conviertan, definitivamente, en aspirantes reales a disputar la Super Bowl. Después de un año, el entrenador ya tiene un mapa absolutamente claro de su plantilla y sus necesidades y una buena compenetración con Chris Ballard, que hasta ahora ha hecho un trabajo impecable como general manager. Por si fuera poco, también tienen mucho dinero para gastar.

Las elecciones pasadas en el draft

Para empezar, y valorar el trabajo de Ballard, hay que recordar que el año pasado eligió en primera ronda del draft a Quenton Nelson y en segunda a Braden Smith para que su línea ofensiva, que empezó la temporada como la tercera peor del ranking de toda la NFL, terminara como una de las mejores de toda la NFL. En segunda ronda también eligió a Darius Leonard, que acabó 2018 como mejor defensor novato de la liga. Con las últimas dos segundas eligió a Tyquan Lewis y Kemoko Turay, con lo que consiguió darle solidez al pass rush. En las rondas más bajas encontró dos buenos linebackers y running backs que han sido importantes para el equipo desde el banquillo y solo parece haber pinchado con dos elecciones de receptores.

Más dinero que nadie

Por si fuera poco, los Colts son el equipo con más dinero para gastar en esta agencia libre. Cerca de ciento diez millones de dólares. Además, tampoco tienen agentes libres muy caros que recuperar o renovaciones supermillonarias en el horizonte. Este año ya han recuperado a Vinatieri y Glowinski con nuevos contratos y seguramente firmen en los próximos días con cifras más o menos jugosas a Pierre Desir (CB), Clayton Geathers (S), Dontrelle Inman (WR) y Margus Hunt (DT), antes de que se pierdan en la agencia libre.

Esa ausencia de compromisos económicos urgentes puede permitir a los Colts acometer alguna ampliación de contrato con tiempo y condiciones ventajosas. Por nombrar alguno de sus próximos compromisos, Castonzo (LT), Sheard (DT) o Eric Ebron (TE), tendrán que renovar en 2020, Hilton (WR), Autry (DE) y Hooker (S) en 2021 y Andrew Luck (QB) en 2022.

Lo que necesitan

Por todo lo anterior, los Colts pueden darse el lujo de hacer varias inversiones caras en la agencia libre sin necesidad de esperar al draft para cubrir sus necesidades más urgentes, que serían las siguientes:

CORNERBACKS: Quincy Nelson ha resucitado su carrera este año y hay que confiar que mantendrá el nivel después de firmar un buen contrato, pero Hairston, y sobre todo Quincy Wilson, no han alcanzado las expectativas después de ser elegidos en el draft de 2017 y Kenny Moore es un número dos con muchos interrogantes. Yo apuesto por que reforzarán la posición con su primera ronda o una de las dos segundas y, quizá también, con un buen veterano en una agencia libre si lo encuentran, que este año no parece que vaya a haber demasiadas joyas en el mercado.

RECEPTORES: TY Hilton es una gran estrella y Dontrelle Inman acabó muy bien el año, pero Luck necesita al menos un receptor más que ronde las mil yardas y otro en el slot que se aproveche de los huecos que abre su tremendo grupo de tight ends. Muchos creen que cubrirán esa posición con su primera elección del draft.

DEFENSIVE TACKLE: Denico Autry y Margus Hunt forman una pareja consistente por el interior. Son buenos parando la carrera y tienen pass rush (sumaron 14 sacks en 2018). Sin embargo, lo lógico sería encontrar una estrella emergente más joven para que Hunt, que tendrá 32 años, sea un lujo viniendo desde el banquillo y no un riesgo como titular.

LINEBACKER EXTERIOR: Darius Leonard es una estrella y Anthony Walker ha crecido una barbaridad a su lado, pero falta un tercer linebacker exterior que mejore a Najee y Zaire, que tenga algo más de pass rush que Walker y que, sobre todo, sea sólido en cobertura.

DEFENSIVE END: La lesión que le mantuvo gran parte de la temporada en injury reserve nos ha impedido saber hasta dónde puede llegar Tyquan Lewis. Además, Jabaal Sheard cumple 30 años y no es un blitzer terrible. Encontrar un buen pass rusher en una agencia libre en la que puede haber varios muy interesantes puede ser un capricho más que inteligente.

Su draft y conclusión

Este año, el draft de la NFL no parece tener muchas grandes estrellas, pero sí un nivel medio muy alto. Esa peculiaridad hace que los Colts lleguen con muchas posibilidades de hacer buenas elecciones con impacto inmediato. Una primera ronda en el pick 26, dos segundas en los picks 34 y 59 y una tercera con el pick 90 deberían servirles para encontrar cuatro titulares este mismo año. Una cuarta (pick123), una quinta (pick 154), una sexta (pick 187) y una séptima (pick218) completan una draft que ellos firmarían que fuera la mitad de exitoso que el de 2018.

Hace doce meses nadie esperaba que a estas alturas los Colts fueran a estar inmersos en un trabajo quirúrgico para encontrar los detalles que les faltan para ser aspirantes al título. Todos esperábamos más bien encontrarlos en una compleja reconstrucción. Tampoco hay que olvidar que Andrew Luck todavía no estuvo físicamente al ciento por ciento la pasada temporada. Por todo lo anterior, creo que son uno de los equipos más interesantes del momento y hay que mirar con lupa lo que hagan en los próximos meses.