balonmano

El Barça no da tregua ante un Cuenca voluntarioso y tenaz

El Barcelona no baja el ritmo.

En la segunda parte Gonzalo Pérez de Vargas colaboró al 0-8 forastero que hundió la resistencia local

El Barcelona mantiene sur racha inmaculada en la liga Asobal tras derrotar con mucha claridad, por 20-35, al Liberbank Cuenca, que puso todo su empeño en evitar una amplia derrota ante el líder, pero que se vio impotente en la segunda parte frente al despliegue ofensivo de su rival, bien apoyado en la labor del portero Gonzalo Pérez de Vargas.

El conjunto de Xavi Pascual puso el 0-3 en los tres primeros minutos del encuentro y vivió de las rentas sin dificultad gracias al lanzamiento exterior, a veces respondido por Kilian Ramírez, y a su pivote Syprazak.

Cuando a los trece minutos, los conquenses se acercaron a dos goles, 5-7, reaccionó el conjunto blaugrana, en esta ocasión de amarilla, para poner la distancia de cuatro tantos con los que se llegaría al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, esos cuatro goles de ventaja se mantuvieron pero se atisbó una buena reacción local que llegó a los tres de desventaja, 16-19, en el minuto 39.

Incluso el Liberbank Cuenca gozó de dos claras ocasiones para acortar el marcador, pero apareció Pérez de Vargas que cerró su portería, tanto desde los nueve como desde los seis metros, y su equipo lo aprovechó para, de manera coral, torpedear la portería conquense desde todas las distancias y lograr un parcial de 0-8 que finiquitó el encuentro.

A pesar del 16-27 del luminoso, a falta de doce minutos para el final, el Barça no perdió la concentración, Pérez de Vargas siguió con su exhibición y la distancia en el marcador fue aumentando hasta llegar a los 15 tantos, la mayor diferencia de todo el encuentro.

El Liberbank Cuenca lo intentó, pero se encontró con un rival muy acertado en los lanzamientos, lo que impidió que la recta final del partido tuviera algo de emoción, aunque sólo fuera para evitar un amplio marcador en contra como lo logró en las dos últimas visitas de los blaugranas. El parcial de la segunda parte, 8-19, lo dice todo