Francia
19
FIN
24
Gales

RUGBY | 6 NACIONES

Francia se luce... y luego se estrella en Saint Denis

A Gales, floja en la primera mitad, le bastó con aprovechar los regalos del XV del Gallo en la segunda mitad para remontar en París.

0
Francia-Gales 6 Naciones 2019
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT AFP

Se empeña Francia en quitarle la razón a todos aquellos que añoran un tiempo pasado. Ya no se trata de exigirle al Gallo que recupere su rugby champagne. Los tiempos corren y eso, a corto plazo, no volverá. Pero al menos que juegue bien, y que gane partidos. Lo primero lo consiguió por momentos. No hay más que ver el 16-0 que tenía al descanso contra Gales. Y el 19-24 final. ¿Qué ocurrió? Lejos de pensar en que la remontada se diese por la resurrección de Gales, que viene de un curso 2018 realmente bueno, todo se debió a dos fallos garrafales que le costaron sendos ensayos de North. Siempre ocurre algo en los partidos de Francia. Y casi siempre es en su contra. Lo tuvo en su mano. Y se le escapó.

La Francia de los primeros minutos ilusionó. Con intensidad. Fuerte en el contacto y velocidad a la mano. Así llegó el primer posado de Picamoles en apenas cinco minutos. Parra no transformaba, ni tampoco pasaba el siguiente golpe de castigo. La cosa en Gales estaba peor. Anscombe también desperdiciaba dos pateos en el primer tiempo. Pudo ensayar Liam Williams, pero al zaguero de Saracens se le escurrió el balón a pocos centímetros de la línea de marca. Huget culminó una buena carrera tras asistencia de Iturria para posar en la esquina y después Camille Lopez (que relevó a un desafortunado Parra en las artes del pateo) pasaría un golpe de castigo y un drop. Casi sin darse cuenta, Gales se iba al descanso con una desventaja de 16 puntos.

Era cuestión de que Francia mantuviese el ritmo, o al menos jugase con el reloj. Una renta amplia, el factor campo y un rival sin ideas. El viento le venía a favor. Pero no, el Gallo es de los que se complica sin necesidad de que le aprieten. Tomos Williams ensayó tras una acción en la que Adams se coló entre la línea 'bleu' pero el esperpento llegó cuando un balón largo, de la forma más absurda que se recuerda en mucho tiempo, era dejado por Huget a pocos centímetros de su propia línea de marca. North sólo tuvo que lanzarse y posarlo. Ya estaba el Dragón en el partido. Luego, tras una melé perdida, Francia se vería por debajo al pasar Biggar un pateo entre palos.

Sacó amor propio el combinado de Brunel, y en otra melé, esta vez a su favor, Camille Lopez puso el 19-17 con diez minutos por delante. Cuando más calma debía tener Francia, volvió a fallar. Una jugada a la mano, en teoría controlada, acabó con el gigante Vahaamahina inventándose un pase tan largo como previsible. North lo leyó y, tras cazarlo, se cruzó todo el campo para plantarlo bajo palos. A Francia le quedaron minutos, y tuvo un par de acciones cerca de la línea de marca, pero resistió Gales. Arrancó el 6 Naciones y, un año más tarde, parece que todo sigue igual por el país vecino.