Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Baxi Manresa MAN

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

Temas del día Más temas

BALONMANO|MUNDIAL

Dinamarca gana el Mundial y completa la triple corona

Dinamarca, campeona del mundo

JONATHAN NACKSTRAND

AFP

Noruega no dio su nivel habitual, y sólo el extremo Jondal estuvo a la altura de un equipo que vuelve a quedarse con la plata ante un anfitrión

La vigente campeona olímpica estrena su historial como campeona del mundo, y así Dinamarca ya puede presumir de la triple corona en su historial, porque también tiene dos oros de Europa, Era su cuarta final, y no podía fallar además ante su público. Enfrente estaba Noruega, uno de esos equipos que tienen una estrella sideral, Sagosen, pero que se mueve como una máquina en bloque. Sin embargo, en la final, el motor defensivo nórdico no funcionó, y en la final escandinava Dinamarca no tuvo rival: 31-22 (18-11).

Parecía que el partido iba a estar marcado por Mikkel Hansen y por Sander Sagosen, pero con ser ambos dos estrellas en sus equipos, mientras en Dinamarca estuvieron todos a una altura espectacular, Noruega se topó con Niklas Landin en la portería, y frente al portero se fue cayendo su optimismo en pedazos.

La final no tuvo color, ni siquiera fue un choque bonito y espectacular. Se decantó muy pronto, y sólo el extremo Jondal (9 goles) estuvo a una altura de su calidad. El público danés alentó a su equipo, y sus jugadores excitados se movieron a cien por hora, Justo, a la inversa, le pasaba a Noruega, encogida según pasaban los minutos, su capacidad de reacción ni de respuesta. Fue tan sencillo que en la mitad de la segunda parte el banquillo danés celebraba la medalla de oro; no se veía que fuese posible la reacción, y Berge sentó a Sagosen en una demostración que aceptaba la derrota en su segunda final, como hace dos años ante Francia.