Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

ZonaRoja NFL

Imágenes y frases de los duelos de la semana 14 de la NFL

Imágenes y frases de los duelos de la semana 14 de la NFL

Michael Reaves

AFP

La jornada 14 de la temporada 2018 de la NFL pasará a la historia por el ‘Miami Miracle’ en el que Gronkowski demostró que no tiene ningún futuro como safety.

Derrota de los Rams, de los Patriots, de los Steelers, de los Texans… Un zorro ha entrado esta semana en el gallinero de la NFL y se ha zampado a un buen puñado de gallos. Pero por encima de ninguna, la derrota de los Patriots ha marcado un domingo que ya será siempre conocido como el del ‘Milagro de Miami’ (‘Miami Miracle’). New England, el equipo que siempre encontraba la manera de ganar a sus rivales, la franquicia más genial en los instantes finales, sufrió, probablemente, la derrota más humillante de toda la etapa de Bill Belichick. Con Gronko intentando alcanzar a la desesperada a Kenyan Drake y el universo de la NFL frotándose los ojos.

Llevamos toda la temporada intentando hacer como que no está pasando, pero estos Pats, ganen o pierdan, no son los de siempre, que nos los han cambiado.

Ese no fue el único final rocambolesco de una semana en la que un resbalón decidió un partido, un fumble inesperado otro, una mano blanda sepultó a los campeones y dos cuartos downs coronaron a Mahomes. Y lo curioso es que, aunque parezca que todo se aprieta cada vez más, el sexteto de clasificados parece cada vez más claro en la Nacional y es la Americana, convertida en casa de locos, la que amenaza la salud de nuestro corazón con tres jornadas finales en las que todo es posible. Pero que nadie se crea que el pescado de la Nacional está vendido. Quizá los seis clasificados parezcan muy claros, pero los Cowboys hace una semana y los Bears en ésta han demostrado que en esta NFL, como siempre, cualquiera puede ganar a cualquiera un domingo cualquiera.

TITANS 30-9 JAGUARS

● Derrick Henry entró en la leyenda mientras atropellaba defensas en un touchdown de 99 yardas, anotaba tres touchdowns más y redondeaba un partido perfecto de 238 yardas de carrera, pero no estaría de más que enviara un buen aguinaldo de agradecimiento a todos los ¿rivales? que le escoltaron en su hazaña.
● Después de ser frenados en seco cuatro veces a una yarda de la end zone rival cuando perdían solo 2-7, los Jaguars, simplemente, desaparecieron. ¡Voilà! Y nadie más volvió a saber de ellos.

BILLS 23-27 JETS

● Probablemente, a principio de temporada un Allen vs Darnold habría tenido cartel suficiente como para convertirse en un partido excitante. A estas alturas fue un mero trámite en el que ambos demostraron que tienen mucho talento, pero también mucho por aprender.
● LeSean McCoy, se lesionó para toda la temporada en el que puede ser un triste epitafio para uno de los corredores más grandes del siglo XXI.

REDSKINS 16-40 GIANTS

● A Jay Gruden no se le pueden exigir victorias, pero sí intensidad. Lo malo no es que estos Redskins con Mark Sanchez como quarterback no puedan ganarle a nadie. Lo malo de verdad es que ni siquiera hagan amago de intentarlo. Y eso puede acabar costándole a Gruden el puesto por consentirlo.
● Eli Manning y Saquon Barkley dieron por concluido su entrenamiento en el tercer cuarto cuando el primero llevaba tres pases de touchdown, el segundo 170 yardas de carrera y un touchdown y los Giants ganaban 0-40. No merecía la pena seguir entrenado porque los de enfrente no servían ni como ‘sparrings’.

BUCCANEERS 14-28 SAINTS

● Ver cómo un Winston desquiciado le gritaba a Jensen en la banda después de una tonta penalización del center por conducta antideportiva no hizo más que confirmar que ese quarterback todavía no tiene la madurez necesaria para liderar un vestuario ganador… aunque confieso que yo me habría mosqueado incluso más.
● Durante toda una primera mitad lamentable los Saints parecían seguir con la cabeza en Dallas, pero dos field goals fallados por Tampa y un punt bloqueado despertaron a la bestia, que en el último cuarto y medio volvió a protagonizar otro holocausto caníbal.

DOLPHINS 34-33 PATRIOTS

● Ya no tiene arreglo, pero me hubiera gustado saber hasta dónde habrían conseguido llegar estos Dolphins con Tannehill sano todo el año. Y aun así, la temporada ya se ha convertido para ellos en inolvidable e irrepetible gracias a una jugada milagrosa de la que se hablará hasta el fin de los tiempos.
● Uno de los secretos de los Patriots ha sido jugar cada snap de cada drive de cada cuarto de cada partido con la misma intensidad que si estuvieran en la Super Bowl. Ante los Dolphins jugaron desde el primer minuto hasta el último como si estuvieran en la Pro Bowl.

CHIEFS 27-24 RAVENS

● Después de las dos conversiones increíbles de cuarto down de Mahomes cuando los Chiefs estaban contra las cuerdas empecé a gritar ¡¡¡MVP, MVP!!! como un poseso sin ser capaz de parar. Ese chaval tiene eso que está reservado solo a los más grandes.
● Los Ravens se han complicado los playoffs perdiendo un partido que parecían tener controlado y que se jugó cómo y dónde ellos querían, pero como al final se clasifiquen nadie va a querer tenerlos enfrente ni en pintura en enero. Lamar Jackson estará muy verde, pero tiene la mirada del tigre.

TEXANS 21-24 COLTS

● Era inevitable que antes o después la racha ganadora de los Texans se fuera por el desagüe de una línea ofensiva que es peor cada semana que pasa.
● Sé que me repito más que la fabada, pero uno de los grandes placeres de la temporada 2018 está siendo ver jugar a Andrew Luck el que quizá sea el mejor football de toda su carrera… tal vez porque por primera vez desde Arians tiene un entrenador en la banda.

PACKERS 34-20 FALCONS

● Que nadie os engañe. Los Packers jugaron igual de mal con Philbin que con McCarthy. De hecho, todo el partido tuvo un tufo decadente y dio hasta un poco de pena, con dos equipos llamados a hacer cosas muy grandes dedicándose a pasar el trámite sin una gota de emoción en la mirada.
● Errores, penalizaciones, descuidos, desmotivación… A los Falcons solo les falta que sus archienemigos Saints ganen la Super Bowl en su flamante nuevo estadio para rubricar una de las temporadas más lamentables de su historia reciente. Ah, y el golpe cobarde de Brian Poole a Aaron Rodgers es de retirada de carnet de conducir y noche en el cuartelillo.

BROWNS 26-20 PANTHERS

● Se están haciendo muchas cábalas sobre quién será el próximo entrenador principal de los Browns. Yo no tengo ni idea de quién será el elegido, pero si alguien se atreve a romper la pareja sexy que están formando Baker Mayfield y Freddie Kitchens, su coordinador ofensivo, merecerá sufrir penas sin consuelo por el resto de su maldita vida.
● En los últimos años, cada vez que los Panthers han entrado en crisis la razón esgrimida ha sido una lesión de Cam Newton. Como no podía ser de otra manera, esta vez ha pasado lo mismo, pero cinco derrotas consecutivas después, y viendo como está jugando el quarterback, esa lesión ya no huele a simple justificación sino a terrible realidad.

49ERS 20-14 BRONCOS

● Últimamente Kyle Shanahan está recibiendo muchas críticas, pero la ‘operación martillo Kittle’ que organizó para aprovecharse de la baja de Chris Harris en la secundaria de los Broncos vuelve a confirmarle como una mente ofensiva privilegiada. ¡El tight end consiguió 210 yardas en la primera mitad!
● Bradley Chubb superó el récord de 12 sacks de Von Miller en su año de novato, y aunque la defensa de los Broncos puede estar tranquila porque ya tiene heredero, el ataque tendrá que dar todavía algunas vueltas en la próxima offseason para empezar a ser realmente competitivo.

CHARGERS 26-21 BENGALS

● Entiendo que enfrentarse a un equipo con Driskel como quarterback y sin AJ Green no excita demasiado, pero estos Chargers anotaron dos touchdowns en sus dos primeras series y el resto del partido se lo pasaron pensando en el enfrentamiento contra los Chiefs del jueves que viene.
● Nadie puede negar que los Bengals lo intentaron sin parar durante todo el partido, pero también es innegable que ahora mismo están un par de escalones o tres por debajo de los Chargers.

CARDINALS 3-17 LIONS

● Es un desperdicio ver cómo el mismo David Johnson que hace no mucho parecía un mutante entre simples humanos se ha convertido en un jugador vulgar dentro de un equipo vulgar que juega partidos vulgares que a nadie le interesan.
● Los Lions ganaron y acabaron el partido con media plantilla en el hospital, y creedme si os digo que las dos noticias son igual de malas para su futuro.

RAIDERS 24-21 STEELERS

● creo que en el último mes Jon Gruden se está quedando sin argumentos para prescindir de Carr en su proyecto de futuro. Aunque la otra opción es que el entrenador sea un suertudo que está viendo cómo el precio del quarterback en el mercado está subiendo como la espuma.
● Si a Big Ben ya le quedaban pocas ganas de jugar a esto, su lesión en las costillas puede ser la puntilla para los Steelers. Con Conner lesionado y su quarterback renqueante y sustituido a ratos por un inoperante Dobbs, perdieron una ocasión de oro para adelantar a Patriots y alejar definitivamente a Ravens.

COWBOYS 29-23 EAGLES

● Los Cowboys repitieron la fórmula de éxito del último mes sosteniéndose en Zeke Elliott en ataque, con una defensa voraz y un Amari Cooper genial que siempre aparece en el momento más comprometido para conseguir recepciones imposibles… Pero Prescott sigue pareciendo un eslabón muy débil que puede romperse en cualquier momento.
● Carson Wentz cada vez se parece más al que nos deslumbró en sus dos primeras temporadas, pero hasta que el backfield de los Eagles no se reconstruya este equipo no será ni la sombra del que ganó el anillo el febrero pasado.

BEARS 15-6 RAMS

● Un empujón involuntario a un árbitro desbarató una operación de comando de Matt Nagy que nos dejó con la miel en los labios, pero que también nos confirmó que estos Bears van a por todas… si no enloquece Trubisky.
● No sé si fue la baja de Cooper Kupp o el aliento de Khalil Mack, pero Jared Goff se pareció demasiado durante todo el partido a su versión de la primera temporada y Todd Gurley no pudo hacer nada para remediarlo.

SEAHAWKS 21-7 VIKINGS

● Seattle fue mejor que Minnesota en cada faceta del juego. Es increíble es que no tuviera el partido ya ganado en la primera mitad, y también es increíble que en un último cuarto loco la moneda siempre cayera de su lado.
● Ha llegado el momento de que los Vikings se planteen si de verdad mereció la pena cambiar de filosofía por Cousins en vez de mantener a Keenum y Bridgewater e invertir el pastizal gastado en el quarterback en construir una línea ofensiva como Dios manda. Aunque a estas alturas, ¿Qué importa ya?