Fabián Vicente del Valle: el 'Hércules olímpico' español

BOXEO

Fabián Vicente del Valle: el 'Hércules olímpico' español

Fabián Vicente del Valle: el 'Hércules olímpico' español

Jorge García ha recogido en un libro, que presentó este miércoles en el COE, la vida de uno de los pioneros del deporte español. "Es uno de los más olvidados", asegura.

Fabián Vicente del Valle lo es todo para el deporte del Siglo XX en España, pero también es uno de los más olvidados”, así de claro se mostró Jorge García al presentar en la sede del COE, con la presencia del presidente del organismo, Alejandro Blanco, su libro: ‘Hércules Olímpico’. Una obra biográfica que narra la vida del salmantino, que nació en 1912 y con un imponente aspecto (2 metros de alto y 100 kilos) despuntó en varios deportes siendo el boxeo el que le dio la fama. Pues gracias a ser seleccionador de esa disciplina pudo ser abanderado nacional en los Juegos Olímpicos de 1948.

Antes del noble arte, Fabián Vicente del Valle despuntó en el atletismo. Disciplina que compaginó con sus estudios de Química, pero cuando descubrió el boxeo le encandiló. Viajó a Madrid y con sólo 10 peleas se convirtió en campeón Nacional en categoría olímpica. Ante la falta de rivales (muchos le evitaban) lo foguearon a nivel continental con múltiples entrenamientos. Era una opción clara en los Juegos de Berlín 1936… pero la Guerra Civil truncó su carrera. Hizo el servicio militar, una carrera en la que fue creciendo gracias al deporte y también a su formación académica. De hecho, hacía giras con Paulino Uzcudun (campeón Europeo del pesado) para recaudar fondos para los más afectados por el conflicto bélico. Antes, había rechazado ser profesional, “amaba el deporte amateur y olímpico”, destacó Jorge García.

La Guerra Civil y la II Guerra Mundial hicieron que su carrera pugilística se truncase, pero la Federación Española de Boxeo recurrió a él para recuperar todo lo perdido. Ocupó de manera eventual la presidencia, también fue vocal… y acabó siendo seleccionador. Armó un equipo con grandes opciones de medalla para Londres 1948, no pudo ser, pero él fue reconocido al ser abanderado. Ante la falta de fondos, la Federación no pudo presentar equipo en los Juegos de 1952 y Fabián Vicente del Valle decidió centrarse en un deporte que había empezado a practicar, el judo. Fue una de las personas que lo introdujo en España.

Luchó por él y también por otros deportes, ya que más centrado en su carrera militar introdujo el deporte en el ejército. “Él cuidaba deportistas que venían en progresión y les daba la oportunidad en sus años de desarrollo”, apuntaba Jorge García. Piragüismo o fútbol fueron algunos de los deportes que hizo triunfar. También ayudó a la Federación de Lucha, que presidió durante tres años, y acabó su carrera militar (fue coronel) más centrado en el reclutamiento y también la dirección de un colegio de huérfanos. “No se le ha concedido todo el mérito que merece. Fue un deportista que marcó su época”, destacó Alejandro Blanco. “Me agrada que Jorge García lo haya recuperado”, añadió. El salmantino descubrió la historia de su paisano y no pudo evitar indagar más sobre él. “Tras estudiarlo me di cuenta que le gustaba hacer su trabajo y estar en un segundo plano, lo que hizo que su figura estuviese olvidada. Me alegro de haberla podido recuperar”, concluyó el autor.