ATP 500 Londres/Queens
Frances Tiafoe TIA
-
Leonardo Mayer MAY
-
Stan Wawrinka WAW
-
Sam Querrey QUE
-
Daniil Medvedev MED
-
Jeremy Chardy CHA
-
Marin Cilic CIL
-
Gilles Muller MUL
-
WTA Mallorca
EN JUEGO
Sofia Kenin KEN
Alison Van Uytvanck VAN
Tatjana María Malek MAR
-
Carina Witthoeft WIT
-
Lara Arruabarrena-Vecino ARR
-
Samantha Stosur STO
-
Caroline Garcia GAR
-
Johanna Larsson LAR
-
FINALIZADO
Alison Riske RIS
5 6 1
Angelique Kerber KER
7 2 1
WTA Birmingham
Magdalena Rybarikova RYB
-
Kristina Mladenovic MLA
-
Naomi Osaka OSA
-
Dalila Jakupovic JAK
-
Alize Cornet COR
-
Elina Svitolina SVI
-
Petra Martic MAR
-
Mihaela Buzarnescu BUZ
-
ATP Halle
EN JUEGO
Robin Haase HAA
4 2
Roberto Bautista Agut BAU
6 2
Kei Nishikori NIS
-
Karen Khachanov KHA
-
Denis Kudla KUD
-
Stefanos Tsitsipas TSI
-
Dominic Thiem THI
-
Yuichi Sugita SUG
-
FINALIZADO
Nikoloz Basilashvili BAS
0
Rudolf Molleker MOL
1

Baltimore Ravens

Los Ravens usan a Joe Flacco y Lamar Jackson a la vez

Los Ravens usan a Joe Flacco y Lamar Jackson a la vez

John Harbaugh está experimentando con los dos quarterbacks en el campo y pidiendo a sus coordinadores que expriman su imaginación.

Cuando los Baltimore Ravens eligieron en el draft a Lamar Jackson, cuando se gastaron nada menos que una primera ronda y una segunda de 2019 por el quarterback, quedó claro que lo veían como el heredero natural de Joe Flacco. Estaba por ver cuanto tiempo convivirían antes de dar el paso inevitable de hacer titular al QB de Louisville. ¿En dos años? ¿El año que viene? ¿Este mismo año?

La respuesta sigue en el aire. Sin embargo, eso no impide a John Harbaugh y su equipo de coordinadores ofensivos en los Ravens sentirse más que excitados de tener a un jugador tan especial en su plantilla y, por eso, quieren aprovecharse desde ya de sus habilidades, aunque eso no signifique decir adiós a la era de Flacco de manera inmediata.

De ahí que ayer, en el entrenamiento de los minicampos de junio, tanto Joe Flacco como Lamar Jackson compartieran terreno de juego con el equipo titular. Harbaugh lo explicó así: "Estoy muy seguro de que nos ayudará estando en el campo. ¿Cuántas opciones se crearán al tener a los dos en el terreno de juego? Es lo que estamos intentando adivinar. Joe tendrá que hacer otras cosas si Jackson es el que lanza el balón. Es lo que está poniendo en marcha los jugos de la creatividad en el equipo y en lo que estamos trabajando muy duro".

Es entendible lo que pasa en el campamento de los cuervos. Por mucha paciencia que se quiera tener con el recién llegado, por muy ortodoxo que se quiera ser con el gran veterano, lo cierto es que no todas las temporadas aparece por el vestuario un atleta tan imponente y excitante, uno de esos que te lo imaginas toda la temporada en la banda al lado tuyo y te quieres tirar de los pelos por no poder utilizarlo.

La velocidad de Lamar Jackson es la clave. Es tan espectacular, y tiene tantísimo arte corriendo, que la tentación es ponerle en el campo y que se alo que Dios quiera. No en vano se habló, antes del draft, de que podría ser receptor en la liga si quisiera y que no pocos equipos valoraban esa opción.

Sin embargo, eso sería un gran error porque resulta que es un buen pasador y que tiene un techo imponente como quarterback. El año 2016 en Louisville ganó el Heisman Trophy (mejor jugador del año en la NCAA) siendo, básicamente, una amenaza terrestre desde el pocket. Eso pudo crear un prejuicio, pero es que el año 2017 existió; y fue colosal... jugando como pasador. Su mejoría fue tan obvia y notable que, al menos en la imaginación, es fácil verle dando los mismos saltos de categoría en la NFL.

Es por eso que John Harbaugh no puede parar de fantasear sobre las posibilidades que la da su nuevo "juguete" y que quiera usarlo ya, aunque sea manteniendo a Flacco de titular. No creo que eso sea sostenible ni importante, más allá de algunos momentos anecdóticos. Lo que parece seguro es que Jackson ya ha robado el corazón a sus entrenadores y, por lo tanto, el fin de Flacco está más cerca.

0 Comentarios

Mostrar