POLIDEPORTIVO | NATACIÓN

Mari Paz Corominas celebra sus 50 años olímpicos cruzando el Estrecho de Gibraltar

La nadadora llegó a la carrera final en los Juegos de México 1968 y se convirtió en un mito, otra de las pioneras del deporte femenino español.

0
Mari Paz Corominas.
Ángels Agustí.

Mari Paz Corominas, un mito del deporte español en los años sesenta (primera finalista española en unos Juegos Olímpicos, los de México 1968) ha festejado los cincuenta años de aquella hazaña atravesando el Estrecho de Gibraltar a sus 65 años, en un tiempo de cuatro horas un minuto, lo que demuestra que sigue en una espléndida forma. Cuando hizo historia en la capital mexicana tenía sólo 16 años. 

Le han acompañado tres nadadores masculinos: Quique Sentís, Pere Raventós y Juan Corominas, su hermano. Todos ellos tienen más de sesenta años. "Creí que no iba a conseguirlo, porque el agua estaba muy fría", comenta. "Quiero dedicarle a Juan Antonio Samarach esta travesía. Él es la persona más importante del deporte español", comentó a este diario.

El reto se inscribe en una acción solidaria, Dale Vida al Mar, que ha recaudado hasta el momento 6.000 euros destinados a Pro Activa Open Arms, una ONG ligada a la preservación de la limpieza del agua. Ella y su equipo salieron a las 8:00 y llegaron pasadas las 12:00, completando la distancia de 15,2 kilómetros. "Creíamos que tardaríamos cinco horas. Ha ido fantástico", comentó.

Mari Paz Corominas nació el 2 de junio de 1952 en Barcelona y fue finalista olímpica en México 1968 en 200 metros espalda. España desplazó entonces a la capital azteca a 122 hombres y sólo dos mujeres, porque, además de ella, estaba en el equipo la también nadadora Pilar von Carsten.

Posteriormente estudió Económicas en la Universidad de Indiana, donde coincidió con Mark Spitz, que en Múnich 1972 se iba a convetir en uno de los grandes mitos del deporte mundial de todos los tiempos. Dejó el deporte a los 18 años.