Atlanta Falcons

Récord: Matt Ryan, QB mejor pagado de la historia de la NFL

Récord: Matt Ryan, QB mejor pagado de la historia de la NFL

El quarterback de los Atlanta Falcons se ha convertido en el primer jugador de la liga de fútbol americano que alcanza los 30 millones de dólares anuales.
Los Ángeles Rams vs Chicago Bears en vivo: NFL

El récord de Kirk Cousins como jugador mejor pagado de la historia de la NFL ha durado poco. Nos es ninguna sorpresa, la verdad, porque el ipoco (nada) elástico mercado de quarterbacks de la liga profesional de fútbol americano nos asegura que el siguiente jugador élite que firme se convertirá en el que ostente el récord y la rueda vuelva a comenzar.

Así ha sucedido cuando los Atlanta Falcons han convertido a Matt Ryan, su quarterback, en la primera persona que alcanza la cifra de 30 millones de dólares anuales de salario en la NFL. Su contrato será por cinco años, es decir, un montante total de 150 millones de dólares, de los cuales 110 son garantizados a la firma y, por supuesto, la franquicia cruza los dedos para tener que pagárselos todos, lo cual indicaría que las cosas han ido razonablemente bien en el próximo lustro.

Esas cifras son récord de la NFL. Kirk Cousins había firmado al principio de la agencia libre con los Minnesota Vikings por 28 millones al año y 84 totales en tres temporadas, todos ellos garantizados. Lo que ha hecho Ryan es ceder esos dos años más de contrato en ventaja para su equipo, que no tendrá que preocuparse de perderle en 2021, cuando se espera una inflación enorme en la liga por los nuevos contratos televisivos y el nuevo convenio colectivo, a cambio de alcanzar la meta soñada de los 30 millones por temporada.

Me refería antes a la falta de elasticidad de este mercado como causa de la falta de sorpresa ante estos números. En la NFL hay más demanda que oferta de quarterbacks titulares. Hay 32 equipos pero no hay 32 jugadores capaces de ser considerados como QBs franquicia. Es por eso que el que tiene uno le paga el máximo sin rechistar, aunque eso no signifique que sea el mejor en su puesto. La alternativa es perderle y, claro, eso no es una opción.

De ahí viene el hecho de que, normalmente, el jugador con mayor salario de la NFL no es el mejor. Que coincidan ambos conceptos es como ver pasar un cometa: tienen que darse las circunstancias adecuadas y que siga rotando el universo unos cuantos años.

Estamos, por cierto, ante uno de esos momentos. Tras la renovación de Matt Ryan le toca el turno a Aaron Rodgers, de los Green Bay Packers, cuyo contrato está a dos años vista de concluir (como lo estaba el de Ryan) y ya está en negociaciones para una extensión con su equipo.

Tanto el propio Rodgers como su agente habrán sonreído al ver el 30x5, 110 garantizados, de Ryan porque saben que ese es su suelo y, a partir de ahí, negociarán. A nadie debería extrañarle que en breve, antes del verano, Aaron Rodgers superase esas cantidades con los Packers y entonces, sí, al fin, el gentío podrá descansar tranquilo al saber que el mejor jugador de la NFL (bueno, uno de los dos mejores, no se enfaden) es también el mejor pagado.

No dudará mucho la coincidencia, eso también lo aseguro, así que disfrútenla si son de los que se preocupan por estas cosas. De momento, y hasta que Rodgers y los Packers quieran, Matt Ryan, MVP de la temporada 2016, finalista de la Super Bowl LI, ostentará el récord de ser el jugador mejor pagado de la NFL y, esto sí que no se lo quitará nadie ya, el primero en llegar a 30 millones de dólares anuales. Bien merecidos.