Power ranking NFL post draft y agencia libre

NFL

Power ranking NFL post draft y agencia libre

Power ranking NFL post draft y agencia libre

Ya han pasado los dos momentos más importantes de la construcción de plantillas en la liga profesional de fútbol americano; pongamos orden.

No, las plantillas que van a disputar la NFL 2018 no están cerradas. Ni mucho menos. Por delante están los campamentos de rookies, las sesiones de entrenamiento de mayo y junio, los duros campos de entrenamiento de julio, la pretemporada de agosto, los cambios y cortes en grupos de 90 hombres que han de ser reducidos a 53, las lesiones, algunos intercambios que sin duda sucederán... y, aún así, el trabajo más importante en la confección de los equipos ya está hecho tras el paso de la agencia libre y el draft. Así que es buen momento para hacer un power ranking ¿cuándo no lo es?

1- Philadelphia Eagles

Los campeones no han hecho sino reforzar la idea de que están aquí para quedarse y que este año han de ser considerados los máximos favoritos. Porque aprovechando el gozo que es tener a tu quarterback en contrato rookie han seguido alimentando su línea defensiva con Michael Bennett y Haloti Ngata mientras que han arramplado con un proyecto de tight end sensacional como es Dallas Goedert.

2- New England Patriots

Los Patriots siempre han de estar aquí arriba. Siempre. No ganaron la Super Bowl por un pelo y, aunque la sensación es que han perdido talento (Butler, Amendola, Solder, Lewis, Cooks...) lo cierto es que sigue siendo un aplantilla profundísima y muy bien pensada. El cambio que puede pegar este ataque en el juego de carrera gracias a las dos elecciones de primera ronda, Isaiah Wynn y Sony Michel, va a ser "pa verlo".

3- Los Angeles Rams

Los grandes ganadores de la agencia libre. La historia nos dice que ese título suele traer desgracias en otoño, pero dejadme suponer que a un equipo que estaba construido, que ya era magnífico, el sumar talento del nivel de Marcus Peters, Ndamukong Suh o Brandin Cooks no le va a hacer daño. No han tenido impacto en el draft porque sus primeras elecciones se gastaron en jugadores de este perfil, así que no creo que les pese mucho. Al menos a corto plazo.

4- New Orleans Saints

He aquí un equipo que va a muerte a por este anillo. Como todos, diréis. Y os daré la razón. Sólo apunto que dejarse dos primeras rondas en un talento tan especial, y aún por pulir, como es el de Marcus Davenport me indica que piensan que es la pieza que les faltaba. Su mayor hito en offseason, no obstante, fue sacar dos años más a Drew Brees a un precio por debajo del mercado.

5- Jacksonville Jaguars

Han reconstruido su cuerpo de receptores que, por otra parte, no es que fuese una de las piezas cruciales de su éxito. Y se han permitido el lujo de elegir a Taven Bryan, un DT, en el draft, una posición en la que van sobrados y en la que tendrán que tomar duras decisiones en 2019; Bryan les ayudará en ellas. El fichaje del año, no obstante, es el de Norwell; ya sabéis detrás de quien va a correr Fournette siempre que pueda. Más trincheras, más carrera... éstos lo tienen claro.

6- Minnesota Vikings

Como los Saints, creen que es el año. Por eso le han dado 84 millones garantizados a Kirk Cousins por los próximos 3 años y le han dicho que "sólo" tiene que meterse en un sistema y una plantilla que ha funcionado como un reloj con gente tan diferente, en estilo y nivel, como Sam Bradford, Teddy Bridgewater y Case Keenum. Ya tienen QB estelar, al menos sobre el papel, así que no habrá excusas.

7- Green Bay Packers

Brian Gutekunst ha cogido el toro por los cuernos, y de qué manera. El nuevo general manager de los Packers ha dejado atrás a su predecesor, Ted Thompson, haciendo todo lo contrario que él. Ha apostado fuerte en la agencia libre por jugadores consagrados, como Jimmy Graham y Muhammad Wilkerson, y ha sido muy agresivo en el draft para arreglar el asuntillo ese de la secundaria. Además, no le tembló el pulso para mandar a paseo a Jordy Nelson a pesar de ser un favorito de Aaron Rodgers. Un inicio tremendo para Gutekunst.

8- Atlanta Falcons

En esencia, son el mismo equipo del año pasado. No es nada malo, conste. A fin de cuentas ganaron en Los Angeles en playoffs, dieron la cara ante los Eagles, con la defensa limitando a los futuros campeones, y jugaron la Super Bowl sólo hace un par de temporadas. En suma, que no es excitante, pero que creo que siguen siendo un muy buen equipo.

9- Los Angeles Chargers

Entiendo que para seguirme aquí hay que hacer un salto de fe. Este equipo no fue de playoffs el año pasado por unos enrevesados empates y unas derrotas increíbles a principio de año. Y considero que han hecho un trabajo monumental en el draft para seguir construyendo una defensa de órdago, sobre todo con el robo de Derwin James en el #17, y algo más arriesgado, pero que puede ser decisivo, con la OL en la agencia libre al sumar a Mike Pouncey. Keenan Allen es un estrellón, Melvin Gordon ha sido agraciado con la extensión de quinto año, Joey Bosa pinta a candidato a jugador defensivo del año, vuelve Jason Verrett... creo en ellos.

10- Carolina Panthers

La pérdida de Norwell en la OL es muy importante, lo cual me echa para atrás en la valoración de Carolina. Lo que me gusta es que intuyo que Christian McCaffrey va a ser usado como un running back más estándar, algo que creo necesario y para lo que le veo capacitado, y la llegada de D.J. Moore vía draft me resulta clave, porque me parece el mejor receptor de esta clase.

11- Pittsburgh Steelers

Se me caen un poco los Steelers porque no entiendo en exceso lo que han hecho en el draft, con una elección en primera ronda, Terrell Edmunds, que no me cuadra, y porque la ausencia de Ryan Shazier les ha dejado un boquete en el medio de la defensa que creo que no han arreglado.

12- Tennessee Titans

Ha sido una offesason muy Patriots para el nuevo entrenador de los Titans, Mike Vrabel ¿verdad? Sé que ésto es un lugar común muy fácil, pues Vrabel jugó para Belichick los agrandes años de su carrera, pero no es menos cierto que han fichado, y por demasiado dinero en mi opinión, a Dion Lewis y Malcolm Butler, y que adelantaron a los de New England en el draft para elegir a Rasheen Evans y Harold Landry que, sea verdad o sea mentira, estaban rumoreados en el radar de Belichick.

13- Houston Texans

Las esperanzas que dejaron la media docena de partidos de DeShaun Watson en esta franquicia son enormes. Y es un gran fichaje el de Tyrann Mathieu. Sin embargo, creo que la gran duda de la pretemporada para los Texans es saber si el viejo J.J. Watt existe o ya nunca lo veremos a ese nivel que le llevó a ser tres veces jugador defensivo del año.

14- San Francisco 49ers

Lo mismo que digo de Watson en los Texans lo puedo decir de los 49ers y Garoppolo. También opino que laa construcción de plantilla que está haciendo John Lynch me parece soberbia, ejemplar. Han sacado a Richard Sherman por cuatro pesetas y han seguido construyendo en las trincheras. Están pendientes de la posible sanción que le caiga a Reuben Foster; me parece un asunto éste crucial para la temporada (y el futuro) en La Bahía.

15- Detroit Lions

Los Lions han sido el peor equipo en la carrera en el último trienio en la NFL. Eso es parte de lo que le ha costado el puesto a Dave Caldwell. Lo sabe Matt Patricia, así que sus primeros movimientos han sido en esa dirección. Con Frank Ragnow y Kerryon Johnson es lo que han buscado en el draft. El primero puede ayudar a convertir a esta OL en algo muy serio. Y si es así, todo el equipo será muy serio, porque es evidente que de QB van sobrados y en defensa hay categoría.

16- Buffalo Bills

Brandon Beane y Sean McDermott siguen con su construcción de plantilla basada en veteranos a precio controlable, lo que les dio unos resultados estupendos el año pasado. Es evidente que no confiaban en Tyrod Taylor, y se lo quitaron de encima en cuanto pudieron. Eso les llevó a elegir en el draft a Josh Allen y, bueno, pues es cuestión de tiempo que sea el titular y este proyecto se convierta en lo que han visionado sus dos constructores. La gran duda es qué va a pasar con una OL en la que ya no están Cordy Glenn (el año pasado apenas jugó), Richie Incognito y Eric Wood, y sobre la que se ha trabajado lo justo esta primavera.

17- Chicago Bears

Si pensáis que los estoy poniendo muy arriba, que sepáis que me he controlado porque mi impulso era situarlos aún por encima. Y es que me encanta lo que ha hecho Ryan Pace con esta plantilla. El cuerpo de receptores no lo va a conocer, con perdón, ni la madre que lo parió; han llegado Allen Robinson, Tyler Gabriel y Anthony Miller, este vía draft, todos ellos diferentes, complementarios, y mejor que lo que tenían (a priori). Será el primer año completo de Trubisky y tiene armas para trabajar, amén de una muy sólida OL. En defensa, que ya eran notables, meten en el medio a un clásico middle linebacker, tan queridos en la casa, con el fabuloso Roquan Smith. Y soy muy fan de Matt Nagy como entrenador. Así que... creo en los Chicago Bears un montón.

18- Baltimore Ravens

La era Lamar Jackson ha llegado. Joe Flacco sólo está calentándole el asiento. Y, cuando se produzca el intercambio real, el ataque no se va a parecer en nada; ni en como usar a los receptores o corredores, ni en cómo ha de moverse la línea ofensiva. Por eso, además, han elegido en el draft a dos tight ends.

19- Kansas City Chiefs

La excitación de este proyecto está en el ataque, con la llegada la titularidad de Pat Mahomes y el pastizal gastado en Sammy Watkins, que se suma a lo que ya tenían, que era mucho y bueno. Sin embargo, la defensa se ha ido cayendo a pedazos y no parece que hayan hecho lo suficiente para detener ese deterioro.

20- Tampa Bay Buccaneers

Los que sí se han afanado como pocos para tratar de virar el rumbo han sido los Buccaneers. Había temor por su pass rush y su línea defensiva y han fichado a Vinny Curry y Jason Pierre-Paul además de draftear a Vita Vea. Había preocupación por su secundaria y han gastado dos segundas rondas en sendos cornerbacks. El juego de carrera era dudoso y se han sacado de la chistera a Ronald Jones en el draft y han gastado dinero en el center de los Ravens, Ryan Jensen. No será por no trabajar en los problemas.

21- Oakland Raiders

Pocos proyectos me generan tantas dudas y, por lo mismo, tanta intriga como estos Raiders de Jon Gruden. Dijo que quería volver la NFL diez años atrás y a fe que lo demuestra con hechos, fichando a veteranos como Jordy Nelson o Doug Martin, que parecen tener ya más nombre que rendimiento, y drafteando gente de las trincheras, como Kolton Miller o P.J. Hall, que dejan bastantes dudas, en principio, amén de jugársela con Arden Key, otro nombre sin resultados (en la NCAA) y Maurice Hurst, que muchos equipos quitaron de su draft board por problemas de corazón. Lo dicho: muchas dudas, pero también mucha intriga.

22- Seattle Seahawks

Opino que a John Schneider y Pete Carroll se les está desmontando el chiringuito. La gran defensa que les tuvo peleando por anillos, y consiguiendo uno, ya es historia e incluso Earl Thomas podría no empezar la temporada con ellos (rumor que no cesa), como no lo hará Richard Sherman, y eso es, cuando menos, un golpe de realidad para el jugador número doce.

23- Washington Redskins

El cambio de Kirk Cousins por Alex Smith no tiene porque ser para mal, al menos en mi opinión. El resto del equipo es, en esencia, muy similar, con la notable suma de dos rookies que han de ser muy importantes desde el inicio: Da'Ron Payne en la DL y Derrius Guice, que tiene capacidad para convertirse en estrella como running back.

24- Dallas Cowboys

Otros que me están dejando completamente frío. Tengo la impresión de que no están siendo capaces de construir un ataque que aproveche estos años en los que Dak Prescott va a cobrar como el quarterback #65 o así de toda la NFL. Ni me fío de su cuerpo de receptores, ni me fío del ataque en global si se va Jason Witten, ni la secundaria me deja buen sabor de boca. Correr, correr y correr, imagino. Y ahí sí tienen capacidad.

25- Denver Broncos

Para variar, tienen un quarterback. Case Keenum, tampoco lo olvidemos, fue un temporero de la profesión hasta encontrarse a los mandos del Ferrari de los Vikings, así que a saber qué versión vemos de él con un equipo al que no ha acompañado ni la OL ni la carrera en los últimos tiempos. Bradley Chubb, rookie, sí tiene la capacidad de devolver a esta defensa a donde estaba, que es muy, muy arriba.

26- New York Giants

Cambio de ciento ochenta grados en la franquicia esta offseason. Compromiso absoluto con el juego de carrera para que los últimos años de Eli Manning sean más plácidos que los últimos. Un pastizal a Nate Solder y un potosí en capital de draft en Saquon Barkley y Will Hernández. Con más posesión, también mejorará la defensa. Y con más tiempo para pasar, y el retorno de Odell Beckham, mejorará Eli. Si todo sale medianamente bien, Barkley es el favorito para ganar el premio a rookie ofensivo del año.

27- New York Jets

Me la juego a decir que Sam Darnold será titular en la semana uno de la temporada regular. Y me parecerá estupendo. El equipo no exuda talento, pero rindió muy por encima de lo esperado la pasada campaña. Es un grupo bien entrenado que, en teoría, ha limpiado de manzanas podridas el vestuario (a ver en que queda todo el asunto de Robby Anderson), y que tiene a un nuevo líder elegido en el #3 del draft.

28-  Miami Dolphins

Quizás con los Raiders, aunque por motivos diferentes, la franquicia que ha hecho los movimientos más intrigantes y/o desconcertantes de la offseason. En el fondo, dependen de que Ryan Tannehill esté para jugar, algo que les tiene sumidos en dudas existenciales, o eso nos han hecho creer.

29- Cleveland Browns

Si una cosa se puede asegurar de Baker Mayfield es que no le importa la presión ni se va a venir abajo por un par de malos resultados. Eso seguro. El trabajo de John Dorsey estos meses es mucho más que apuntar al de Oklahoma como su quarterback franquicia, porque ha mejorado la plantilla en casi todos los puestos al tener una enorme cantidad de elecciones altas del draft y espacio salarial para dar y tomar. Ha convertido eso en jugadores reales, como dijo cuando tomó posesión del cargo. Ahora a ver si son buenos o malos, que esa y no otra es la clave.

30- Arizona Cardinals

El drafteo de Josh Rosen es una bendición para la franquicia. Soy el primero que dice que es el QB que más me gusta de esta promoción y no les ha costado un exceso. Pero eso no significa que no sea un grupo con muchas necesidades y que, en teoría, Rosen no vaya a ser suplente mientras Sam Bradford esté sano.

31- Cincinnati Bengals

¿Cuál es el clavo ardiendo al que podemos agarrarnos con los Bengals en 2018? Han tratado de mejorar la OL, pero Cordy Glenn es un tiro al aire y Billy Price un rookie que se lesionó en la Combine y, bueno, pues veremos. No parece gran cosa.

32- Indianapolis Colts

¿Jugará Andrew Luck? Y ¿A qué nivel? Todo lo demás, muy secundario.

0 Comentarios

Normas Mostrar