Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

99

Khimki Moscú KHI

86

FINALIZADO
Maccabi TEL

84

Estrella Roja RED

69

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

78

Milan MIL

79

FINALIZADO
B. Munich MUN

104

Asvel Villeurbanne AVI

63

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

NFL Draft

Ganadores y perdedores del Draft de la NFL 2018

Hoy, en este preciso momento, todas las plantillas de la NFL son mejores que hace una semana, y la ilusión ha de ser máxima en cualquier caso.
New York Giants vs Dallas Cowboys en vivo y directo: NFL

Ganadores y perdedores del Draft de la NFL 2018
Ken Blaze USA TODAY Sports

Dos grandes verdades que han de decirse antes del ejercicio inane, pero necesario y divertido, que vais a leer. Una es que es imposible juzgar una promoción del draft sin verles jugar en la NFL y ver hacia donde desarrollan cada una de las promesas. Otras es que las 32 franquicias de la liga tienen que sentirse ganadoras porque, mal que bien, han sumado a su plantilla a jugadores que querían y, aunque no fuesen sus favoritos, es innegable que hoy tienen más talento con el que trabajar del que tenían el miércoles pasado. Es por eso que el draft siempre es una estación gozosa de la construcción de plantilla.

Es por eso que hay que tomar la siguiente evaluación sólo como una aproximación difusa y poco concreta. Vamos a ello:

Arizona Cardinals - Sobresaliente

Considero a Josh Rosen el mejor quarterback de la promoción, y los Cardinals se hicieron con él en el #10 sin tener que pagar, ojo, más que una tercera y una quinta ronda. Jets y Bills, en este mismo draft, se dejaron una miriada de segundas rondas. El año pasado Texans y Chiefs también subieron a por un QB y pagaron la primera ronda de esta edición. El precio es bajísimo por Rosen.

La elección de Christian Kirk (WR) también me parece importante, porque se quedaban sin receptor al otro lado de Larry Fitzgerald, al que todos amamos pero que tiene 35 años.

Atlanta Falcons - Bien

Hubiese jurado que los Falcons iban a escoger un defensive tackle en algún momento de las primeras rondas. No lo hicieron hasta la tercera, en la figura de Deadrin Senat. Antes, apostaron por Calvin Ridley (WR) e Isaiah Oliver (CB) en posiciones de menos necesidad, así que voy a sospechar que ambos jugadores eran de gran interés y que no podían pasar de ellos.

Baltimore Ravens - Notable

Estamos ante el último draft de Ozzie Newsome tras más de dos décadas dirigiendo los destinos de los Ravens. Y a fe que lo ha aprovechado para hacer algo especial.

Es evidente que la elección de Lamar Jackson (QB) hace que la franquicia gire el rumbo. La época de Joe Flacco toca a su fin, y el equipo ofensivo que rodee a uno u otro quarterback no puede ser el mismo. Por eso la doble elecicón de tigght ends, Hayden Hurst y Mark Andrews. Más dudas me genera gastarse una tercera ronda en Orlando Brown (OT).

En una promoción en la que se han hecho con doce jugadores es fácil que surja alguna joya escondida. Soy bastante fan de DeShone Elliott (S) en sexta ronda, por ejemplo.

Buffalo Bills - Suspenso

En la introducción hablo de la imposibilidad de poner notar con ciertos criterio a estos darafts. El mejor ejemplo este año nos lo dan los Bills. En Buffalo subieron en dos ocasiones en la primera ronda para hacerse con Josh Allen (QB) y Tremaine Edmunds (LB) y ambos jugadores tienen mucho potencial y, a la vez, han dejado en el campo más dudas que certezas. Así que el riesgo es evidente. Enorme. Ahora bien, el potencial está ahí.

En tercera ronda la elección fue mucho más segura, la de Harrison Phillips (DT), a buen seguro que pensando en suplir a Kyle Williams, esa leyenda. 

Carolina Panthers - Bien

Interesantes apuestas, sobre todo en ataque. D.J. Moore (WR) tiene el molde para convertirse en el jugador ofensivo más importante con el que ha jugado Cam Newton en lo que a explosividad en campo abierto se refiere. Lo considero el mejor receptor de la camada. Ian Thomas (TE) en tercera ronda también puede ser muy importante, porque Greg Olsen ni es eterno ni está exento de lesiones ni le viene mal tener alguien al lado.

En la defensa ya dudo más. Los proverbiales problemas de la secundaria tras la pérdida de Josh Norman han querido subsanarse con Donte Jackson (CB), rapidísimo pero dudoso, y Rashaan Gaulden (DB), más versátil y también con necesidad de mejorar rápidamente.

Chicago Bears - Sobresaliente

Roquan Smith (LB), James Daniels (C) y Anthony Miller (WR) es probable que sean titulares, y de importancia, ya mismo en este equipo. El primero está capacitado para convertirse en la pieza de referencia de toda una defensa. El tercero es un receptor magnífico al que considero un robo saliendo donde ha salido. Y del segundo tengo más dudas, no soy nada fan, pero hay mucha gente que lo considera un crack y se metería en una ya muy buena línea a darle más nivel y profundidad aún.

Cincinnati Bengals - Notable

Una docena de elecciones demuestra que los Bengals saben que están en el momento de apuntalar el fondo de armario de la plantilla de manera contundente.

Y creo que lo han hecho. Me encanta Billy Price (C) y diría que era una de las necesidades más imperiosas del equipo. Opino lo mismo con Jesie Bates (S) en la secundaria. Cuando se cubren necesidades de manera tan precisa suele parecerme que se ha hecho un gran draft. Sam Hubbard (DE) y Malik Jefferson (LB) han sido dos jugadores muy importantes en sus respectivas universidades, con carreras colegiales que han rozado el estrellato.

Cleveland Browns - Notable

No le doy el sobresaliente por miedo, justo lo contrario por lo que John Dorsey, general manager del equipo, se ha destacado en este proceso. Y es que en las cuatro primeras elecciones del equipo, Dorsey se saltó a la torera el consenso general e hizo lo que consideró oportuno.

Sólo así se explica que eligiese a Baker Mayfield (QB) por encima de Sam Darnold, a Denzel Ward (CB) antes que a Bradley Chubb, a Austin Corbett (OG) por encima de Will Herández o a Nick Chubb (RB) por delante de, por ejemplo, Derrius Guice. Antonio Callaway (WR) o Genard Avery (LB) pueden ser, así mismo, elecciones de importancia.

Todo ésto, claro, si no resulta que el consenso general tenía razón, que a veces pasa. No obstante, aplausos para Dorsey, de momento, por hacerse caso a sí mismo. Ahora habrá que ver si acertó, claro, que es lo único que importa.

Dallas Cowboys - Suficiente

Me gusta un montón Leighton Vander Esch (LB) y me gusta otro montón Connor Williams (OL) pero resulta que las dos necesidades básicas, a mi entender, de la plantilla de los Cowboys estaban en el puesto de receptor y, si Jason Witten se acaba retirando, en el de tight end, amén del sempiterno agujero de la secundaria, aunque demos tiempo a los chicos que eligieron ahí el año pasado.

El caso es que no afrontaron el tema del receptor hasta la tercera ronda con Michael Gallup y el del tight end hasta el puesto #137 con Dalto Schultz. Eso no me gusta.

Denver Broncos - Notable

Cuando los Broncos ganaron la Super Bowl su arma principal era un pass rush que destrozaba quarterbacks, ataques, drives y partidos a ritmo endemoniado. En el lado contrario de Von Miller, indiscutible en el estrellato de esta liga, estaba DeMarcus Ware.

Tengo para mí que es eso lo que les llevó a deshechar cualquier oferta de traspaso por su #5 del draft y centrarse en escoger a su jugador favorito: Bradley Chubb.

Las posiciones de habilidad, de las que están tan necesitados, vieron como sumaban a Courtland Sutton (WR) y Royce Freeman (RB).

Alarmante, eso sí, la ausencia de refuerzos de importancia para la OL.

Detroit Lions - Notable

Que Matt Patricia no quiere que su equipo sea la broma en e juego de carrera que ha sido en los últimos años con Dave Caldwell es una evidencia. Bien que hace. Sus dos primeras elecciones lo demuestras: Frank Ragnow (C) y Kerryon Johnson (RB) han de poner punto y final a un estigma que dura ya demasiado tiempo.

Ojo que, además, las trincheras han podido encontrar a sendos contribuidores importantes en De'Shawn Hand (DT) y Tyrell Crosby (OT) ambos cazados bastante más abajo de lo que se esperaba de ellos.

Green Bay Packers - Sobresaliente

El perenne problema de la secundaria de los Packers igual ha desaparecido en un sólo draft. Tanto Jaire Alexander como Josh Jackson tienen capacidad para ponerse a jugar desde ya y acompañar a Kevin King, otro cornerback elegido en segunda ronda del año pasado.

Nada menos que once elecciones han sumado en el primer draft del general manager, Brian Gutekunsst, que además sacó toda una primera ronda del año que viene de los New Orleans Saints. Oro molido.

Para los amantes de los nombres singulares, es en los Packers donde jugará el receptor de Notre Dame Equanimeous St. Brown Y viendo quien le pasa balones, estoy seguro que escucharemos de él a menudo.

Houston Texans - Suficiente

Sé que no tenían grandes esperanzas en el draft al haber gastado la primera ronda de este año en DeShaun Watson, pero me resulta un poco extraño que la primera elección fuese en un safety, Juntin Reid, posición que habían atacado en la agencia libre con Tyrann Mathieu, y no en el tackle ofensivo, que es un punto de enorme necesidad para el equipo. Martinas Rankins, en tercera ronda, será el encargado de ese asuntillo.

Indianapolis Colts - Notable

Puede que no esté aquí el futuro de los Colts, puede que se echen a faltar elecciones sexys que pongan la cabeza del revés a los aficionados... pero estamos ante un draft que pinta a sensato, duro, estable y con sentido.

Desde Quenton Nelson (OG), para mi el mejor jugador de toda la promoción si no tenemos en cuenta posiciones en el campo de juego, a Kemoko Turay (DE), pasando por Darius Leonard (LB) o Braden Smith (OG) creo que han metido en la plantilla grandes jugadores de football estructurado y potente. Les falta chispa y locura, sí, pero igual esa no debe ser la prioridad en una franquicia en perpetua reconstrucción.

Jacksonville Jaguars - Notable

Qué feliz tiene que ser poder presentarse en un draft si excesivas necesidades en la plantilla. Así, puedes dedicarte a escoger por puro talento y no por aquello que te urge.

Taven Bryan (DT) en primera ronda es el epítome de lo anterior; porque la DL de los Jaguars no necesitaba ayuda para ser tremenda. D.J. Clark puede ser un receptor titular ya en este grupo y Ronnie Harrison (S), bueno, es una apuesta sin mucho riesgo por un físico que debería jugar mejor de lo que lo hace, esto es, que tiene un gran potencial.

Kansas City Chiefs - Suficiente

De seis elecciones, cinco fueron para la defensa. Las cinco primeras, además.

Normal. Los Chiefs eran una mala defensa el año pasado, y no han hecho sino perder efectivos en los últimos meses. Creo mucho en Armani Watts (S); en cuarta ronda puede ser un robo.

Los Angeles Chargers - Sobresaliente

Cuando consigues en el #17 a un jugador que yo creo que es top cinco, como es el caso de Derwin James (S), te pongo un sobresaliente. Es norma de la casa.

Las cuatro primeras elecciones para la defensa y, en concreto, con el foco en parar la carrera rival, algo que haría que Bosa e Ingram tuviesen aún más capacidad disruptiva. Inteligente aproximación. A ver qué tal los resultados.

Los Angeles Rams - Suficiente

Es injusto ésto, claro, que ellos ya habían usado sus elecciones del draft para hacer plantilla con Marcus Peters, Brandin Cooks y compañía. Con lo que les quedó no han escogido nada que me haga especial tilín, aunque con once jugadores nuevos algo de utilidad rascarán.

Miami Dolphins - Bien

No soy un especial fan de sus tres primeras elecciones, pero es evidente que ahí hay talento. Minakh Fitzpatrick (DB) les puede servir en numerosas posiciones de la secundaria, y no olvidemos que las defensas actuales juegan con cinco o seis de éstos de manera permanente. Mike Gesicki tiene hechuras de gran tight end y Jerome Baker es un linebacker con potencial. Pero... pero les pongo un pero a todos ellos. Veremos.

Minnesota Vikings - Notable

Durante cierto tiempo, creí que Mike Hughes (CB) acabaría siendo un top 15 de este draft. A pesar de tener un tamaño demasiado reducido para el puesto, su fiereza, competitividad y capacidad para el big play en torno a la pelota me tienen enamorado. Así que me parece un robo para una defensa como la de los Vikings que tiene a Rhodes y Smith como grandes estrellas de la secundaria y que añade, así, a un cornerback que les puede juegar en el slot o que, a las malas, les puede resultar de sustituto de Waynes.

La mayor necesidad que tenían estaba en la OL, y ahí encaja la elección de Brian O'Neill (OT). Los equipos que están hechos y que actúan así, una primera ronda en un lujo y una segunda en una necesidad, me suelen dejar muy contento.

New Engladn Patriots - Sobresaliente

Soy un enamorado de esta promoción de hombres interiores de la línea. Lo de Isaiah Wynn (OG) acompañado de Sony Michel (RB) en primera ronda me hace pensar en un muy diferente, y superior, juego de carrera este año por New England.

Elecciones como las de Christian Sam (LB) o Braxton Berrios (WR) parecen hechas casi a medida para esta plantilla.

Lo de Danny Etling (QB) no creo, a priori, que tenga gran importancia.

New Orleans Saints - Notable

Un equipo que ve un jugador que les encanta, que se lanza a por él de forma demencial, incluso hipotecando la primera ronda del año que viene, que están a escasos milímetros de la Super Bowl y creen que es ahora o nunca, tiene mi beneplácito. Eso es lo que hicieron los Saints con Marcus Davenport (DE). Mi duda es con el jugador en sí, al que veo aún verde, a pesar de su tremendo físico.

New York Giants - Sobresaliente

A ver, que no se me enfaden los de "con un #2 jamás se debe elegir a un running back". Entiendo el concepto. Y lo respeto.

Sólo que Saquon Barkley no me parece cualquier cosa. Que Eli Manning es titular indiscutible en este equipo. Que han sumado nada menos que a Will Hernández (OG) en segunda ronda para, con Nate Solder, cambiar la parte más comprometida de toda la plantilla, que van a tener un grupo de jugadores de ataque como pocas franquicias y que el juego de carrera era inexistente.

Si lo sumo todo, chapeau, Dave Gettleman. Aunque sea carísimo, en draft y en dienro asegurado para una posición que no lo paga en el mercado. Las normas tienen excpciones, y creo que ésta es una de ellas.

Lorenzo Carter (OLB) y B.J. Hill (DT) son elecciones muy interesantes y, así mismo, Kyle Lauletta (QB) tenía a muchos fans loquitos por sus huesos en el proceso pre-draft. Muy bien todo.

New York Jets - Sobresaliente

Con el #3 consiguieron al máximo favorito a ser #1. Y es quarterback. En los Jets. Fin de mi alegato.

A poco que Sam Darnold cumpla con lo prometido, un día glorioso para esta franquicia.

Oakland Raiders - Suspenso

La cantidad de decisiones sorprendentes en este draft por parte de los Raiders sólo compite con la cantidad de decisiones sorprendentes de los Raiders en la agencia libre.

Dios me libre de querer aparentar que se más, lo mismo, o a un millón de años-luz del football que sabe Jon Gruden. Pero vender el #10 por un precio tan irrisorio (una tercera y una quinta), hacerse con una promesa tan discutible como Kolton Miller (OT), gastar una tercera en Martavis Bryant en año de contrato, apostar por Arden Key (DE) cuando casi nadie lo hacía ya, quizás pagar de más por P.J. Hall (DT) y Brandon Parker (OT)... no sé.

El punto álgido es elegir a Maurice Hurst (DT) en quinta ronda, pues su talento es digno de primera, pero, de nuevo, cayó hasta ahí por sus problemas de corazón.

Philadelphia Eagles - Sobresaliente

Ya lo he dicho más arriba: los equipos sin obligaciones suelen tener drafts estupendos. ¿Cómo no?

Los Eagles vendieron la elección de primera ronda a buen precio a los Ravens. Luego le robaron la cartera a sus enemigos de los Dallas Cowboys adelantándoles para pillar al ,para mí, tight end con mayor potencial del draft en Dallas Goedert, amén de apostar por Josh Sweat (DE), otra promesa más que interesante.

Absolutamente nada que objetar.

Pittsburgh Steelers - Suficiente

Dos cosas sobre el draft de los Steelers que no entiendo.

La primera y más obvia es que no han resuelto el gravísimo problema que les supone la ausencia de Ryan Shazier en el medio de la defensa.

La segunda es Terrell Edmunds (S) en primera ronda, algo que se me escapa. 

Ahora bien, a partir de ahí creo que lo hicieron bastante bien. Se han quedado con la pareja dinámica que tantas tardes de gloria le dio a Oklahoma State, Mason Rudolph (QB) y James Washington (WR) y han sumado a dos jugadores en los que creo bastante como son Chukwuma Okorafor (OT) y Marcus Allen (S).

San Francisco 49ers - Bien

Ni frío ni calor me produce lo que han hecho los 49ers. Mike McGlinchey es el mejor tackle de este draft, así que bien en ese sentido, más aún si ya tenían previsto traspasar a Trent Brown, como evidentemente así era.

Dante Pettis (WR) como jugador de habilidad puede ser importante en los esquemas de Shanahan pero no es de mis favoritos.

Seattle Seahawks - Suspenso

Soy un defensor de Rashaad Penny (RB). Alguien con el tipo de producción en la NCAA tiene que ser un buen corredor en la NFL. Estoy seguro. Lo defendí con ardor en alguna que otra discusión. Ahora bien: eso es una cosa y otra que sea el segundo mejor running back de esta clase o que se mereciera una primera ronda. Y, más aún, en una defensa en reconstrucción como la de los Seahawks. Me parece un movimiento que roza el absurdo.

Sobre Shaquem Griffin: es una gran historia, la mejor del draft, pero está por ver cuanto ayuda a ganar partidos de football, que es de lo que va ésto.

Tampa Bay Buccaneers - Notable

Lo peor del draft de los Buccaneers fue el loro. Yo creo que eso es para sentirse felices.

Me gustan los jugadores y dónde fueron elegidos. Me gusta Vita Vea (DT) al lado de Gerald McCoy, me gusta Ronald Jones (RB) como sustituto de Doug Martin, me gusta Carlton Davis (CB) y en todo estos casos me gusta que no se haya sobrepagado por ellos eligiéndolos demasiado arriba para su valor.

Tennessee Titans - Sobresaliente

En mi opinión, en Rashaan Evans (LB) y Harold Landry (DE) han encontrado dos piezas sobre las que fundar el futuro de su defensa. Casi nada. Y en opinión de ellos también, que por eso subieron a por ambos. Decisión, valor, apuesta... me gusta.

Washington Redskins - Sobresaliente

Y cae otro sobresaliente, el último, por valentía. En este caso por dejarse de rumores, de dimes y diretes, y hacerse con Derrius Guice, un running back con un nivel muy superior al #59 en el que lo eligieron. No tengo ni idea de si el chico es inmaduro y les va a dejar tirados, como se sospecha en la liga, pero sí sé que en el campo es especial.

Si no se les vuelve en contra Guice, Da'Ron Payne (DT) y Tim Settle (DT) pueden conformar una promoción especial en Washington.