VOLVO OCEAN RACE

Echegoyen: "Mi mentalidad ahora ha cambiado para mejor"

La tripulante del 'Mapfre' reconoce que la dureza física y psicológica de la séptima etapa entre Auckland e Itajai y la respuesta del equipo le ha dado más confianza en si misma.

0
Echegoyen: "Mi mentalidad ahora ha cambiado para mejor"
Ugo Fonolla/Mapfre

La campeona mundial y olímpica Támara Echegoyen, trimmer del 'Mapfre' español, tras unos días de descanso, está ya preparando con la tripulación del barco la regata en puerto de mañana viernes en Itajaí (Brasil) donde el equipo defenderá el liderato de estas pruebas en puerto.

Hay que recordar que el quinto puesto en la séptima etapa entre Auckland e Itajaí les llevó a perder el liderato de la clasificación general de esta edición de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo por Equipos- y el domingo partirán en la octava etapa entre Itajai y Newport, segundos en la general a un punto del Dongfeng del francés Charles Caudrelier.

Echegoyen ha reconocido que: "La verdad es que unos de los principales objetivos durante el descanso era desconectar, porque la anterior fue una etapa larga y dura. Me fui a Chile, que está cerca y además es donde está viviendo mi hermano, así que fueron seis días de desconexión, nada de mar, nada de barco, mucha lectura y cargando pilas, porque todo será necesario para la siguiente etapa".

Ha añadido que: "La verdad es que la vuelta a Brasil ha sido intensa, había mucho trabajo que hacer y el equipo de tierra ha hecho un trabajo excelente. El barco ya está en el agua, ayer hicimos la regata de entrenamiento y pudimos probar todas las velas que queremos utilizar en la siguiente etapa y dejar todo preparado para la regata en puerto de mañana".

Respecto a la anterior etapa, ha comentado que: "La verdad es que fue muy dura, no sólo físicamente, sino también psicológicamente. Para regatistas como yo, que estamos en nuestra primera experiencia de vuelta al mundo, creo que ahora somos un poco más conscientes del tipo de competición que estamos haciendo, de los peligros que conlleva y sobre todo de que es un deporte extremo y debemos ser conscientes de ello".

"Mi mentalidad cambió un poco y ahora  creo que fue para mejor. Tengo más conocimiento y todavía más tranquilidad, porque después de haber pasado por situaciones tan difíciles y ver cómo el equipo responde y sabe lo que debe hacer es algo que te da confianza para seguir. Así que bueno, soy una Támara diferente", ha concluido.