Denver Broncos

Marquette King firma con los Denver Broncos por venganza

El punter, recientemente despedido por los Oakland Raiders, no esconde que quiere jugar dos veces al año contra su antiguo equipo.

0
Marquette King firma con los Denver Broncos por venganza
Dustin Bradford Getty Images

Es la venganza un sentimiento de lo más poderoso. Es Marquette King un personaje de lo más emocional (y divertido). Todo eso sumado nos da como resultado que el fichaje de un punter se convierte en noticia y en uno de los focos de atención de una rivalidad legendaria en la NFL. Pues mejor para todos, claro.

Marquette King ha firmado por los Denver Broncos. Tres años y siete millones de dólares, que está muy bien para su puesto, tienen la culpa. Salir despedido de los Oakland Radiers y acabar jugando para uno de sus rivales más reconocidos, un enemigo de división contra el que juegan dos veces cada año, tiene un ligero tufillo a vendetta. Ligero tufillo que se convierte en realidad absoluta en las palabras del propio protagonista, que no evita la cuestión y asegura que por supuesto que enfrentarse a su ex equipo es una de las motivaciones esenciales de su decisión.

King es un extraordinario punter. En sus cinco años en los Raiders ha conseguido un número de yardas neto por patada de 40,8. Es el único punter de la NFL que lo ha logrado en sus cinco primeros años en la liga. El año pasado logró su mejor marca con 42,7 yardas en esta estadística, además de dejar 156 patadas dentro de la yarda 20 y de haber concedido sólo 33 touchbacks.

El motivo de su despido no fue deportivo. Estaba el hecho de su alto salario, pues su sustituto será, con alta probablidad, un rookie sin draftear que jugará por el mínimo, menos de un millón de dólares al año. Y, también, el hecho de que es una personalidad complicada.

Amante de la comedia, de la provocación, ha sido sancionados con quince yardas en más de una ocasión por extralimitarse en la alegría y rozar el menosprecio. De hecho, es famosa su parodia de montar en pony cuando jugaba contra los Broncos, sus ahora Denver Broncos:

Todo ello llevó a Jon Gruden, nuevo entrenador de los Raiders, a cortarle sin tan siquiera reunirse con él. King ha explicado que nunca se encontró con Gruden, "sólo le he visto en anuncios de coches y esas cosas que él hace", con evidente desprecio por parte del jugador, que también ha señalado que "estoy encantado de verle ahora dos veces al año".

Marquette King va a un paraíso para los punters. Denver está a más de 1.500 metros de altitud y eso hace que la pelota vuele mucho, por lo que sus estadísticas seguirán siendo impresionantes, cuando no mejores a las actuales. Y, además, ha querido subrayar que también es un paraíso porque los Broncos son una organización que deja a sus jugadores ser ellos mismos, expresarse y pasárselo bien en el campo, sin las rigideces que parece querer imponer Gruden en Oakland.

Por eso, todos ganamos. Marquette King va a seguir siendo Marquette King, con la dosis de diversión que aporta en el campo un personaje como él; la rivalidad entre Broncos y Raiders añade un nuevo punto caliente; y podremos ver la cara de Gruden cada vez que King ponga el balón su yarda cinco.