Competición
  • Clasificación Eurocopa

Bucs y Giants consiguen lo que quieren con Pierre-Paul

NFL Traspasos

Bucs y Giants consiguen lo que quieren con Pierre-Paul

Bucs y Giants consiguen lo que quieren con Pierre-Paul

El traspaso del pass rusher muestra que en Tampa Bay se toman muy en serio su problema cazando quarterbacks y en Nueva York miran al futuro.

Los Tampa Bay Buccaneers son una franquicia relativamente estancada. Tras elegir en el número uno del draft a Jameis Winston hace ya tres años no han sido capaces de dar el paso adelante que les convierta en contendientes y, en gran medida, es por su ausencia de un pass rush digno de tal nombre. Los New York Giants tras una campaña de tres victorias, toda una anomalía en la historia de la franquicia, sólo pueden mirar al futuro.

Por eso ambos equipos hicieron un traspaso ayer que les ayuda en sus objetivos. Uno de esos movimientos en los que no puedes más que asentir y pensar que tiene sentido por todas las partes.

Jason Pierre-Paul, tras ocho fantásticos años en los New York Giants, jugará la temporada que viene para los Tampa Bay Buccaneers. Para hacerse con sus servicios, los Bucs mandaron a Nueva York una tercera ronda, algo nada barato. Además, los clubs intercambiaron sus cuartas rondas, por lo que los de Tampa Bay escogeran antes, en el puesto #102, que los Giants, que lo harán en el #108.

Los Buccaneers consiguieron 22 sacks en 2017, el equipo que menos quarterbacks cazó de toda la NFL. Es por eso que en esta offseason se han hecho con Vinny Curry, Beau Allen y, ahora, Jason Pierre-Paul. Entre los tres, sumaron 12,5 sacks en el mismo 2017. JPP sólo ya aportó 8,5. Son números gruesos que no indican gran cosa, evidentemente, pero sí que la línea defensiva de los Bucs va a ser mucho más poderosa en 2018. Va a ganar en capacidad, en talento, en experiencia y en profundidad, que es algo que echaban muchísimo de menos.

El precio pagado es alto. A la tercera ronda antes referida hay que sumar el contrato que heredan, que le impacta contra el espacio salarial en 12,5 millones de dólares, según la web Spotrac, y en 14,5 millones la temporada 2019 si es que se lo quedan, porque no tendrán ningún dinero muerto asociado al contrato.

Ese dinero muerto se lo comen los New York Giants, que se quedan con 15 millones de dólares en sus cuentas este año, y se ahorran 2,5.

Es eso lo que indica que el movimiento de los Giants es a futuro. Porque el ahorro no es excesivo. Lo que sucede es que una tercera ronda es muy golosa para un equipo que neceista ayuda en muchas posiciones.

El traspaso de Jason Pierre-Paul también sirve para abrir la Caja de Pandora de los rumores y las especulaciones de cara al draft. Los Giants tienen el #2 global y, dado que han perdido a un pass rusher, quizás quieran echar un ojo a Bradley Chubb, el defensive end con mejor prensa de los que se presentan al draft, y que podría ser una buena opción para el equipo.

¿Un quarterback estelar para suplir a Eli Manning, un running back tan especial como Saquon Barkley para un juego de carrera que lleva desaparecido demasiado tiempo, un OL como Quenton Nelson que seguro que enamora a alguien tan amante de las trincheras como el general manager Dave Gettleman, un pass rushers como Bradley Chubb ahora que ya no tienen a JPP? No vamos a tardar en saberlo.

0 Comentarios

Normas Mostrar