NFL Agencia Libre

Los cinco peores contratos de la agencia libre

Los cinco peores contratos de la agencia libre

El sobrepago está a la orden del día en el mercado de la NFL, pero hay algunos equipos a los que se les ha ido la mano para fichar a sus preferidos.
Dallas Cowboys vs Indianapolis Colts en vivo: NFL, Semana 15

Por definición, en la agencia libre de la NFl se sobrepaga por el producto. La liga es bastante férrea en sus normas, lo que suele significar que los mejores jugadores nunca ven el mercado. La ventaja es de los equipos. Por eso, cuando alguno sale a la luz, la puja por ellos se vuelve disparatada, y los grandes fichajes de hoy son los cortes sorprendentes del año que viene. Ahí va mi top cinco de peores contratos de este periodo

Sam Bradford, QB, Arizona Cardinals

En esencia, 20 millones de dólares por este año de contrato, con una salida digna el año que viene si el asunto no funciona. Cierto que con unos seguros notables para el equipo en caso de lesión, sí, pero no deja de ser una apuesta un poco extraña, porque Sam Bradford lleva demasiado tiempo siendo una incógnita como para ganarse un contrato tan alto en una sola anualidad.

De hecho, ¿contra quién pujaban los Arizona Cardinals? Da la sensación de que este contrato podría haberse hecho con bastante menos dinero por parte del equipo, y todos tan contentos.

Jordy Nelson, WR, Oakland Raiders

Un jugador muy venido a menos, con una temporada desastrosa a cuestas, y la sensación de que las lesiones le han llevado a una cuesta abajo pronunciada.

Es entendible que se pueda apostar por él, porque ha sido muy grande, y porque nunca se puede asegurar que alguien ha llegado al final de su vida útil. Pero eso es una cosa, y otra asegurarle 13 millones de dólares en un contrato de dos años y 15 millones totales. Es un sinsentido.

Además, da la sensación, si lo sumamos al fichaje de Doug Martin, que en los Raiders actuales tiran más por los nombres que por los rendimientos. Mal asunto.

Nate Solder, OT, New York Giants

62 millones de dólares por cuatro años, 34,8 garantizados. Guau. Sencillamente, guau.

Es evidente que la NFL tiene un problema en las líneas ofensivas y, más concrétamente, un déficit notable de talento en la posición de left tackle. Así que todo titular que llega a la agencia libre tiene ofertas maerantes.

Pero Solder hace tiempo que no es élite, nunca ha jugado la Pro Bowl, y se ha llevado el mayor contrato visto en su posición.

Sin duda, el fallo de los New York Giants a la hora de fichar al guard Andrew Norwell les ha llevado a un estado de pánico que les ha obligado a pagar esta enormidad, pero... buff.

Star Lotulelei, DT, Buffalo Bills

¿Casi 25 millones garantizados por un jugador que apenas te rinde en los terceros downs? Es una enormidad. Quizás la unión de Brandon Beane, general manager de los Buffalo Bills, y Sean McDermott, entrenador, con su antiguo equipo, los Carolina Panthers, ha ido demasiado lejos en este caso.

Malcolm Butler, CB, Tennessee Titans

Más de doce millones de dólares al año por un jugador que no disputó la Super Bowl por, hasta que se diga lo contrario, motivos deportivos. Aquello pudo ser excesivo por parte de Bill Belichick, y bien lo pagaron los New England Patriots, pero convertirlo en un top ten, al menos en salario, de la posición es algo completamente disparatado, Tennessee Titans.