Los cinco mayores chollos de la agencia libre

NFL Agencia Libre

Los cinco mayores chollos de la agencia libre

Los cinco mayores chollos de la agencia libre

Algunos equipos han conseguido hacerse con jugadores a un precio que ni ellos mismos esperaban en plena locura del mercado de la NFL.

En plena locura de la agencia libre de la NFL, algunos equipos han conseguido hacerse con chollos a unos precios impensables. Estos son los cinco casos que más me llaman la atención:

Drew Brees, QB, New Orleans Saints

Este artículo no puede empezar con otra persona ni con otro contrato. Drew Brees tendrá sus 39 añazos encima, pero sigue siendo absoluta élite del puesto supremo de esta liga.

Así que quedarse con 27 millones de dólares garantizados en un contrato de dos años y un máximo de 50 millones de dólares es una absoluta ganga. De hecho, rechazó bastante más dinero de los Minnesota Vikings. Más incluso del que le acabaron dando a Kirk Cousins, algo que tienen toda la lógica del mundo porque son dos quarterbacks de ligas diferentes. Y eso no es debatible.

Así que Brees le ha hecho un último favor a los Saints con este contrato. Eso les lleva a poder reforzarse con los fichajes de Demario Davis o Patrick Robinson para la defensa, y aspirar al anillo.

Tyrann Mathieu, S, Houston Texans

Un sólo año y sólo siete millones de dólares. Parece una broma para el Honey Badger.

Sin embargo, tiene todo el sentido del mundo si nos fijamos en que el jugador lo que quiere es demostrar a la liga que las lesiones no le han quitado la capacidad para ser estelar en la NFL. Si lo consigue, si juega bien desde principio de año, no es descartable en absoluto que le veamos firmar una extensión gigantesca allá por octubre o noviembre. O que pase de ella y vuelva a la agencia libre con una capacidad negociadora muy superior.

Lo que es seguro es que los Texans apenas arriesgan nada por el potencial de un jugador diferencial.

Sheldon Richardson, DT, Minnesota Vikings

Lo mismo se puede decir de los Minnesota Vikings y Sheldon Richardson. Un solo año y ocho millones de dólares. Por lo tanto, estamos ante otro caso de escasísimo riesgo y enorme potencial. Tanto para el equipo... como para el jugador, que sabe que tiene esta temporada para demostrar a la NFL que es el mismo defensive tackle que parecía un perenne candidato a ser Pro Bowler cuando jugaba en los New York Jets.

Dion Lewis, RB, Tennessee Titans

El mercado de running backs es escaso, ya lo sé, pero que los Titans se hayan llevado a Lewis por 5,75 millones de dólares garantizados es todo un triunfo de la gerencia.

Lewis podrá alcanzar los 20 millones en cuatro años, que es poco para el potencial que ha demostrado. Cierto que con cuentagotas, pero en esta agencia libre ha habido corredores con bastante menos nivel que han hecho más caja.

Además, llegará para acompañar a Derrick Henry, que será el verdadero caballo de batalla y de los golpes de los downs duros, mientras que él será usado en esquemas más abiertos, más ágiles, con la intención de ser parte de la nueva option que Mike Vrabel pretende instalar. Bárbaro este fichaje para los Titans.

Michael Crabtree, WR, Baltimore Ravens

Crabtree se ha llevado 21 millones por tres años, con 11 millones garantizados. Todo ellos números menores que el resto de fichajes de receptores en la agencia libre. Pero incluidos los casos de Albert Wilson o Marqise Lee.

Es más: es el dinero, el asegurado y la duración que los propios Ravens le iban a dar a Ryan Grant que, de manera sorprendente, no pasó el examen físico con el equipo justo cuando los Raiders cortaban a Crabtree...

El ex de Oakland tiene 30 años, sí, y unos números por año que poco menos son los mismos que los de todos los nombrados anteriormente... juntos.

0 Comentarios

Normas Mostrar