Los Tennessee Titans cortan al corredor DeMarco Murray

Tennessee Titans

Los Tennessee Titans cortan al corredor DeMarco Murray

Los Tennessee Titans cortan al corredor DeMarco Murray

La actuación de su compañero Derrick Henry en el partido de playoff frente a los Kansas City Chiefs le convirtió en un lujo innecesario.

El pasado día de Reyes, el 6 de enero de 2018, comenzaban los playoffs de la temporada 2017 de la NFL y un partido destacaba entre todos los que se iban a jugar ese fin de semana: el Kansas City Chiefs - Tennessee Titans. Probablemente destacase por ser el que menos interés despertaba, sí, es cierto, pero no es menos cierto que en aquel duelo pasaron cosas que pueden ser cruciales en la temporada 2018.

Una es que los Titans ganaron por sorpresa y fueron los catalizadores de un cambio profundo en los Chiefs, quizás dando un empujón al traspaso de Alex Smith a los Washington Redskins y la salida de Kirk Cousins al mercado ¿quién sabe? Otra es que los Titans vieron que tenían más potencial del que se creían, y decidieron despedir a Mike Mularkey para buscar un perfil de entrenador más agresivo, caso de Mike Vrabel, para implementar un ataque más acorde a la modernidad, al quarterback que tienen, Marcus Mariota, y a las ideas que han hecho campeones a los Philadelphia Eagles.

Y, colateralmente a eso, sirvió para que el periplo de DeMarco Murray en la franquicia llegar a su fin.

Los Titans han cortado al que fuera corredor estelar de la NFL y no puedo evitar pensar que la decisión, que probablemente era inevitable, como la de Alex Smith, tuvo su refrendo final aquel día.

Porque en la victoria de los de Tennessee lució en todo su esplendor Derrick Henry. El antiguo heisman Torphy de Alabama había estado a la sombra de DeMarco en 2016, le había ido comiendo todo el terreno posible en 2017 y en el partido de playoff contra los Chiefs corrió en 23 ocasiones para 156 yardas, una enormidad, ante los ocho acarreos de Murray para 46 yardas.

Se acabó, claro. Un corredor mucho más joven, 24 años frente a 30, y mucho más barato, 1,5 millones frente a 6,5, en un esquema nuevo en el que el primero va a tener mucha más importancia. Y eso sin contar que en 2017 Henry amasó 4,2 yardas por carrera mientras Murray se quedó en 3,6. Sencillamente, no hay ni color ni duda de que esto podía pasar.

No deja de ser un momento emotivo para la franquicia, claro. No se debe olvidar de que DeMarco Murray llegó en 2016 a los Titans, proveniente de los Philadelphia Eagles, y se salió: 1664 yardas y una invitación para la Pro Bowl. En 2017 estuvo limitado todo el año por molestias en los abductores.

Ahora mismo, DeMarco Murray es agente libre. El mercado de corredores de 30 años es escaso, y barato. Pero tendrá ofertas para seguir. Chris Ivory, de 29 años y mucho menos pedigrí, por ejemplo, acaba de firmar por 2,75 millones de dólares con los Buffalo Bills. Por edad y condiciones estará en una lista similar a la de Doug Martin o Jonathan Stewart, en un escalón por debajo de los Dion Lewis, Isaiah Crowell o Carlos Hyde, que pintan como los running backs más requeridos a partir del miércoles que viene, cuando se abra la agencia libre.

0 Comentarios

Normas Mostrar