Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Liga Holandesa
FINALIZADO
Twente Twente TWE

2

Heracles Heracles HCL

3

Philadelphia Eagles

Los problemas de los Eagles para mantener el equipo campeón

Los problemas de los Eagles para mantener el equipo campeón

Philadelphia es una de las plantillas de la NFL que peor encaje tienen con el espacio salarial y eso llevará a tomar decisiones poco agradables.
Clemson vs Alabama, National Championship en vivo: NCAA

Los Philadelphia Eagles afrontan una postemporada compleja. Están diez millones de dólares por encima del espacio salarial disponible para la campaña 2018 y han de tomar decisiones difíciles para solventar ese problema. Claro, que con un anillo de campeones de la Super Bowl en el dedo las cosas se ven de manera diferente, y las medidas dolorosas que vienen se van a entender. Si el precio a pagar por ganar la NFL es tener que cortar a algunos de los héroes, sea.

El caso es que no pueden mantener a la banda unida para un segundo rodeo. No en el mismo estado, al menos, porque las normas de la liga son estrictas en cuanto al espacio salarial y virtualmente todo equipo campeón ha de pasar por este tipo de ajustes. Nunca ninguna plantilla es idéntica de una temporada a otra.

Lo primero que tienen encima de la mesa Howie Roseman, general manager de la franquicia, y su grupo de empleados es el de quedar por debajo del límite salarial. Antes de plantearse renovar a sus agentes libres, antes de acudir al mercado a hacer algún fichaje, antes de mirar a quién elegir en el draft, tienen que hacer hueco.

Para ello tienen varias opciones. Las dos primeras parecen muy obvias: Torrey Smith y Vinny Curry.

El receptor es practicamente seguro que no continuará. Ocupa cinco millones en el espacio salarial y no se le adeuda ningún garantizado. Teniendo en cuenta que el equipo ha ampliado el contrato a Alshon Jeffery y que Nelson Agholor no ha dejado de crecer, Smith será cortado y liberará esos cinco millones.

En cuanto a Curry, no es tan evidente que sea cortado como que pueda ser traspasado o que acepte una rebaja de salario y una reestructuración de contrato. Lo que parece imposible es que se mantenga contando once millones contra el límite salarial, como está ahora. Es un jugador que tiene valor; 29 años, decente pass rusher, clave en una DL potente... pero también demasiado caro si lo comparamos con Derek Barnett, su sustituto natural en la plantilla y aún en contrato rookie. Si es cortado o traspasado, los Eagles se ahorrarán cinco millones. Y si acepta una rebaja, probablemente una cantidad similar.

Por eso, con Smith y Curry fuera de las cuentas, los de Philadelphia volverían al par del límite salarial. El siguiente en la lista sería Brent Celek; el estupendo, y admirable, tight end tiene 33 años y sólo un millón asegurado de los cinco de su salario. Zach Ertz es el amo de la posición en el equipo, así que su lugar es más bien redundante.

Otro jugador en riesgo de ser despedido es el linebacker Mychal Kendricks. Su adiós aliviaría las cuentas de los Eagles en más de cuatro millones de dólares. Si sumamos el 1,5 millones que ha abierto la retirada del punter Donnie Jones.

Todo ello sumado pondría al equipo unos diez millones de dólares por encima del límite salarial y, entonces sí, podrían plantearse renovar a sus agentes libres más necesarios, sobre todo a Nigel Bradham, Trey Burton y Patrick Robinson. Dos de ellos, porque lo cierto es que difícil ver a estos hombres con un valor de mercado inferior a los cinco millones de dólares y, aunque podrían hacerles contratos que cargaran los salarios en años posteriores, realmente en Philadelphia tendrían el mismo problema en las siguientes campañas. No olvidemos que en un par de años hay que pagar una millonada a Carson Wentz...

Hay muchas más formas de crear espacio salarial. Pueden plantearse reestructurar el contrato de Lane Johnson, que está por encima de los 12 millones de dólares, traspasar a Nick Foles, que traería al equipo estupendas elecciones del draft y otros cinco millones de alivio, hablar con Rodney McLeod acerca de sus emolumentos... pero parecen decisiones más desesperadas.

Es por todo ello que se avecinan tiempos tristes para los Philadelphia Eagles. Decirle a jugadores que han sido parte del primer triunfo en la Super Bowl de la historia de la franquicia que ya no se cuenta con ellos no es fácil.