Jacksonville Jaguars

El muy inteligente contrato que los Jaguars firmaron a Bortles

El muy inteligente contrato que los Jaguars firmaron a Bortles

El equip de Jacksonville apenas si corre riesgo alguno en la renovación de su quarterback, a la par que se asegura tres años de sus servicios si así lo desean.
Kansas City Chiefs vs Los Ángeles Rams, NFL; partido en vivo

Blake Bortles, quarterback de los Jacksonville Jaguars, es una figura polarizante en la NFL. Levanta encendidos debates entre dos bandos enfrentados y entre los que no existe el término medio: o estás con los que piensan que es malo o estás con los que piensas que es muy malo. Por eso cuando el equipo amplió el contrato del jugador este fin de semana por 54 millones de dólares y tres años hubo quien se llevó las manos a la cabeza y quien estalló en carcajadas. Y, sin embargo, lo cierto es que los Jaguars hicieron lo que tenían que hacer, y con unas condiciones estupendas para sus intereses.

Porque la elección primaria del equipo de Jacksonville era continuar con Blake Bortles como quarterback titular del equipo en 2018. Nada más y nada menos. Ni mirar a años vista, porque el jugador no ha demostrado poder ganarse ese derecho, ni pensar como un equipo en reconstrucción porque, eh, que nadie lo olvide, estamos hablando de los finalistas de la AFC. Es por eso que las alternativas a Bortles tendrían que estar en la agencia libre y no en el draft, pues con el número #29 que tienen no se puede aspirar a conseguir un QB que sirva para luchar por el anillo de inmediato.

Y en la agencia libre los quarterbacks se pagan. Una barbaridad. Así que han decidido por quedarse al suyo. Y, siendo así, lo que tenían que lograr era un acomodo económico que dejase contento a Bortles y, a la vez, no les atara una piedra al tobillo del espacio salarial ni de lo que pueda ser el equipo en temporadas venideras.

Blake Bortles iba a cobrar 19 millones de dólares en 2018 debido a la ampliación de quinto año de su contrato rookie. Con el nuevo contrato pasa a cobrar 18 millones de dólares por temporada, con 26,5 millones garantizados. El jugador, por lo tanto, se ha asegurado cobrar siete millones más de los que tenía.

Por el lado de los Jaguars consiguen recudir el impacto en el espacio salarial a tan sólo 10 millones en 2018, algo que necesitaban, y, en caso de cambiar de dirección, podrían cortar al jugador en 2019 adeudándole sólo siete millones y, eso sí, contando 16 contra el espacio salarial. En cristiano: se alivian económicamente esta temporada, se aseguran a Bortles hasta 2020 a un precio razonable, pueden escapar del contrato ya en 2019 si no se sienten cómodos. Todo cuanto podían soñar, pues.

Los Jacksonville Jaguars de 2018 seguirán siendo un equipo que tiene un quarterback discutido y discutible. Lo que es indiscutible es que el equipo se ha cubierto las espaldas sin hipotecas futuras y, a la vez, ha mantenido el rumbo que les ha llevado a ser finalistas de la AFC, mientras que Blake Bortles se ha ganado 26 millones de dólares cuando hace un año era dudoso que tuviese algo más que un contrato de jornalero en la NFL acabados sus cuatro años de control rookie. Han ganado todos.