Competición
  • Clasificación Eurocopa

La gran semana del jugador franquicia en la NFL

NFL

La gran semana del jugador franquicia en la NFL

La gran semana del jugador franquicia en la NFL

Los equipos tienen, desde mañana, la posibilidad de retener a uno de sus agentes libres sin tener que negociar un contrato a largo plazo con él.

Desde mañana 20 de febrero, y hasta el 6 de marzo, los equipos de la NFL tienen la potestad de usar la etiqueta de "jugador franquicia" con uno de los integrantes de su plantilla que acabe contrato. Con esta artimaña consiguen que ese jugador no acuda a la agencia libre y lo puedan retener un año más. No es sin contraprestación, claro, porque lo que ofrece esa etiqueta es un contrato de un año, absolutamente garantizado, que paga al jugador lo mismo que la media de los cinco mejores de la liga en su posición, y un 20% más por cada año en el que sean considerados "jugador franquicia".

Se trata de un recurso que se usa para evitar perder a tipos que son estrellas, o muy válidos al menos, aunque aún no se haya llegado a un acuerdo a largo plazo con ellos antes de que comience la agencia libre, el próximo 14 de marzo. A algunos les parece bien (vease Kirk Cousins, uno de los mayores ganadores en los negocios de la NFL de los últimos tiempos) y a otros muy mal, como al primero de los jugadores que voy a citar en la siguiente lista de los más probables "jugadores franquicia" de esta temporada.

Le'Veon Bell, RB, Pittsburgh Steelers

El año pasado, Bell jugó con los Steelers con un contrato ffranquicia. Le pagó 12 millones de dólares, pero no le gustó nada. Cree que merece un acuerdo a largo plazo que le de dinero digno de running back y wide receiver, a la vez, y está dispuesto a llegar hasta el final para ello.

El general manager de los Steelers, Kevin Colbert, sabe que tiene aquí una patata caliente. El "franchise tag" le daría la friolera de 14 millones de dólares asegurados a Bell, amén de una excusa para perderse la pretemporada y no firmar hasta llegado septiembre, así como tenerle enfadado todo el año. El objetivo es conseguir ese contrato de cinco años, sí, pero con la táctica negociadora de Bell, muy dura, no será fácil, así que lo primero será evitar que pueda acudir al mercado de la agencia libre.

DeMarcus Lawrence, DE, Dallas Cowboys

El precio del contrato franquicia para los defensive ends sobrepasará los 17 millones de dólares. Los Cowboys no van a tener mucha más opción que dárselos a Lawrence porque las dos alternativas que restan son darle mucho más a un jugador que ha dejado dudas a lo largo de su carrera, salvo esta última temporada, o perderlo. Ninguna de ellas es creíble.

Ziggy Ansah, DE, Detroit Lions

En parecida situación que los Cowboys se hayan los Lions con Ansah. Está por ver lo que opina el nuevo entrenador, Matt Patricia al respecto. En los Patriots formó parte de un equipo que no andaba con muchas zarandajas a la hora de perder pass rushers puros, así que habrá que esperar a ver su filosofía al respecto.

Case Keenum, QB, Minnesota Vikings

Los Vikings han lanzado señales muy contradictorias con su puesto de quarterback. Si van en serio a por Kirk Cousins evidentemente no pueden usar el "franchise tag" con Keenum porque no tendrían espacio salarial para hacerlo. Pero si la operación Cousins es sólo un globo sonda, y no quieren comprometerse con Keenum con un contrato de QB franquicia, lo más lógico es que quieran un año más con el sorprendente titular de esta campaña y ya veremos el marzo que viene.

Allen Robinson, WR, Jacksonville Jaguars

Robinson no ha sido parte del año de resurrección de la franquicia porque se lesionó en la semana uno. Aún así, ha sido uno de los mejores jugadores de ataque, sino el mejor, en los últimos tiempos por Jacksonville. No es sencillo saber como se ha recuperado de la rotura de ligamentos que sufrió, así que los Jaguars podrían darle un año más de prueba en vez de dejarle marchar o hacerle un contrato largo.

Kyle Fuller, CB, Chicago Bears

Un caso interesante éste. En teoría, entrando en su quinto año de contrato rookie y habiendo sido primera ronda, Fuller tendría que estar asegurado en los Bears. Pero no. El general manager de la franquicia, Ryan Pace, no consideró oportuno garantizarle el quinto año de contrato y se ha encontrado con que el cornerback ha tenido una temporada estelar. Ahora tendrá que pagarle a toda prisa.

Andrew Norwell, OG, Carolina Panthers

El mejor hombre de la OL de los Panthers no puede ver el mercado, por el bien del equipo. El año pasado se pagaron a algunos guards dinero de tackle, y en la temporada hemos visto como algunos de ellos se volvían estrellas y jugadores esenciales en grandes equipos, grandes equipos. Usar el "franchise tag" en un jugador interior de la línea no es habitual, porque se le paga por la media de la unidad y no la posición, es decir, que podría cobrar unos 14,5 millones de dólares por un año, pero no les va a quedar otra. Al menos como puente hasta lograr el contrato largo que ambas partes quieren.

0 Comentarios

Normas Mostrar