Puente Genil
19
FIN
38
Barcelona

BALONMANO

Paseo azulgrana en su visita a la cancha del Puente Genil

Tardó en romper el partido, pero acabó doblando en el marcador al equipo local en un partido sin historia

0
Los campeones del Barça, homenajeados.

El Barcelona cumplió el expediente en Puente Genil (19-38) en un partido en el que acabó doblando al Angel Ximénez-Avia pese a que le costó romper el encuentro, dado que no fue hasta cuanto minutos del descanso cuando logró marcar diferencias hasta el 10-16 del asueto.

El partido arrancó con el dominio de los porteros sobre los ataques. A las paradas de Ristovski respondía Alvaro de Hita con auténticos paradones hasta el punto que sólo el infalible N'Guessan llevaba al Barcelona a dominar, pero únicamente con un gol de ventaja.

En ataque era Novica Rudovic el que se encargaba de mantener a su equipo en el encuentro, y es que a los hombres de Xavi Pascual les costó lo suyo coger la primera renta de dos tantos, que llegó con el 5-7 a doce de descanso.

Con todo los cordobeses se mantuvieron sobrios hasta el 7-8, momento en el que entraron en juego los campeones de Europa Entrerríos y Valero Rivera para con un parcial de 0-4 lanzar a los culés, apoyados en una serie de buenas paradas del macedonio Ristovski que llevaron a romper el partido hasta alcanzar la máxima ventaja al descanso, 10-16.

El asueto no parón el ciclón iniciado por los blaugranas en los minutos finales de la primera, para darle continuidad tras el paso por vestuarios y elevar el parcial a 4-12, con quince paradas del meta macedonio que rozaba el sesenta por ciento de efectividad, para poner un clarificar 12-23 a veinte del final.

Las continuas pérdidas de balón de los locales y los mortales contragolpes culés hicieron aún mayor la ventaja para un Barcelona que no levantaba el pie del acelerador que llevaron a Valero Rivera a convertirse en el máximo goleador a la par que su equipo doblaba (18-36) al Ximénez a tres del final, circunstancia que mantuvo con el definitivo 19-38.