LaLiga 1,2,3
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

CSKA CSK

-

NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

107

Golden State Warriors GSW

86

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

138

Atlanta Hawks ATL

93

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

116

San Antonio Spurs SAS

111

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
john_isner John Isner John Isner
-

Browns, 49ers y Jets, dispuestos a asaltar la agencia libre

NFL

Browns, 49ers y Jets, dispuestos a asaltar la agencia libre

Browns, 49ers y Jets, dispuestos a asaltar la agencia libre

Las franquicias de Cleveland, San Francisco y Nueva York cuentan con mayor espacio salarial que nadie y una oficinas dispuestas a gastarlo.

La NFL entra en esa extraña fase de la temporada en la que la agencia libre y el draft coinciden. No os penséis que dura mucho. Un mes, más o menos. En unos días tendremos a los chicos que se presentan al proceso de selección de rookies dándolo todo en Indianapolis en la Combien mientras que los general managers hacen encaje de bolillos para poner su espacio salarial en orden de cara a fichar a los agentes libres que hay disponibles esta temporada.

El 14 de marzo se abre de manera oficial la temporada 2018 y ese día empezarán a llover los contratos multimillonarios a los agraciados. Pocos días después, la liga pasará a modo draft de forma absoluta. Es por eso que sólo tenemos este mes para que ambos acontecimientos, que definen la offseason de la NFL y conforman el gran meollo de cómo serán los equipos la próxima campaña, coincidan en el interés general.

Lo primero es lo primero. Para acercarse a la agencia libre con buenas condiciones, las franquicias se van a pasar este mes reestructurando contratos. Moviendo bonus por firma, garantizados, ampliaciones y demás ingeniería financiara que les permita liberar la cantidad de dinero que pueden ofrecer a los jugadores que quieren fichar. Es una labor dura y que necesita de grandes expertos que no se atrapen las manos en dinero muerto a futuro.

En esta carrera cuatro equipos que parten este año con gran ventaja. Son los Cleveland Browns, los San Francisco 49ers, los New York Jets y los Indianapolis Colts. Éstos últimos estrenan entrenador y su general amanger, Chris Ballard, ha estado ciertamente ocupado estos días tratando de arreglar el entuerto en el que les metió la marcha atrás de Josh McDaniels como para haber dado ninguna pista acerca de sus intenciones.

Los otros tres, no obstante, ya han dejado claro que su objetivo es gastar como si no hubiera mañana, apreciación que suele ser bien cierta en un equipo de la NFL.

Los que más dinero tienen son los Cleveland Browns. La cifra es una estimación, pues aún no sabemos el límite salarial exacto, que rondará los 178 millones de dólares, ni las reestructuraciones de las que hablaba antes, pero es más que posible que tengan 110 millones de dólares para gastar. Esta enormidad les da, literalmente, para ofrecer lo que quieran a quien quieran. Y John Dorsey, el nuevo general manager, ha dejado muy claro que lo va a hacer porque, al contrario que sus antecesores en el puesto, no quiere espacio salarial ni elecciones en el draft sino jugadores. Esperad de ellos una actividad descomunal.

Le siguen los San Francisco 49ers aunque, evidentemente, ya se han dejado un pellizco monumental en Jimmy Garoppolo, al que le han dado 27,5 millones de dólares por año. Aún con eso, les restan fácilmente más de 50 millones de dólares por gastar y es de esperar que sean agresivos.

Los New York Jets no sólo tienen mucho dinero libre, sino que en el horizonte no les aparecen grandes estrellas a las que pagar en breve, así que ni siquiera tienen que guardar para el par de temporadas que vienen, algo que les libera aún más con respecto a los 80 millones de dólares que se estima que puedan disponer a su antojo a partir del 14 de marzo. Es por eso que, en mi opinión, están un paso por delante del resto de la competencia por firmar a Kirk Cousins: los Jets si pueden hacerle el quarterback más rico de la historia sin que eso les suponga un dolor de cabeza en su nómina. No es algo que pueda decir, por ejemplo, los Denver Broncos.

En la parte baja de este ranking, es decir, aquellos que peor lo tienen para cuadrar sus cuentas, están los Philadelphia Eagles, sin margen alguno de movimiento (aunque hoy les importe bien poco, claro), los Miami Dolphins, los Pittsburg Steelers y los Kansas City Chiefs. Todos ellos, como he dicho antes, se enfrentan a despidos, cortes, nuevas estructuras de contrato para sus jugadores y una intensa labor de despachos en los próximos días.

0 Comentarios

Mostrar