Los jugadores jóvenes rescatan de la crisis a la Liga Asobal

BALONMANO

Los jugadores jóvenes rescatan de la crisis a la Liga Asobal

Bazán, un joven emergente, y Morros, que se irá a París.

ALFONSO REYES

DIARIO AS

Se mantiene la emigración de los mejores, y de hecho los internacionales Morros y Fernández se irán; los jóvenes llegan más preparados

Madrid

En cinco temporadas y media el Barcelona no ha perdido más que tres puntos: una derrota en Logroño, y luego 133 triunfos seguidos hasta el empate en Guadalajara, con una racha increíble de 136 partidos seguidos sin perder. Desde la desaparición del Atlético de Madrid no tiene oposición en la Liga, lo cual le hace más sencillo ganar en casa, y más complicado vencer fuera, en Europa, por la falta de competencia.

La crisis en el balonmano llega a su quinta temporada consecutiva: menos presupuesto, menos equipo competitivos en Europa, más fugas de los jugadores nacionales, menos estrellas en nuestra Liga. Y, sin embargo, es evidente un aumento del nivel de la competición en general, con más incertidumbre y un mayor interés de los aficionados en la lucha por...el segundo puesto.

La Asobal prácticamente está formada por equipos de ciudades pequeñas. De hecho, sólo Barcelona, Valladolid y Vigo, de los que tienen equipo en la Liga, están entre los 20 municipios más poblados de España. Por eso un equipo como el Cangas de Morrazo, con una población inferior a los 25.000 habitantes puede sobrevivir en la Asobal sin llegar a los 400.000 euros de presupuesto, casi quince veces menos que el dinero que maneja el Barcelona, que por el fichaje del islandés Palmarsson se ha gastado un millón de euros esta temporada.

La revelación de la temporada es el Guadalajara, que ocupa la segunda posición en la tabla, y de las diez capitales de provincia en la Liga es la sexta, con menos de 90.000 habitantes, Juega en un pabellón con una capacidad de 2.000 espectadores, es decir, para un 2,5 por ciento de la población, y duda en dar el salto a un Pabellón superior, para 5.000 espectadores, porque eso supone un 6 por por ciento de los habitantes de la ciudad. Pontevedra (Teucro), Zamora, Cuenca y Huesca son las otras capitales con menos población que Guadalajara, y los cuatro equipo se mueven prácticamente en la misma afición fiel: entre los 1.000 y 1,500 seguidores por partido.

Al Atlético Valladolid se le podría pedir más público, pero la realidad es que en la capital castellana la oferta deportiva es tremenda: el fútbol, el rugby, el baloncesto con un pasado espectacular... Y luego hay ciudades con una tradición de años en la Liga, como es el caso del Ademar de León, el equipo con mejor media por partido de seguidores, casi siempre por encima de los 2.000 y que aspira a tener su propio pabellón de balonmano del que sólo puede presumir el Barcelona y el Anaitasuna de Pamplona, El Granollers es otro con tradición, tanta que juega en un Pabellón Olímpico.

Entre los 360.000 euros del Cangas y el millón del Logroño y del Ademar se mueven la mayoría de los equipos (salvo el Barcelona, con presupuesto Champions) por eso la competencia es tremenda entre los equipos, y por eso la incertidumbre en cualquier pista está asegurada. Pero ha supuesto la fuga de los talentos nacionales, a las primeras ligas europeas, sí, pero también a segundas divisiones (el Cangas ha perdido a sus últimas estrellas contratadas en la categoría B francesa). De hecho, para la próxima temporada se anuncian las marchas de los internacionales Ángel Fernández (Logroño), al Kielce polaco, y Viran Morros (Barcelona) al PSG. De hecho, la mayoría de la Selección actúa fuera de España.

Sin embargo, la crisis también ha coincidido con buenas generaciones de talentos nacionales, que acaban el 2017 como campeones del Mundo júnior, y subcampeones mundiales juveniles. Ese salto de calidad lo explicaba también el seleccionador Isidoro Martínez: "Ahora los mejores jóvenes juegan con hombres ya curtidos, y no acusan como antes el jugar contra selecciones cuyos jugadores estaban en sus categorías nacionales más altas". Es decir, los jóvenes tienen calidad y llegan antes a puestos de responsabilidad. De hecho, con menos de 21 años Chema Márquez lleva más de 300 goles en una temporada y media, como máximo goleador nacional. De hecho, jugadores como Ledo, Dani Dujsebaev, Márquez, Gómez, Bazán y Odrizola ya han pasado por la Selección absoluta y en el verano de 2017 eran júniors.

0 Comentarios

Normas Mostrar