Power Ranking NFL

Power Ranking NFL Semana 15: La fractura está hecha

Si el campeón de la Super Bowl no sale de los diez primeros de la siguiente lista, la temporada 2017 sería una de las más sorprendentes imaginables.

0
Power Ranking NFL Semana 15: La fractura está hecha
Joe Nicholson USA TODAY Sports

Tengo la sensación de que la pasada semana fue la de la ruptura total entre los verdaderos aspirantes al anillo y aquellos que ni en sus mejores sueños pueden pensar que la Super Bowl está a su alcance. Ni siquiera están clasificados todos para playoffs, y bien sé que las sorpresas en este deporte, en esta liga, abundan, así que esto es escupir al cielo. No obstante, allá vamos: si el campeón no sale de los diez primeros de este Power Ranking, me parecería un sorpresón mayúsculo...

...

... ya, no he arriesgado mucho aquí, no.

1- Philadelphia Eagles 12-2 (=)

Los pongo aquí arriba convencido, conste. Pero no puedo evitar estar preocupado con esta defensa. Seahawks, Rams y Giants, en tres semanas seguidas, les han expuesto notablemente, y no creo que nadie vaya a poder ganar este año sin una defensa suprema. Mucho más que el cambio de Wentz a Foles, que de momento (de momento) se ha hecho sin traumas, es la bajada de nivel en el otro lado del balón lo que me tendría ojo avizor.

2- New England Patriots 11-3 (sube 1)

La imponente presencia de Rob Gronkowski, y una rigurosidad espartana que hace que en los momentos decisivos estén plenamente colocados y preparados por encima de sus instintos individuales (ved la jugada que decide el partido contra los Steelers, ved como están en su sitio cuando los de Pittsburgh parecen pollos sin cabeza), han sido la clave en su última victoria. En otras será Brady, o Lewis, o un cuarto down de carrera parado, o un field goal perfecto, o un retorno a la yarda treinta en la prórroga, o... será, no os quepa duda. El Equipo, con E mayúscula.

3- Minnesota Vikings 11-3 (sube 1)

En los últimos partidos en los que se ha enfrentado a Antonio Brown, Odell Beckham Jr., Julio Jones y A.J. Green, Xavier Rhodes les ha dejado en menos de cien yardas. Es un dato espeluznante que habla de la categoría de uno de los mejores cornerbacks de la lig... no, esperad, que igual no me he explicado bien: en menos de cien yardas sumando a los cuatro, menos de cien yardas combinadas. Oh. Esto... Oh. Ah. Hum. No, sí...

4- Los Angeles Rams 10-4 (sube 1)

He aquí la pregunta más dura que he formulado jamás en la elaboración de un Power Ranking. Queridos seguidores de los Rams, si os doy a elegir sólo a un jugador, a quién os quedáis ¿Aaron Donald o Todd Gurley? Realmente, la respuesta es sencilla, pero dolorosa, porque Gurley es uno de los mayores espectáculos de la NFL actual. Y un muy serio candidato a MVP. Sin embargo, Aaron Donald es el MVP ddel año. Y de ahí no me bajo.

5- Pittsburgh Steelers 11-3 (baja 3)

Ocho Pro Bowlers pueden ser excesivos. Bueno, lo son. Sin duda. Convendremos, no obstante, que el ataque es una cosa muy seria y que es justo que sea reconocido. Ahora bien, si eso es así, si su ataque es espectacular, quiero que Mike Tomlin me explique como demonios se le ocurre la táctica del tres y fuera anterior al drive ganador de los Patriots. Es impresionante tal falta de imaginación, de valor, en una situación en la que un primer down te da la victoria del año. Me parece imperdonable. Y es seguro, seguro, que la defensa no les va a salvar en playoffs.

6- New Orlenas Saints 10-4 (=)

Quiero verles este fin de semana contra los Falcons. Quiero verles con la temporada en juego, con el título de división en sus manos, y en su Dome. Quiero verles no porque necesite reafirmarme en que son un equipazo y están preparados para todo, no, quiero verles por el placer que me produce este equipo ante un partido tan bravo y porque espero que Kamara esté en el campo todo el rato, y no como hace dos semanas contra la misma Atlanta. El cuento será diferente.

7- Jacksonville Jaguars 10-4 (sube 1)

Bueno, pues ya tenemos la certeza de que el tercer equipo en discordia en la AFC son los Jaguars. Una defensa que concede menos de quince puntos por partido es, siempre, un seguro de vida en cada partido. Ramsey y Bouyé han sido elegidos para la Pro Bowl y me alegro mil, porque me parecen la mejor pareja de cornerbacks de la liga.

8- Carolina Panthers 10-4 (baja 1)

Voy a decir una crueldad enorme. Sois seguidores de la NFL, así que sé que seréis capaces de entenderla y afrontarla. Puedo entender que Cam Newton tenga una carrera no muy larga porque, recuperando su estilo de juego original, se va a llevar enormes palizas. Puedo entenderlo porque este juego es así. No puedo entender que Ron Rivera quiera evitarlo porque, lo siento, sin esa faceta el juego de Newton sería vulgar. Y los Panthers no serían aspirantes a nada. Es un claro caso de mucho riesgo, mucho, y mucho beneficio. Y así es este juego. Me alegra mucho verle desencadenado. Y lo que dure, duró.

9- Atlanta Falcons 9-5 (=)

Llega la hora de la gran verdad para este equipo. Es del que menos me fío de estos diez de cabeza. De hecho, lo que me hace temerles de verdad no es el juego demostrado, sino el haber jugado la pasada Super Bowl; son un equipo taimado. Claro que todo puede cambiar en estas últimas dos semanas: visita a New Orleans y partido en Atlanta frente a Panthers. Una victoria y están dentro. Viendo su nivel, no será fácil.

10- Baltimore Ravens 8-6 (sube 2)

La gran historia de mitad de temporada para acá en esta franquicia es Alex Collins. En los últimos siete partidos ha pasado cinco veces de las 15 carreras; En los séis primeros sólo llego a ellas en una ocasión. El afianzamiento del chico ha llevado a tener un verdadero juego de carrera y, con él, un equipo que mete miedo. Viejo como los caminos, verdad siempre.

11- Detroit Lions 8-6 (sube 2)

Pasito a pasito, hacia su segura eliminación a las puertas de playoffs, o en la primera ronda de los mismos. Es difícil ser más predecibles. Lo de que los equipos son reflejo de sus entrenadores me parece una apabullante verdad que, como es norma en estos Lions, en Detroit son los primeros en cumplir cum laude.

12- Dallas Cowboys 8-6 (sube 2)

Retorna Zeke a un equipo que ha cumplido con su obligación de seguir vivos para el partido contra los Seahawks, marcado a fuego en el calendario desde que se supo de la ejecución de la sanción como el verdadero Rubicón de la temporada de Dallas. Es justo decir que ambos llegan de capa caída y que, Zeke o no Zeke, las opciones de entrar en postemporada de ambos son muy escasas.

13- Seattle Seahawks 8-6 (baja 3)

Dijo Earl Thomas que Bobby Wagner, renqueante, no debería haber jugado el partido contra los Rams porque, por bueno que sea, el estar lesionado hace que sea un lastre para el equipo y que los suplentes podían hacerlo bien. Es una verdad como un templo que debería extenderse por toda la liga. No le sentó bien al fabuloso linebacker, por cierto, que mandó al safety a ocuparse de sus asuntos. Bueno, Bobby, ser barridos del mapa por los Rams son sus asuntos también.

14- Buffalo Bills 8-6 (sube 1)

Si se os ocurre un guión más dramático me avisáis: la franquicia que más tiempo lleva sin oler playoffs en las cuatro grandes ligas norteamericanas, la única que no ha estado en postemporada en el siglo XXI, se juega todas sus opciones contra el mejor equipo de todos estos años de sequía, una de las dinastías más importantes de la historia del deporte, en casa de estos últimos y con necesidad de ganar para asegurar el título divisional y el bye de primera ronda. Qué miseria.

15- Kansas City Chiefs 8-6 (sube 3)

Se escucha, a menudo, aquello de que el mes de septiembre es la verdadera pretemporada de la NFL y que los partidos de ese mes no tienen mucho que ver con lo que vemos luego el resto del año. Puede ser verdad. Sin embargo, los resultados cuentan tanto como los de diciembre y, por eso, un equipo que se tambalea y que empezó 4-0 tiene pie y medio en playoffs.

16- Los Angeles Chargers 7-7 (baja 5)

Y, con las mismas, un equipo que estaba como un cohete, pero empezó 0-4, no puede permitirse un sólo error en la hora de la verdad. Los Chargers jugaron a un nivel similar al de los Chiefs durante dos cuartos y medio. Luego cometieron dos "Chargadas" clásicas, una de Rivers y otra de Ekeler, y se metieron en un problemón gigantesco. Eso sí: no están eliminados. No me parece descabellado que ganen los dos partidos que les queden y, ahí, las carambolas para entrar en playoffs no son descabelladas en modo alguno.

17- Tennessee Titans 8-6 (baja 1)

Y no son descabelladas porque el equipo decepción de esta parte final de la campaña, los tristes Titans, se nos están deshaciendo como un azucarillo. Si hay algo que no puede permitirse un equipo que pretende basarse en la carrera, las trincheras y la defensa es ser inconsistente. Y lo son. Muy poco fiables. Perder de forma seguida con Cardinals y 49ers cuando estás peleando por playoffs es imperdonable. Y miro a su banquillo, y no me gusta lo que veo.

18- Green Bay Packers 7-7 (baja 1)

El Cid ganaba batallas después de muerto. Aaron Rodgers es un deportista tremendo, un quarterback de época, uno de los mejores que jamás ha jugado en la NFL. Y, seguro, no es el Cid. Este proyecto merece ser repensado. La temporada es descorazonadora para todos aquellos implicados en la construcción y gestión de esta franquicia. Sólo Rodgers es una certeza.

19- Oakland Raiders 6-8 (sube 1)

Resulta hasta dolorosos de ver los numerosos errores que cometen semana tras semana. El duelo contra los Cowboys llegó a un punto, sobre todo al principio, en que parecía un concurso de ellos.

20- Washington Redskins 6-8 (sube 2)

Y, por tercera temporada consecutiva, los Washington Redskins van a acabar el año sin saber si darle la gran morterada a Kirk Cousins o no. En el entretiempo, se la van dando a cachitos (cachazos, cachísimos) merced al contrato de jugador franquicia. Patada a seguir hasta donde llegue. Que no es muy lejos, la verdad.

21- Miami Dolphins 6-8 (baja 2)

¿Qué equipo es más de verdad, el que se planta ante los New England Patriots y les saca del campo a gorrazos, o el que va a Buffalo y ni se entera de la película? Yo estoy completamente perdido con este grupo. No sé nada de ellos ni creo que existan en mi misma realidad.

22- Arizona Cardinals 6-8 (baja 1)

Dijo esta semana Steve Keim, a la sazón general manager de los Arizona Cardinals, que está profundamente decepcionado con la temporada y que decir que vienen cambios gordos en primavera es quedarse muy corto. No sé lo que esperaba, no sé lo que piensa hacer, no sé si tiene razón en estar tan enfadado... sólo sé que quiero que mi general manager piense así ante una campaña por debajo del 50% de victorias. Siempre.

23- San Francisco 49ers 4- 10 (sube 3)

¡Garoppolos días! ¡Garoppolas tardes! ¡Garoppolas noches!

24- New York Jets 5-9 (baja 1)

Si le faltaba algo a Todd Bowles para ser considerado uno de los entrenadores del año es posible que lo haya alcanzado con la decisión de apartar a Muhammad Wilkerson del equipo. En una temporada tan dura, tan complicada, habiendo superado las expectativas, compitiendo exactamente igual de duro con Bryce Petty como QB que como con Josh mcCown (el partido contra los Saints lo demuestra, a mi entender), hacer que tu mejor jugador no participe de esto por indisciplina es un puntazo.

25- Denver Broncos 5-9 (sube 4)

En plena debacle absoluta, éste equipo ha encontrado un clavo al que agarrarse. Se vio contra los Colts como se vio contra los Jets. No hay que olvidar que, aún con todo, son élite en la liga en yardas concedidas. Brock Osweiler jugó muy bien. No tenía pensado volver a escribir esta frase en toda mi vida.

26- Cincinnati Bengals 5-9 (baja 2)

Bandera blanca. Bandera blanca absoluta. Antes del encuentro contra los Vikings se dijo que Marvin Lewis había decidido, de mutuo acuerdo con la franquicia, dejarlo a final de año. Luego lo negó, pero el equipo decidió que era un buen partido para guardarle sesenta minutos de silencio y respetuosa quietud. Hoy podemos hacer bromas y pedir la cabeza de este señor, clamar que todo se acabó, pero en marzo, o a mitad e febrero, habrá que hacer un homenaje a quince años magníficos.

27- Chicago Bears 4-10 (baja 2)

Es una lástima lo anticuados que parecen los planes de juego de los Chicago Bears. Tienen piezas y recursos para jugar de otra manera y, más importante, para obtener otros resultados. Pintan anquilosados y retenidos con freno de mano. No es justo para estos chavales.

28- Tampa Bay Buccaneers 4-10 (=)

Esta semana perdieron con los Falcons. La que viene perderán con los Panthers y, en la Jornada 17, perderán con los Saints. Jueces absolutos en la NFC Sur: absolución gratis para todos sus rivales.

29- Houston Texans 4-10 (baja 2)

Oh, sorpresa, en un equipo que pierde muchos partidos parecen malestares entre el general manager y el entrenador. Qué cosas. Parece que Rick Smith y Bill O'Brien no se tragan y que quieren separarse. El problema es que ambos quieren quedarse con la casa y los hijos, esto es, en los Texans. Que DeShaun Watson, unánime en la consideración de salvador de la franquicia (...) (...) (...), haya dicho que le encantaría seguir jugando con O'Brien es una pista muy seria.

30- Indianapolis Colts 3-11 (=)

Andrew Luck volverá y verá si se opera o no. Hasta que no sepamos la respuesta a esa duda, todo lo que ocurra en esta franquicia es secundario.

31- New York Giants 2-12 (=)

¿Y si Eli Manning no se va de los Giants? Intrigantes las palabras de John Mara, dueño del chiringuito, cuando dijo, de manera nada intrigante, que "sí" ante la pregunta por sus preferencias acerca del quarterback jugando en 2018 para su franquicia. No tengo ni idea de si es deseo o condición impuesta al futuro tandem de general manager/entrenador. Bien estaría que los escogiera por su talento y les dejase trabajar en paz, sin imposiciones. John Elway también pide esto mismo, por cierto, aunque por otro motivos...

32- Cleveland Browns 0-14 (=)

El proyecto ha fracasado, despidan a Hue Jackson, Paul DePodesta y Sashi Brow... no, esperad: despidan a Hue Jackson y Paul DePodesta. Ahora. Cierto revuelo porque John Dorsey haya dicho que el anterior régimen valoraba más los jugadores potenciales (elecciones de draft) que jugadores reales. Y que eso se acabó. Y, bueno, 0-14. No hace falta insistir mucho en que esta plantilla es un desastre, aunque tenga algunos buenos jugadores, que solo faltaba no tener ninguno. El problema es que una plantilla tiene que tener muchos; y buenos suplentes; y buenos veteranos; y una clase media potente; y un presupuesto equilibrado y gastado; y no tiene nada de eso.