Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

Dallas Cowboys

Chris Jones, el punter más valiente e insensato de la NFL

Chris Jones, el punter más valiente e insensato de la NFL

Cary Edmondson

USA TODAY Sports

Durante el Cowboys-Raiders, el punter de Dallas arrancó a correr en una genial jugada de engaño sin que se lo hubieran ordenado desde la banda.

Señores, desconecten por un momento. Vacíen su cabeza de playoffs durante unos minutos. Aparquen la preocupación por si su equipo se clasifica o no; si lo hace en el primer puesto o en el último, descansando en la wild card o perdiendo el factor cancha; si está media plantilla lesionada o que si los árbitros roban... ¡Pues claro! ¡¡¡Narices!!! ¿Pero es que ha habido alguna vez en que los árbitros no hayan robado? ¡¡Está en su naturaleza!! Como si viajáramos por el metro con la cremallera del bolso abierta.

Más allá de playoffs, victorias o derrotas, vemos football porque es muuuuuy divertido. ¡Es brutal! Pasan cosas increíbles que jamás podríamos imaginar. Y lo mejor es que encontramos héroes en el rincón más inesperado, en la posición más denigrada... ya que, en el fondo ¿qué narices es un punter?

Hay pocas posiciones menos agradecidas que la de punter. Para empezar, casi siempre les vemos actuar mirando la pantalla de reojo, esperando que den la dichosa patadita para ir corriendo al cuarto de baño, a coger otra cerveza o a hacer palomitas en el microondas. La calidad de un punter casi siempre nos llega de oídas. El mejor es tal o cuál, el que sea, porque lo dice todo el mundo. Un especialista que da patadas altísimas para que los gunner sean capaces de llegar al retornador antes de que controle el balón, y que es capaz de dejar el balón muerto pegadito a la 'goal line', pero sin atravesarla, en un malabarismo imposible según las leyes de la física.

Más allá de usar sus pies, poca cosa se le puede pedir a un tipo que pesa 20 kilos menos que sus compañeros, corre varios kilómetros por hora más lento, no sabe cómo placar y lleva menos protecciones que ningún otro jugador sobre el campo. De hecho, cuando vemos un retorno exitoso siempre estamos pendientes de la aparición del punter, como posible víctima, viejecita atropellada en un cruce, cuando en un ataque de insensatez decide que es el último obstáculo de su equipo e intenta frenar al talgo pendular que se le viene encima. No me los estoy inventando. Todos tenéis en la cabeza la imagen de algún punter saliendo por los aires o aplanado sobre el suelo después de plantarse delante del retornador de turno.

Ese no es el caso de Chris Jones, el punter de los Cowboys, un tipo con los cojones más grandes que el caballo de Espartero, que al principio nos caía simpático, pero que, poco a poco, se está convirtiendo en un espectáculo en sí mismo. Su última hazaña la habéis visto todos hace solo unas horas, cuando durante el partido que enfrentó en el 'Sunday Night' a Dallas y a los Raiders, saltó al campo a 4:45 del final del tercer cuarto, con el marcador empatado a 10, para dar la patada a un balón que se había quedado atascado en su propia yarda 24 tras un triste tres y fuera.

El 'long snapper' lanzó el balón para que Jones lo cogiera en su propia yarda 10, una posición bastante comprometida. El jugador, como suelen hacer todos los punters, agarró la pelota con las dos manos, lo contempló con ese gesto de deseo que solo pueden poner los punters, como si fuera un trozo de tarta a punto de ser devorado, bajó los brazos para iniciar el gesto de la patada... y echó a correr. Como alma que lleva el diablo. Como si no hubiera mañana. Con el reloj detenido y el tiempo suspendido en un agujero de gusano. Y se coló entre unos y otros como si fuera Todd Gurley para recuperar las 14 yardas del snap y otras 24 más. Primer down de vuelta al ruedo, dos orejas y rabo.

'; return ret; } var checkNews = function() { if (news == '') { $('.loader-div').fadeIn(); $.ajax({ url: "/masdeporte/js/infinito/nfl.js2", //url: "/futbol/js/infinito/primera.js2", method: 'get', dataType: 'json', async: false, }).done(function(data) { news = data.news; promos = data.promos; $('.loader-div').fadeOut(); }).error(function() { $('.loader-div').fadeOut(); }); } return (news != ''); } $(window).scroll(function() { if ($(window).scrollTop() >= $(document).height() - $(window).height() - $('footer').height()) { if (checkNews()) { var publiPositions = new Array(); idPubli++; var bloque = loadNew() + loadNew() + loadNew() + loadNew() + loadNew() + loadNew(); // A (0) //$('#infinite_news').append('
' + bloque + '
'); publiSuperior = '
'; var publiPos = new Array(); publiPos['type'] = 'as_lat_03'; publiPos['where'] = "publi_"+idPubli; publiPositions.push(publiPos); idPubli++; publiInferior = '
'; var publiPos = new Array(); publiPos['type'] = 'as_lat_02'; publiPos['where'] = "publi_"+idPubli; publiPositions.push(publiPos); idPubli++; $('#infinite_news').append('
' + bloque + '
'); // LDB $('#infinite_news').append('
'); var publiPos = new Array(); publiPos['type'] = 'as_sup_01'; publiPos['where'] = "publi_"+idPubli; publiPositions.push(publiPos); try { publi_AS_genera_banner(publiPositions); } catch(e) { } // PV window.DTM.trackEvent(DTM.events.SCROLLINF); btnShare.reinit(); } } }); });

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.