Los Packers salvan los muebles ante los Cleveland Browns

Green Bay Packers

Los Packers salvan los muebles ante los Cleveland Browns

Los Packers salvan los muebles ante los Cleveland Browns

Jason Miller

AFP

El equipo de Green Bay fue a remolque todo el partido y necesitó de la prórroga, y un par de clamorosos errores de sus rivales, para seguir vivos.

Cuando Aaron Rodgers vuelva a jugar al fútbol americano se va a encontrar con su equipo preparado para ser liderado hacia los playoffs. Lo que parecía un imposible en plena racha de derrotas se ha convertido en realidad tras la victorias de los Green Bay Packers ante los Cleveland Browns por 27 a 21.

Con este triunfo los Packers se ponen 7-6 por récord en la temporada y, aunque es cierto que lo sigue teniendo difícil, siguen vivos en la pelea por entrar en los playoffs.

Y viendo como fue la tarde lo cierto es que pueden dar gracias a todo lo que se les ocurra.

Porque lo cierto es que el equipo jugó mal y fue superado por los Browns durante la mayor parte del encuentro. El equipo de Cleveland, que sigue sin ganar un sólo partido en esta temporada 2017, estuvo por delante, y dominando, gracias a un DeShone Kizer que dejó algunos pases estupendos y a un Josh Gordon que demostró que nos perdimos durante sus tres años de ausencia casi completa de los campos.

Lo que pasa es que a la hora de la verdad los Browns cometieron dos errores monumentales. Uno fue en equipos especiales, con un retorno en el último drive de tiempo reglamentario en el que tuvieron placado al retornador hasta en cuatro ocasiones y en las cuatro se les escapó para dar una oportunidad al ataque de Brett Hundley de anotar el touchdown del empate, algo que el propio quarterback logró.

El segundo, y aún más grave, fue del propio Kizer en la prórroga. En el primer drive del tiempo extra se negó a aceptar un sack y lanzó un balón dividido al aire que cualquiera pudo coger. Conociendo la historia reciente de estas dos franquicias es evidente quien se hizo con la posesión.

Los Packers, por supuesto, que en campo de los Browns se dedicaron a sentenciar el partido.

El equipo de Green Bay sabe que tiene que ganar los tres partidos que quedan para meterse en playoffs. Con Aaron Rodgers a los mandos, algo que está a punto de suceder, no se puede dudar de que tendrán opciones. Y si entran en postemporada de esta manera serán temidos a lo largo y ancho de la NFC.

Los Cleveland Browns, por su parte, acariciaron la primera victoria de la temporada justo la semana en que despidieron a su general manager, Sashi Brown. El resultado, no obstante, fue el de casi siempre en esta era: la derrota.

0 Comentarios

Mostrar