Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Milan MIL

-

Anadolu Efes IST

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Final ATP World Tour
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Lanús Lanús LAN

-

DETOCHO

Llegó la hora: Los pronósticos para la semana 13 de la NFL

Llegó la hora: Los pronósticos para la semana 13 de la NFL

Abbie Parr

AFP

El panorama de la Conferencia Nacional, particularmente en la división Sur, podría cambiar por completo este domingo.
¿Cuándo juega México sus partidos de la Serie del Caribe 2019?

Ciudad de México

Mark Sanchez lo describió a la perfección durante una entrevista en 2014: “Nueva York es una prensa sensacionalista. Eres el mejor o el peor. No hay un punto medio. No existen los jugadores promedio. O eres un vago o eres Babe Ruth, Derek Jeter o Joe Namath”.

Porque solo en Nueva York, Joe Namath o Eli Manning están en el mismo nivel del “Bambino”.

Ahora Eli Manning va a la banca y el mundo quiere estallar. Eso se debe a Nueva York y al mundo de las redes sociales, que crean la sensación de que se le está faltando el respeto a Joe Montana, cuando en realidad se trata de Elisha Nelson Manning.

De acuerdo, 210 inicios consecutivos en un deporte con un índice de lesiones del 100% son algo impresionante, pero también estamos hablando de un tipo con marca de 110-100, que ha encabezado la liga en intercepciones tres veces y que está a 35 días de cumplir los 37 años de edad. Algún día tenía que suceder.

Claro, no hay nada más grande en el deporte estadounidense que darle un título a Nueva York y Manning obtuvo dos, sobre los poderosos Patriotas nada menos. Y aunque en su repisa están los dos trofeos de MVP, Michael Strahan, Osi Umenyiora, Plaxico Burress, David Tyree y Mario Manningham tienen tanto o más que ver con esos campeonatos que el propio Manning. Lo siento, pero alguien tenía que decirlo.

Manning verá un juego desde la banca, no es el fin del mundo. Es un buen tipo, es sumamente respetado alrededor de la liga, y definitivamente no es la peor opción que podrías tener detrás del centro. Pero no es Cal Ripken Jr., no es Tom Brady o Kobe Bryant.

Lo que le sucedió a Manning sucede todo el tiempo en el deporte y con nombres mucho más importantes que el de Eli.

Michael Jordan tuvo algunos juegos de suplente en su último año con los Wizards, Derek Jeter, Barry Bonds, Magic Johnson, Franco Harris, Jerry Rice, Adrian Peterson todos comieron pino. Sin mencionar que al mismo Peyton Manning se lo hicieron… dos veces.

Tampoco es que salir por la puerta de atrás, como se vislumbra que le suceda a Elisha, sea una novedad.  No recuerdo alguna ceremonia de retiro de Jorge Posada o Bernie Williams, dos miembros del famoso Core Four de los Yankees. Se acabó tu contrato y muchas gracias. Alex Rodríguez y Bonds, aunque por distintas razones, tuvieron salidas poco menos que ceremoniosas. ¿Quién es Eli Manning para evitar un destino similar?

Es un buen quarterback con altas muy altas y bajas muy bajas. Definitivamente no es un Hall of Famer de primer ingreso. Que eso no se olvide.  No seamos como Nueva York.

Ah, eso de desahogarse se sintió bien. Ahora, los pronósticos de la semana 13.

Vikings (9-2) en Atlanta (7-4): Antes de su actual racha de seis triunfos consecutivos, y siete de los Vikings en total, Case Keenum tenía un registro como titular en su carrera de 11-17. Tomemos un minuto para pensar en eso.

Listo. Ahora, Keenum está al frente de uno de los equipos más encendidos, y más importante aún, consistentes de la NFL. Un conjunto balanceado, bien entrenado y con playmakers en ataque y defensa. Eso facilita mucho el trabajo.

A simple vista, los Vikings parecen tenerlo todo para hacer una carrera profunda en enero. ¿Qué les falta? Por principio de cuentas, demostrar su carácter. En lo que va de temporada no hemos podido ver cómo responden ante la adversidad. Apenas tienen tres juegos decididos por siete puntos o menos (dos de ellos ante los Lions) y solo uno con diferencia de menos de tres unidades.

Claro que a todo el mundo le gusta ganar cómodamente, pero eso simplemente no sucede en playoffs, y menos cuando no tienes experiencia.

Ahí es donde se pone interesante. Aunque sabemos que la experiencia más valiosa de Atlanta en postemporada es dejar escapar grandes ventajas, también sabemos que han tenido muchos más juegos apretados de los que les gustaría tener, incluyendo dos triunfos con la última ofensiva. Valiosas lecciones.

Para muchos equipos, incluyendo Atlanta, los playoffs ya comenzaron y no hay margen de error. Recuperan a Devonta Freeman y parece que finalmente se reestableció la conexión entre Matt Ryan y Julio Jones, con lo que ahora son la mejor ofensiva en tercer down de toda la NFL.

Concedido, Minnesota es la quinta mejor defensiva de la liga, pero Kirk Cousins les anotó 30 y Matt Stafford otros 23 en sus últimos dos juegos fuera de casa. El viaje a Atlanta no será cómodo, y el regreso será incluso menos placentero. Falcons por 3.

Eagles (10-1) en Seattle (7-4): Malditas, malditas lesiones. Sé que son parte del juego y jamás, bajo ninguna circunstancia, deben ser utilizadas como excusa. Pero vaya que hubiera sido un deleite ver a estos Eagles contra Sherman, Chancellor, Avril y el Hospital General de Seattle.

Philadelphia ha tenido apenas dos partidos contra equipos que actualmente gozan de marca ganadora, la derrota ante Chiefs en la semana 2 y el triunfo ante los Panthers tres domingos después. Así que la veracidad de ese portentoso registro de 10-1 en realidad no ha sido puesta a prueba.

El juego del lunes, incluso con todas las lesiones de Seattle, es una verdadera prueba para los Eagles y el ataque más prolífico de la NFL. Para los Seahawks los playoffs ya empezaron y no estarían en una situación de tal urgencia si no hubieran desaprovechado sus últimos dos juegos en casa, en donde cayeron por seis puntos combinados ante Redskins y Falcons.

Aún con todos los problemas en su línea ofensiva, los Seahawks han demostrado que pueden poner puntos en la pizarra. Wilson sigue siendo un artista del escape y si es capaz de mantener las cadenas en movimiento le facilitaría mucho el trabajo a su defensiva.

Pero los 22 puntos en promedio de los Seahawks por partido no parecen ser suficientes contra un equipo que ha anotado menos de 22 una sola vez en la campaña, y fue en la derrota en Kansas City 27-20. Eagles por 6.

Panthers (8-3) en New Orleans (8-3): Los Saints iniciaron su racha de ocho victorias en fila con una paliza en la casa de los Panthers en la semana tres. Esa cadena de triunfos se rompió el domingo pasado en Los Ángeles, pero New Orleans aún mira a todos hacia abajo en el Sur de la NFC.

Es lógico que ahora los Panthers quieran devolver el favor en New Orleans, y de paso derribarlos de la cima divisional. Claro que querer no siempre es poder.

A un equipo con Sean Payton y Drew Brees nunca le va a faltar confianza, mucho menos bajo el domo. Pero no estaría de más ser un poco más cautelosos el domingo en casa. Ahora son los Panthers los que vienen encendidos y la defensiva de los Saints, aunque sigue siendo sólida, ha permitido 57 puntos en sus últimos dos partidos después de admitir 49 totales en los cuatro previos.

No es que Carolina sea un ejemplo de verticalidad, pero sí tienen 80 puntos a favor en sus últimas dos victorias y más importante aún, posee la segunda mejor defensiva contra la carrera, un lujo cuando te enfrentas a Mark Ingram y Alvin Kamara. Ojalá y solo fuera eso para Carolina.

También hay un tal Brees, futuro miembro del Salón de la Fama, que es más que capaz de tomar el juego en su brazo derecho si no funciona el ataque terrestre. No hay mejor oportunidad para recobrar la confianza, y el control de la NFC Sur, que en casa y ante un rival divisional al que le puedes complicar todas sus aspiraciones. Saints por 8.

 Y para que no se duerman, los TurboPicks:

Redskins (5-6) en Dallas (5-6): En las películas siempre ganan los Vaqueros, pero en las películas a los Vaqueros no les suspendían a las pistolas. Redskins por 8.

Patriots (9-2) en Buffalo (6-5): Digamos que me falta valor para dar la sorpresa de la semana. Patriots por 3.

49ers (1-10) en Chicago (3-8): Partido ideal para una tortura tipo “Naranja Mecánica”. Bears por 3.

Buccaneers (4-7) en Green Bay (5-6): Porque nunca es tarde para reaccionar desproporcionadamente a lo que viste la semana previa... Packers por 4.

Texans (4-7) en Tennessee (7-4): Con Deshaun Watson, los Texans les metieron 57 a los Titans. Con Tom Savage, me sorprendería que logren 17. Titans por 7.

Broncos (3-8) en Miami (4-7): ¿Podemos poner el domingo a jugar a John Elway y Dan Marino? ¿En serio, qué es lo peor que podría pasar? Denver por 2

Chiefs (6-5) en NY Jets (4-7): Estos ya empiezan a parecerse a unos Jefes que yo tenía (¿tengo?). Jets por 3.

Colts (3-8) en Jacksonville (7-4): Me deprime saber que Blake Bortles es el mejor quarterback del partido. Jaguars por 11.

Lions (6-5) en Baltimore (6-5): Joe Flacco tiene puntería de storm trooper, pero cobra como Darth Vader. Lions por 2.

Browns (0-11) en LA Chargers (5-6): Los Browns son ese tipo que domingo a domingo le escribe “te extraño” a su ex, y domingo a domingo lo dejan en visto. Chargers por 12.

Giants (2-9) en Oakland (5-6): Sin Eli, sin Bechkam, sin Marshall, sin Cooper, sin Crabtree... sin ratings. Raiders por 6.

Rams (8-3) en Arizona (5-6): Jared Goff lleva una pistola a una pelea de cuchillos con Blaine Gabbert. Rams por 10.

Steelers (8-2) en Cincinnati (5-6): Charles Manson nació en Cincinnati. Es todo lo que necesitan saber. Steelers por 12.

Eliminator/Survivor: Chargers. Esto de ir contra los Browns es casi como hacer trampa.

La semana pasada: 11-5

En la temporada: 108-68