BALONMANO | MUNDIAL FEMENINO

Guerreras renovadas con los ánimos de siempre

Este viernes arranca el Mundial con el Alemania-Camerún (19:00, TDP). España debuta el sábado ante Angola (20:30, TDP) en la nueva etapa de Carlos Viver.

0
Guerreras renovadas con los ánimos de siempre
RFEBM / JL RECIO

España viajó este jueves a Alemania, donde el sábado (20:30, TDP) debuta en Trier en el Mundial de Alemania frente a Angola. Hoy mismo se abrirá el telón con el duelo inaugural entre las anfitrionas y Camerún en Leipzig. La expedición española, que interviene por novena vez en el torneo, lo hace de la mano de Carlos Viver, que reemplazó a Jorge Dueñas, quien durante más de diez años llevó a las Guerreras a sus éxitos más importantes: dos platas europeas, un bronce mundial y otro bronce olímpico. Ahora se abre una nueva etapa.

En la nueva era hay un lavado de cara notable en la Selección, hasta el punto de que han viajado siete debutantes a un torneo de tanta envergadura, aunque algunas ya estaban en la órbita y habían tenido actuaciones puntuales: Silvia Arderius, Jennifer Gutiérrez, Maitane Etxeberria, Paula García, Almudena Rodríguez, Ivet Musons y Seynabou Mbengue, júnior de 19 años, inicialmente invitada que se ha quedado en el grupo.

Eso sí, los descartes más notables son las salidas de Marta Mangué, icono del balonmano con sus 300 partidos internacionales, y Macarena Aguilar, la central de los éxitos. Sólo tres jugadoras superan los 30 (las metas Silvia Navarro y Darly Zoqbi, y Alexandrina Cabral), aunque Carmen Martín, con 200 partidos con España, y Nerea Pena (debutó a los 17 años) llevan tanto tiempo con las Guerreras que parecen esencia de la Selección. “Lo importante de este grupo es la combinación de veteranía y juventud, experiencia y hambre, porque deseo tenemos todas”, asegura Silvia Navarro, que pide que se tenga “paciencia con este grupo. Se trabaja bien, se pone interés y dedicación, pero se necesita tiempo”. Son las reflexiones de la portera del Rocasa, quien intuye que este Mundial será “muy complicado: hay mucha igualdad, no hay rivales sencillos y muchos favoritos”.

Cuatro grupos de seis equipos, donde hay que evitar los dos últimos puestos para ir a octavos. Y España no tiene un grupo tan sencillo, con Francia, Rumanía, Eslovenia, Angola y Paraguay. Como dice la nueva embajadora de la Selección, Verónica Cuadrado, “hay que evitar el cuarto puesto, porque en los cruces tocan los equipos del grupo B, y Noruega si te toca te mata”.

Porque Noruega es, pese a alguna baja por maternidad, la gran favorita, el rival a batir, aunque para España el ogro de los últimos años también se llama Francia, y está en el grupo. No se puede descartar para el título a Alemania, Holanda y Rusia. España está en el pelotón de aspirantes, con Brasil, Rumanía, Dinamarca y Suecia, capaces de hacer saltar los pronósticos. En la despedida de ayer en el CSD, José Ramón Lete desveló que el objetivo es llegar a cuartos. “Estar entre las ocho mejores selecciones del mundo es, de entrada, una empresa complicada”, apunta Lara González, que estuvo en el Mundial anterior, en Dinamarca, donde acabaron duodécimas.