Los principales interrogantes de los equipos en la NL Oeste

MLB

Los principales interrogantes de los equipos en la NL Oeste

Yu Darvish tendrá cantidad de ofertas, pero no está claro si regresará a Los Ángeles Dodgers.

Getty Images

Los Dodgers ganaron la división, pero Diamondbacks y Rockies quieren demostrar que su mejora es real y los Giants recuperarse de su desastroso año.

En una offseason que no ha terminado de arrancar, terminamos con nuestra visión general de cómo se encuentran las divisiones tocan a su fin mientras aguardamos a ese pistoletazo de salida que bien puede cambiar el panorama de las Mayores o a eso aspiran aquellos equipos que quieran dejar huella en 2018.

Arizona Diamondbacks

Si los Diamondbacks tuviesen fondos ilimitados, seguro que harían que la luna de miel que tuvieron con J.D. Martínez siguiese durante varios años más. Al mismo tiempo, se lanzarían a por más refuerzos de tronío. Desgraciadamente la realidad para los del desierto pasa por destinar sus recursos en diversas áreas y más sabiendo que A.J. Pollock y Patrick Corbin serán agentes libres tras este año. Tienen que solucionar la última entrada aunque no es descartable que Fernando Rodney siga un año más, pero Goldschmidt será libre como un pajarito en breve y hay que abordar ese frente también. Otro aspecto a seguir será el intento de ‘estirar’ a Archie Bradley para que formase parte de la rotación pese a su excelente 2017 en el bullpen. La gerencia ha demostrado su valía y 2018 se convertirá en una prueba de fuego.

Colorado Rockies

Los Rockies protagonizaron otra de las agradables sorpresas de 2017 y se verán sometidos a un mayor escrutinio tras su excelente rendimiento que les llevó al Wild Card Game. Sin lugar a dudas, su mayor prioridad sería encontrar al responsable de encargarse de la última entrada, sea Greg Holland u otra opción. El regreso a la élite del closer le va a reportar un gran contrato, pero los Rockies no es un equipo que se aventure mucho en la agencia libre y si lo hace, pretende no salir tan escaldado como ocurrió en la pasada offseason con la llegada de Ian Desmond. Será interesante ver si los jóvenes valores en el montículo son capaces de seguir progresando y eso es clave para competir. Aunque Charlie Blackmon se encuentra a menos de un año de llegar a la agencia libre, la gestión de su figura va a ser crucial a corto plazo, al igual que una potencial oferta de extensión de contrato a Nolan Arenado.

Los Ángeles Dodgers

Los angelinos han ganado la división durante los últimos cinco años, pero desgraciadamente para ellos, ese hecho no les ha supuesto hacerse con el esquivo título de las Series Mundiales. ¿Es posible que un equipo que haya ganado 104 partidos sea mejor al año siguiente? Puede, pero es muy complicado. La buena noticia es que el núcleo duro permanece, que Cody Bellinger estará durante toda la temporada (a la espera de ver qué sucede con Adrián González) y que puede haber refuerzos a lo largo de la campaña con Buehler, Verdugo o incluso Julio Urías. Hay dos asignaturas pendientes en su agencia libre y es ver lo que ocurre con Yu Darvish y Brandon Morrow puesto que ambos jugadores son muy del agrado aunque hasta cierto punto. Lo más llamativo es que los Dodgers acaban de reducir 40 millones de dólares respecto a 2017 solamente con los contratos que acababan por jugadores que incluso ya no están en el roster. ¿Alguien ha mencionado a Giancarlo Stanton? ¿Luciría bien en Dodger Blue?

San Diego Padres

Los Padres han hecho un gran trabajo a la hora de acumular talentos en forma de promesas de Ligas Menores, pero esos resultados todavía tardarán en llegar. Al mismo tiempo, poseen varios activos como son Brad Hand y Yangervis Solarte que podrían hacer que el futuro de los vecinos del sur de California fuese todavía más brillante. Se han apuntado rumores sobre un posible interés por Eric Hosmer aunque eso obligaría a que Wil Myers regresase al outfield y eso sin olvidar el compromiso económico. Se prevé que A.J. Preller piense más en vender que en comprar y más con la situación en la que está inmersa la organización.

San Francisco Giants

Que los Giants fueron una decepción mayúscula sería quedarse cortos. Estamos de acuerdo en que no eran un equipo perfecto, pero sí se pensaba en ellos como un potencial candidato a jugar en playoffs para terminar convirtiéndose en uno de los peores de las Mayores. Todo salió fatal a la organización y eso ha hecho que se produzcan cambios en el banquillo aunque Bruce Bochy seguirá. El equipo fue un desastre en múltiples áreas y una de las más notables fue el outfield, con necesidades en el sector central y en las esquinas ante la escasa dependencia en Hunter Pence. Lorenzo Cain sería una solución excelente y también se contempla la llegada de Billy Hamilton. Sin embargo, todo gravita en torno a Giancarlo Stanton, por el que los Giants ya han hecho una oferta formal por él más Dee Gordon. Que Madison Bumgarner esté sano durante todo el año sería un plus inmenso para un gran candidato al efecto rebote en las Mayores.

0 Comentarios

Mostrar