BALONMANO

El Anaitasuna tiene fácil llegar a los grupos de la Copa EHF

Para el Granollers el choque en Hungría tiene complicaciones, y el Logroño, el único que debe remontar, apela a la épica

0
Alex Márzquez, del Granollers.

 

Los tres equipos españoles de la Copa EHF disputan este sábado la vuelta de la tercera ronda, la última antes de la liguilla de grupos: el Anaitasuna y el Logroño lo hacen en casa, y el Granollers de visitante. El Anaitasuna lo tiene fácil; el Logroño complicado; y el Granollers, si supera el borrón del martes ante el Barcelona en la Liga, debería pasar,

El Fraikin Granollers juega en Hungría (18.00 horas), ante el KSE Balatonfüredi con siete tantos de renta y con la posibilidad de estar por cuarta vez consecutiva en la fase de grupos. Sin embargo el 28-21 es engañoso, porque los húngaros mostraron más de lo que señala el marcador. "Es un buen margen de maniobra, pero no sabemos lo que nos encontraremos en su pista", aseguró Rama, el técnico del Fraikin.

El central Ian Tarrafeta, que se lesionó en la rodilla durante el entrenamiento del jueves, aunque sí estará Alvaro Ferrer, que descansó ante el Barcelona, para hacer dupla defensiva con Marc García,.

El Anaitasuna es el que lo tiene más sencillo. Recibe en Pamplona al Budakalasz de Budapest (19:00) con todo a favor porque el Hungría logró un 27-35 que en condiciones normales habría sentenciado la eliminatoria. El entrenador del Anaitasuna, Juanto Apezetxea, afirmó que siempre firmaría jugar un partido de este tipo en casa y con una ventaja de ocho goles, pero ha subrayado la importancia de "no especular" y salir "a ganar el partido". Recuerda que en Budapest el equipo húngaro tuvo a falta de seis minutos para el final del partido un balón para empatar el encuentro, aunque el Anaitasuna logró un gran parcial final para ganar por ocho goles.

Por lo que respecta al El Logroño, que recibe en su pista (20:00) al Minsk bielorruso, apuesta por una épica casi imposible, la de remontar el 36-28 de la ida, "Tenemos mucho en contra. Allí fallamos mucho y que ellos con el marcador a favor estuvieron cómodos, pero eso hay que olvidarlo y hacer un partido con espíritu", ha explicado el técnico de los riojanos, Javier González.

Puede que sea la despedida europea para Rubén Garabaya, que en la ida estaba ligeramente lesionado, pero el equipo riojano no quiere que sea un adiós del asturiano sin que se intente la remontada, y ha pedido ayuda al público con entradas a dos euros para llenar el Palacio.