Ahora sí: Zeke Elliott comienza a cumplir 6 partidos de sanción

Dallas Cowboys

Ahora sí: Zeke Elliott comienza a cumplir 6 partidos de sanción

Ahora sí: Zeke Elliott comienza a cumplir 6 partidos de sanción

El complejo proceso judicial que está en marcha con el caso del running back de los Dallas Cowboys parece haber llegado a una vía muerta.

En los vericuetos y meandros que las sucesivas apelaciones y protestas a las que nos ha llevado el caso judicial de Zeke Elliott parece que hemos encontrado un destino. Al fin, la suspensión de seis partidos de Zeke Elliott comienza a aplicarse desde esta misma semana.

Será en el partido contra los Atlanta Falcons. En él, el running back de los Dallas Cowboys estará inactivo. Como lo estará, si no media otro inesperado giro de los acontecimientos, hasta la semana 16 contra los Seattle Seahawks, a finales de diciembre.

Huelga decir que la patada a las aspiraciones de los Cowboys es notable. El equipo de Dallas es el tercero que más yardas terrestres acumula en la NFL. En concreto, son 1185 yardas. De ellas, 783 corresponden al fenómeno de segundo año en la liga. Además, con siete touchdowns comparte el liderato de anotación por tierra con Todd Gurley.

Su ausencia será cubierta con Alfred Morris y Darren McFadden. Nadie espera que puedan tener una producción similar, así que el plan de juego del equipo ha de mutar, a la fuerza, hacia el juego aéreo. Es ahí donde Dak Prescott y los suyos tendrán que dar un paso adelante, porque el ataque que les llevó el año pasado a ser uno de los equipos del año y que les tiene en la pelea por los playoffs este año ya no va a estar disponible. No sin Zeke. Es imposible de jugar a lo mismo sin su talento.

Elliott fue sancionado con seis partidos por supuestos actos de violencia machista, denunciados por su ex pareja. Fue exculpado por la justicia, pero a la NFL eso le dio igual y aplicó su propia normativa. El jugador, con el sindicato de su lado, apeló en la propia liga y, cuando agotó esa vía sin soluciones, recurrió a la justicia ordinaria.

Desde ese momento, los abogados de ambas partes se han afanado por mover el caso a juzgados más afines y, en medio del proceso, se han ido sucediendo la aplicación de medidas cautelares que significaban el poner la suspensión en pausa. Ya no más, esa vía también se ha agotado.

Hay que subrayar que lo que la justicia norteamericana tiene que juzgar es si la NFL tiene la capacidad de imponer la sanción, no las agresiones machistas en sí, pues esas ya están juzgadas con el resultado de la inocencia del jugador.

0 Comentarios

Normas Mostrar