El bullpen vuelve a costarle un triunfo a los Nationals

PLAYOFFS MLB | LIGA NACIONAL

El bullpen vuelve a costarle un triunfo a los Nationals

Anthony Rizzo celebra el hit que impulsó la carrera de la victoria de sus Chicago Cubs contra los Washington Nationals.

JONATHAN DANIEL

AFP

El cuerpo de relevistas de Washington permite la remontada de los Cubs una vez que un estelar Max Scherzer fuese sustituido en el partido.

Si ha habido una constante a lo largo de las decepciones de años anteriores en playoffs por parte de los Washington Nationals, que ha sido un equipo que contaba con tanto talento como el que más, ha sido la frustrante incapacidad de un bullpen para hacer su trabajo. Sin embargo, de cara a esta postemporada el equipo hizo los deberes para fortalecer un área que ha sido un quebradero de cabeza.

Como si de revivir los fantasmas del pasado se tratase, el bullpen de los Washington Nationals no pudo contener la reacción de los Chicago Cubs que pasaron de ir perdiendo por 1-0 en la séptima entrada hasta situarse con un 2-1 que también es el parcial de una eliminatoria que puede ser decidida en menos de 24 horas.

Y esta nueva debacle se debe a la incapacidad de realizar los lanzamientos necesarios en el momento de la verdad, una cuestionada decisión por parte de Dusty Baker que sustituyó a Max Scherzer cuando acababa de perder su no-hitter en el inicio de la séptima entrada… y una pizca de buena suerte, que nunca viene mal.

Un duelo de altura

El enfrentamiento desde el montículo nos permitía la ocasión de disfrutar de Max Scherzer, uno de los mejores pitchers de la actualidad sino el mejor por su inmaculada trayectoria reciente y uno cuya participación en los playoffs corría serio peligro tras sufrir un susto en forma de molestia muscular que le obligó a ser colocado para el tercer partido de esta eliminatoria como precaución para darle un par de días extra con los que serían ocho los transcurridos entre las distintas aperturas.

Y a buena fe que ‘Mad Max’ estuvo a la altura, llenando de K que representan las eliminaciones vía strikeout ya fuese de forma normal (bateando) o invertida (mirando) para completar una actuación fabulosa en partido de postemporada, que no viene siendo la tónica habitual en 2017.

El colombiano José Quintana fue capaz de igualar lanzamiento por lanzamiento a Scherzer, tal como hiciera Kyle Hendricks con Stephen Strasburg en el primer encuentro, y le dio a su equipo cinco entradas y dos tercios de enorme calidad.

De todas formas, tal colosal fue la salida de Scherzer que llevó un no-hitter hasta el inicio de la séptima entrada con un out, cuando Ben Zobrist encontraba el hueco en un doble que suponía el primer punto de inflexión del partido.

Porque con 98 envíos, Dusty Baker optó por recurrir a su bullpen para traer al zurdo Sammy Solís de cara a enfrentarse con el zurdo Kyle Schwarber o bien quemar un arma de su banquillo como fue Albert Almora Jr.

Que quede claro, Max Scherzer es de esos tipos que tanto nos encanta por su extrema competitividad y aunque jamás quiere abandonar los partidos, lo cierto es que había hecho su trabajo y tenía a su equipo ganando gracias a un doble error del propio Schwarber que abrió las puertas para que Ryan Zimmerman inaugurase el marcador en la sexta entrada.

Un área sospechosa

Que Solís no ha tenido un buen año o no era la mejor opción contra Almora es totalmente cierto. Lo mejor hubiese sido recurrir a otro diestro y anular el punto fuerte del bateador emergente que ha castigado a los zurdos como Solís durante todo el año… y volvería a hacer en la séptima entrada, con Zobrist anotando el empate.

Como suele ocurrir en este tipo de ocasiones, las decisiones de un entrenador como Dusty Baker serán cuestionadas y está abierto el debate sobre si le costaría una eventual victoria a su equipo.

Brandon Kintzler salió para apagar el fuego en ese momento, con corredores en primera, pero fue Michael Taylor quien inició una doble jugada con una brillante captura ante la línea de Addison Russell y dejar el partido en tablas.

Con una gran jugada en defensa de Zobrist como apoyo a Carl Edwards Jr., los Cubs volvían a la carga en la parte baja de la octava y una base por bolas sobre La Stella más el sacrificio de Jay dejaba la oportunidad para Bryant y Rizzo, no lográndolo el primero y sí el segundo… con una pizca de fortuna y la indecisión entre Michael Taylor y Jayson Werth, un hit inesperado de Rizzo a tierra de nadie para lograr el 2-1.

Uno de los grandes pitchers en postemporada como es el closer Wade Davis se encargaría de Washington por la vía rápida y los Chicago Cubs se sitúan 2-1 en la serie, a un paso de regresar a las Series de Campeonato por tercer año consecutivo.

Jake Arrieta será el encargado de abrir el encuentro para los de Illinois mientras que Tanner Roark intentará mantener a flote una campaña para los Nationals, que corre un serio riesgo de acabar mucho antes de lo que deseaban, que no deja de ser la tónica habitual por el D.C.

0 Comentarios

Mostrar