El Cuenca supera al Atlético Valladolid en un gran choque

Balonmano

El Cuenca supera al Atlético Valladolid en un gran choque

Fernando Hernández.

El capitán visitante Fernando Hernández superó la barrera de los 1.800 goles en la Asobal, con ocho tantos de ocho lanzamientos.

El Liberbank Ciudad Encantada venció este miércoles por 25-22 al Recoletas Valladolid en un extraordinario partido de la quinta jornada de la Liga ASOBAL que empezó con el conjunto local desarbolando a su rival, pero éste se recuperó y poco a poco fue recortando diferencias en el luminoso hasta que en la recta final acarició el empate. Fernando Hernández, capitán de los vallisoletanos, supera la barrera de los 1.800 goles en la Liga, el segundo jugador en activo que llega a esa cifra,.

Los primeros 20 minutos de los conquenses reflejaron un balonmano de ensueño ante un rival que se estrellaba una y otra vez ante la defensa local. El 10-3 en el luminoso era fiel reflejo de todo ello.

En los últimos siete minutos de la primera parte el equipo de Ignacio González reaccionó gracias a una defensa más adelantada y a Javi Díaz en la portería. Ello permitió cortar la sangría en defensa y llegar al descanso perdiendo por cinco (13-8), pero con sensaciones positivas para los vallisoletanos.

En la segunda parte se prolongó la reacción del equipo visitante, que anotó con facilidad, todo lo contrario que su rival, al que conforme pasaba el tiempo se le notaba más cansado.

En el ecuador de esta segunda parte un parcial de 4-8 dejó el luminoso muy ajustado con el 17-16 y la sensación de que los conquenses habían dado de sí todo lo que tenían y los visitantes se crecían conforme avanzaba el partido.

Ante el juego descarado del conjunto vallisoletano respondió con individualidades el equipo conquense. El equipo de Lidio Jiménez mantuvo durante muchos minutos la ventaja de uno-dos goles, sin permitir que llegara el temido empate. Es más, a falta de cinco minutos para el final, un parcial de 3-0 dejó el 23-19 en el luminoso, sentenciando el partido una acción en la que Thiago Alves consiguió un gol en inferioridad y en el ataque visitante el portero Leo Maciel detenía un claro lanzamiento de seis metros. Otra vez, el portero argentino del Ciudad Encantada terminó el partido por encima del 40% de efectividad.

Los dos equipos ofrecieron un extraordinario espectáculo, con jugadas de mucha calidad, gracias a unos jugadores que lo dieron todo y a su acierto, como el caso del incombustible Fernando que logró 8 goles sin fallar lanzamiento alguno.

0 Comentarios

Normas Mostrar