Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

UFC

Juan Francisco Espino, de ‘León Blanco’ en África a futuro UFC

Espino (con pantalón rojo), durante su último combate, el sábado, ante Horbenko en Barcelona.

Titan Channel


Red Sox vs Yankees en vivo y en directo: MLB

No hay mayor honor para un luchador de Artes Marciales Mixtas (MMA, en inglés) que llegar a la UFC. En la historia sólo dos españoles lo han logrado. Enrique Marín Wasabi y Abner Lloveras trabajan para volver, mientras otros sueñan con emularles. La competencia es alta y los obstáculos, importantes. Más aún si tu categoría es la de los pesos pesados. “En España no tengo habitualmente con quien entrenarme”, reconoce Juan Espino. Aunque el canario, de 36 años, matiza: “A nivel mundial existe menos competencia, pero no hay nada fácil”.

Espino es un destructor dentro del octágono. Cuenta con ocho combates como profesional. Siete triunfos y una derrota. De sus victorias destaca que sólo una (ante el exUFC Rodney Wallace) se ha decidido en las cartulinas, el resto no han pasado del primer asalto. Para muestra su último pleito. El sábado, en el War of Titans de Barcelona, ganó en sólo un minuto y 39 segundos. Arrasa con todo y ya tiene su próxima cita, el 14 de octubre en Tenerife. Su objetivo es claro: debe tener un récord apetecible para entrar en la UFC. “Pese a que tengo mucha experiencia en mi carrera, sin un buen registro no se fijan en ti. Es lógico”, admite.

Veteranía. El grancanario cuenta con un impresionante currículum en deportes de lucha, en el que destaca la Lucha Canaria, donde suma más títulos. En 20 años de trayectoria ha ido alternándola con otras modalidades, incluso abandonó durante un año su deporte para probar otros… pero económicamente la diferencia era grande y regresó. Jiu Jitsu, Grappling o Sambo son sólo algunas de las disciplinas en las que ha participado y vencido. Aunque quizá la más curiosa y en la que más repercusión ha tenido es en la Lucha Lamb o Lucha Senegalesa. Disciplina en la que ha ganado sus siete combates disputados.

Juan Espino (derecha), durante un combate de lucha canaria.

Su pericia en Senegal, que inspiró un Informe Robinson y le supuso el apodo de León Blanco, le llevó a convertirse en el único luchador no africano en ser reconocido por la Federación Nacional de Senegal, organismo que regula el deporte. En ese país es un ídolo de masas, otorgándole una de las anécdotas más curiosas y de mayor prestigio para él. “En Senegal soy más conocido que Iniesta, tanto que Kalise (marca de helados) optó por quitarle a él cuando fue su imagen y en ese país me puso a mí”, reconoce orgulloso.

El luchador español Juan Francisco Espino posa antes de pelear contra el luchador senegalés Keur Diene.

Ahora, ha abandonado todo por la MMA. Su fichaje por una de las mayores promotoras de este deporte (Americam Top Team) ha tenido la culpa. “Es como que te fiche el Madrid, increíble. Yo ya tenía una edad cuando contaron conmigo, fue una gran motivación”, asegura. Tenía las cualidades y las posibilidades, pero una lesión de rodilla le puso una nueva traba. También la superó, y desde el verano de 2016 se centró en exclusiva en las MMA. “El suelo es lo que he hecho siempre, ahora estoy trabajando para mejorar en la pelea de pie”, confiesa. Sigue sumando el León, sólo le queda rugir en la UFC.