Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores

El cumpleaños feliz de DeShaun Watson en dos carreras

Houston Texans

El cumpleaños feliz de DeShaun Watson en dos carreras

El cumpleaños feliz de DeShaun Watson en dos carreras

David Kohl

USA Today Sports

El quarterback de los Houston Texans celebró sus 22 años de edad en el campo con su primera titularidad, y la victoria por dos acciones puntuales.

¿Qué hicisteis vosotros en vuestro vigésimo segundo cumpleaños? Yo no me acuerdo. No soy de celebrar estas cosas, aunque supongo que algo haría en aquel lejanísimo pasado. También intuyo que lo que hice fue, precisamente, algo para no recordar, así como ingerir líquidos que me ayudaron en esa labor de borrado de la memoria. No muy original, no.

Si sé lo que hizo DeShaun Watson en su vigésimo segundo cumpleaños. Y también sé que no le olvidará. Ni a él ni a quienes cuenten su historia.

DeShaun Watson debutó como titular en la NFL el día en que celebraba el aniversario de su nacimiento. Y su equipo, los Houston Texans ganaron. La victoria cayó de su lado en una noche de malos ataques, con dos malos equipos intercambiando punts y dos ataques recibiendo bofetadas de las defensas. Y si en Houston pueden presumir de un 1 en la columna de las W es por dos carreras concretas del que ya es sin asomo de duda, a menos de que Bill O'Brien siga volviéndose loco, el presente del puesto de quarterback en la franquicia.

La primera, la más espectacular, fue una barbaridad de 49 yardas que rompió la muy equilibrada defensa de los Bengals hasta ese momento y le sirvió para anotar el único touchdown del partido. Como hacía en Clemson, cuando las cosas no salen por aire es hora de usar las piernas, y de eso puede presumir Watson que es élite:

Tiene más mérito aún si tenemos en cuenta que esta jugada llega tras un sack enorme de Geno Atkins, que le sacó del pocket a bofetadas y puso en peligro la celebración del vigésimo tercer cumpleaños del QB. No, es broma, pero sí que es cierto que hay que tener mucho coraje para levantarse de un zambombazo de tal calibre y recorrer la mitad del campo acto seguido, sin miedo a los focos ni a los grandes momentos. Es algo que siempre le ha acompañado en su tremenda carrera universitaria y es obvio que no lo ha perdido en el salto a la NFL.

La segunda se va a llevar menos atención hoy y, sin embargo, me parece tan definitiva. A falta de dos minutos y poco para acabar el partido los Texans tenían el balón en la yarda 35 de los Bengals. Ganaban de uno. Era tercer down y dieciséis. La duda legítima estaba sobre la mesa: con el ataque incapaz de mover no ya las cadenas sino unas simples yardas, pegar el field goal iba a ser un riesgo inmenso. De meterlo obligabas a Cincinnati a un touchdown; de fallarlo, les dejabas la victoria a poco más de 30 yardas de distancias y dos minutos con el balón.

Lo que pasó es que DeShaun Watson, como en el touchdown, echó a correr por su cuenta y riesgo. No consiguió el primer down por cinco yardas. Lo que consiguió fue disipar toda duda, regalar un field goal cómodo a su equipo y meter a los Bengals en una situación imposible, habida cuenta de su incapacidad ofensiva. Fue una carrera definitiva.

DeShaun Watson ha debutado como titular en la NFL con victoria y en el día de su cumpleaños. Está muy lejos de ser un buen QB de esta liga. Mucho. También el equipo está muy lejos de tener un plan de juego acorde a sus capacidades. Lo que es seguro que está es preparado para liderar y tomar decisiones valientes en favor de su equipo. No es poco.

0 Comentarios

Normas Mostrar