La increíble primera jornada de los running backs rookies

Rookies NFL

La increíble primera jornada de los running backs rookies

La increíble primera jornada de los running backs rookies

Hannah Foslien

AFP

Se preveía que esta camada de corredores recién salidos de la universidad podía ser muy especial y, según lo visto de momento, se está cumpliendo.

En el proceso previo al draft 2017 de la NFL quedó claro que la promoción de running backs era muy especial. Si el puesto había pasado por una pequeña crisis en años anteriores, con la sensación de que entre los mejores y los no tan buenos tampoco había tanta diferencia, la elección en el número cuatro de Zeke Elliott en 2016 parecía que hacía revivir la idea de que un buen corredor es algo preciado, casi único, que merece todo el mimo del mundo.

En ese contexto, varios equipos decidieron apostar primeras rondas y playbooks enteros para meter en su plantilla a ese talento diferencial que no sólo te permite tener un ataque compensando e impredecible sino que te lleve a dominar el reloj, haciendo de todo tu equipo algo superior a lo que era.

Para algunos de los que hicieron esa apuesta esta primera jornada de la NFL 2017 ha tenido que ser poco menos que un sueño, porque la cantidad de running backs rookies talentosos que han sido definitivos para el éxito de su equipo es asombrosa. Hemos tenido una explosión de talento en la posición como hacía tiempo que no se veía.

Las grandes estrellas

Cuatro son los corredores elegidos en las dos primeras rondas del draft de este año. Leonard Fournette (Jaguars), Christian McCaffrey (Panthers), Dalvin Cook (Vikings) y Joen Mixon (Bengals). A todos ellos se les pide que sean esenciales ya, que para eso se les escoge tan arriba.

El más impresionante de ellos ha sido Dalvin Cook. En Minnesota, tras su actuación, la grada comenzó a cantar "Adrian who?" en referencia a Peterson, que penaba en la banda contraria de los New Orleans Saints. Cook fue imparable toda la noche. 127 yardas por tierra, nada menos que 5,8 yardas por carrera, y 19 yardas más de recepción. Unido a una renovada OL, el juego de Cook abrió el campo, dio consistencia y permitió que Sam Bradbord y Stephon Diggs tuvieran una noche espectacular.

Leonard Fournette fue el pan y la sal del ataque de los Jaguars. Es verdad que el partido, la victoria del equipo, quedó definida por la defensa y sus 10 imponentes sacks, pero quedó claro que este grupo de Jacksonville va a correr. Con insistencia. Hasta donde llegue percutiendo. 100 yardas redondas para Fournette en 26 carreras, lo que significa que van a abusar de él todo lo que puedan mientras vayan ganando. Ah, y un touchdown.

Christian McCaffrey no fue tan determinante, aunque sí que fue usado con insistencia, demostrando que ese ataque también va a pasar por él. 13 carreras para 47 yardas y 5 recepciones para 38. Algo que está muy bien.

Joe Mixon fue el que menos suerte tuvo, aunque también es verdad que la defensa de los Ravens anuló el ataque de los Bengals al completo. 8 carreras y unas tristes 9 yardas, y 3 recepciones con 15 yardas.

Menudo par de sorpresas

Aunque los que de verdad tomaron al asalto la primera jornada fueron dos chicos que habían creado una gran runrun en la pretemporada y que no han tardado nada en convertirse en leyendas de las ligas Fantasy y en conocidos por el gran público.

Kareem Hunt, de los Kansas City Chiefs, aprovechó los focos del debut contra los New England Patriots para brillar hasta dejarnos ciegos. 148 yardas terrestres y 98 aéreas, con tres touchdowns, le convirtieron en una de las grandes sensaciones de la primera semana.

Un impacto mayúsculo tuvo también el microscópico Tarik Cohen en los Chicago Bears. Eléctrico, imparable, se metió 66 yardas en el cuerpo en tan sólo 5 carreras, lo que da una media sobrenatural de 13,2 yardas por carrera. Sumó otras 47 yardas por aire, y un touchdown que dio esperanzas a su equipo de poder batir a los Atlanta Falcons, algo para lo que les faltó entre un pelo y un poco menos.

Monumental, pues, comienzo de temporada para los running back rookies. Promesa de una campaña que puede ser fantástica para el puesto y para la siempre excitante y necesaria sangre fresca. Que se lo digan a los equipos que pueden disfrutar de ella. 

0 Comentarios

Mostrar