Manotazo de Harris evita épica debacle de los Broncos

AFC OESTE

Manotazo de Harris evita épica debacle de los Broncos

Manotazo de Harris evita épica debacle de los Broncos

Justin Edmonds

AFP

Shelby Harris bloquea un intento de gol de campo a 5 segundo del final y Denver supera a los Chargers.

Ciudad de México

Younghoe Koo viajó desde Corea del Sur para vivir el Sueño Americano. Tendrá que esperar. Hoy se irá a la cama con una pesadilla.

Shelby Harris bloqueó el intento de gol de campo para empatar el partido a cinco segundos del final para evitar una debacle de proporciones épicas y los Denver Broncos se aferraron a un triunfo de 24-21 sobre los Chargers de Los Ángeles.

Un triunfo que a tan solo 10 minutos del final no parecía estar en discusión.

Abajo en el marcador 24-7 y con el ovoide en posesión de Denver, los Broncos solo tenían que mantener la tónica de los primeros tres periodos para sellar su primera victoria del año. Pero en su lugar, optaron por el camino del drama.

Philip Rivers capitalizó una fortuita intercepción y un fumble de Jamaal Charles con dos pases de anotación, de cinco yardas a Keenan Allen y de 38 a Travis Benjamin para colocar la pizarra 24-21, con siete minutos en el reloj y el ímpetu completamente de su lado.

Los Broncos todavía le echaron un fósforo al bidón de gasolina cuando Brandon McManus falló un intento de gol de campo de 50 yardas para darle a Denver un poco de respiro a 4:12 del final. En su lugar, los Chargers tampoco capitalizaron, y ambos equipos intercambiaron despejes para montar el escenario final.

Gol de campo para empatar, touchdown para ganar y el balón en la yarda 38 de su territorio. Philip Rivers, bajo presión toda la noche, hizo su parte y llevó el ovoide a territorio para que Koo intentara su primer gol de campo en la NFL. Cuarenta y cuatro yardas justo por el centro.

Pero…

Tomando una página del libro de Mike Shanahan, el nuevo coach de los Broncos, el debutante Vance Joseph pidió tiempo fuera justo antes de la jugada, sumándole presión al novato Koo y dándole una nueva oportunidad a su defensiva. Una oportunidad que Harris no desaprovechó.

Para los Chargers se trata de una nueva ciudad y la misma historia.

Una historia a la que Trevor Siemian le había restado dramatismo en los primeros tres cuartos. Le tomó más de un año, pero el quarterback de Denver finalmente lució como lo que quería John Elway al darle un nuevo voto de confianza.

Con decisiones rápidas y ejecuciones precisas, el pasador de tercer año completó 17 de 28 envíos, dos de ellos anotadores con Bennie Fowler, y anotó en carrera de una yarda _ dejando en el camino a Joey Bosa _ para darle a los Broncos una cómoda ventaja.

Una delantera que se desvaneció casi por completo en unos cuantos minutos. San Diego anotó 14 puntos en 1:15 del cuarto periodo después de que Siemian cometiera su primer “error”, un pase corto que rebotó en las manos de Fowler y no una, sino dos veces, en los pies de Fowler y de Desmond King, antes de que Adrian Phillips se quedara con el balón.

Entonces Rivers pudo hacer lo que no hizo el resto de la noche: esquivó la presión y compró tiempo para dos rápidos touchdowns, sus puntos brillantes en una jornada de 192 yardas, con tres pases de anotación y una intercepción.

0 Comentarios

Mostrar