Apple Watch, trampas y odio entre los Red Sox y los Yankees

Boston Red Sox

Apple Watch, trampas y odio entre los Red Sox y los Yankees

Apple Watch, trampas y odio entre los Red Sox y los Yankees

Rich Schultz

AFP

El equipo de Nueva York ha acusado a sus eternos enemigos de Boston de usar la tecnología de repetición de jugadas para robarles señales.

El odio entre los New York Yankees y los Boston Red Sox no va a ser menor tras los acontecimientos de estos días. Puede que mayor tampoco, pues ya estaba en unos límites máximos en lo que al deporte norteamericano se refiere, pero al menos estoy seguro que van a tener muchas más cosas que echarse en cara los unos a los otros.

Porque la MLB ha encontrado culpables a los Boston Red Sox de usar Apple Watchs y los vídeos del sistema de repetición de jugadas para robar señales de sus rivales y, de esta manera, tener la ventaja de que sus bateadores sepan que clase de lanzamiento les va a llegar.

La denuncia la pusieron los New York Yankees después de las series que disputaron ambos equipos en agosto. En ellas, los dirigentes de los Yankees vieron como en el banquillo de los Red Sox un ayudante miraba su Apple Watch y, después, se comunicaba con el bateador.

Robar señales no es algo prohibido en la MLB. Lo que sí está prohibido es usar tecnología para ello. Que, por ejemplo, un corredor en segunda base avise a su compañero de lo que piensa que va a hacer el pitcher es algo tan viejo como el béisbol. Sin embargo, el uso de cámaras, grabaciones o medios de cálculo y comunicación modernos sí que se entiende como una desventaja para el juego en sí.

Tanto el general manager de los Red Sox, Dave Dombrowski, como el entrenador, John Farrell, han dicho que no tienen nada que ver con el asunto, algo que resulta francamente difícil de creer, y han expresado su sensación de que los Yankees les tienen ganas por ir delante de ellos en la competición.

Lo cierto, no obstante, es que la MLB les ha pillado en un renuncio y ahora les va a sancionar. No se estima que lo vayan a hacer de forma exagerada. Que nadie espere pérdida de elecciones en el draft o que los jugadores implicados, Dustin Pedroia, Brock Holt o Chris Young, por ejemplo, estén sin jugar mucho tiempo, pero sí que un mínimo que sirva de aviso a las demás franquicias de que esto no se hace.

Y para lo que es seguro que servirá este incidente es para recrudecer las malas relaciones de dos equipos llamados a odiarse eternamente. Desde luego que entre los aficionados las hostilidades, las bromas hirientes y los insultos se han hecho los protagonistas de las últimas 24 horas. Sea usando aparatos Apple o cualesquiera otros.

0 Comentarios

Mostrar