El milagro de J.J. Watt se acerca a los 15 millones de dólares

Houston Texans

El milagro de J.J. Watt se acerca a los 15 millones de dólares

El milagro de J.J. Watt se acerca a los 15 millones de dólares

MIKE BLAKE

REUTERS

Los esfuerzos del defensive end de los Houston Texans por ayudar a sus vecinos tras la catástrofe del Huracán Harvey se van a cotas inimaginables.

J.J. Watt pidió a sus seguidores 200.000 dólares para ayudar a la ciudad donde vive y trabaja, Houston, tras la catástrofe de las inundaciones provocadas por el Huracán Harvey. 200.000 dólares. Ese era el objetivo del emblema de los Texans, y uno de los jugadores más imponente y queridos de la NFL. Hoy, ahora mismo, está a punto de alcanzar los 15 millones de dólares.

No hay parangón para lo que Watt está consiguiendo. Las redes sociales han amplificado su mensaje y lo están llevando a extremos que rozan lo milagroso.

Hay que recordar que J.J. no sólo pone la imagen a esta campaña, sino que se ha encargado él en primera persona de montar el operativo, de contratar los camiones con alimentos y productos de primera necesidad que llegarán a Houston con este dinero.

Este mismo fin de semana se espera que el primer cargamento llegue a la ciudad y empiece a ser repartido por los barrios más pobres y las viviendas más afectadas por un huracán de un tamaño del que no se tiene consciencia en el pasado de la ciudad.

No es descartable que la cifra siga aumentando de manera continua. Ante cada hito que se iba consiguiendo, Watt ponía un poco más de picante a sus vídeos y pedía a sus fans que dieran otro empujón. De medio millón de dólares a uno, de uno a dos, de dos a cinco, de cinco a diez y, ahora, les pide veinte.

Muchos han sido los equipos, por ejemplos los Tennessee Titans, o las celebridades, por ejemplo Ellen DeGeneres, que han querido sumarse a la campaña específica de Watt, y esa publicidad ha sido un factor notable en el apabullante éxito de esta acción.

J.J. Watt aún tiene mucha carrera por delante. A pesar de que parece que le llevamos viendo toda la vida porque ha ganado nada menos que tres premios de mejor jugador defensivo del año, sólo lleva en la NFL seis temporadas y tiene 28 años. Si se ha recuperado de la lesión de espalda que le impidió jugar casi toda la campaña 2016, estará en el campo peleando por ser, de nuevo, el mejor jugador defensivo de la liga y el mejor jugador de los Houston Texans.

Lo consiga o no, ya era poco menos que un seguro candidato a ser admitido en el Hall of Fame y a tener su camiseta retirada como el mejor jugador de la historia de los Texans. Ahora, sin duda, será recordado por siempre como uno de los grandes héroes de Houston en su mayor hora de necesidad.

0 Comentarios

Normas Mostrar