La NFL hará a Roger Goodell comisionado hasta el 2024

NFL

La NFL hará a Roger Goodell comisionado hasta el 2024

La NFL hará a Roger Goodell comisionado hasta el 2024

La liga está a punto de extender el contrato a su ejecutivo supremo que, de esta manera, negociará el próximo convenio colectivo con los jugadores.

Si los jugadores de la NFL y una gran mayoría de aficionados a la liga no querían caldo, allá van dos tazas para que degusten: Roger Goodell ampliará su contrato, que finalizaba en 2019, por cinco años más por lo que será el comisionado de la organización hasta el 2024.

Así lo ha informado Daniel Kaplan, del Sports Business Daily, quien afirma que el contrato está a falta de muy pocos flecos para cerrarse. Los medios de la propia NFL, como su NFL Network, también han dado la noticia, por lo que debería producirse un cataclismo entre las partes para que la firma no quedara plasmada en breve en el nuevo contrato.

No han trascendido las cifras de la operación. Lo último que sabemos del salario de Roger Goodell son los 34 millones de dólares que ganó en 2015, los 44 de 2014 y los más de 150 que ha acumulado, como sueldo, en sus temporadas como comisionados hasta 2015, que fueron ocho. De 2016 no tenemos noticias porque la NFL dejó de considerarse una entidad sin ánimo de lucro exenta de impuestos y, por lo tanto, sin la obligación de hacer públicos los sueldos de sus ejecutivos.

No obstante, Kaplan informa de que las cifras que Goodell va a percibir son muy similares a las de su anterior contrato, donde la parte variable, dependiente de resultados, es mucho más importante que la parte fija. Varios de los 32 propietarios querían que se redujese ese montante, pero Goodell se ha salido con la suya.

Y es que, desde el punto de vista de los propietarios, el trabajo de Goodell es considerado casi perfecto. La liga gana más dinero que nunca, el crecimiento de la valoración de todas las franquicias es tremendo y, por si fuera poco, se ha convertido en una figura tan detestada por los jugadores y los aficionados que se lleva todos los palos de manera individual, lo que les deja a ellos, los dueños, con una imagen impoluta ante los escándalos de la NFL. Incluso la mano dura que ha demostrado contra los New England Patriots y los Dallas Cowboys, que sin duda le han llevado a tener unas relaciones tensas con Robert Kraft y Jerry Jones, propietarios de ambas franquicias respectivamente, le ha hecho mucho bien a ojos de los demás dueños.

El problema gordo viene cuando aparece en el horizonte el convenio colectivo que ha de firmarse en la temporada 2020. El último acuerdo entre propietarios y el sindicato de jugadores data de 2010 y fue una hecatombe para estos últimos, que perdieron derechos y dinero. Eso no va a volver a pasar. Y negociar con Goodell no les va a apaciguar, pues la guerra de éste con el sindicato es bien conocida.

De hecho, DeMaurice Smith, el presidente de la asociación de jugadores, ya ha dejado bien claro que una huelga antes de la temporada 2021 es casi inevitable, dadas las malas relaciones entre las partes, ejemplificadas en la figura de Roger Goodell.

Los propietarios sabrán lo que hacen. La figura del comisionado está muy desgastada, pero le siguen teniendo toda la fe del mundo. Saben que se enfrentan a un año 2021 crucial, en el que tendrán que negociar con los jugadores y los futuros contratos televisivos de la liga, y han decidido que esas negociaciones las lleve la misma persona que la última vez. Para ellos todo salió a pedir de boca en lo económico, el problema es que las otras partes les esperan con el hacha de guerra levantada.

0 Comentarios

Normas Mostrar