BALONMANO

Jota Hombrados, a sus 45 años: "Cuesta trabajo dejarlo"

La leyenda española de la portería renueva por una temporada con el Quabit Guadalajara. Se muestra ilusionado por poder seguir jugando.

0
Jota Hombrados renueva por una temporada con el Quabit Guadalajara a sus 45 años. Se muestra ilusionado por poder seguir jugando.
bmguadalajara.es

José Javier "Jota" Hombrados ha renovado por una temporada con el Quabit Guadalajara y, a sus 45 años, la "leyenda" del balonmano español está feliz en la capital alcarreña, con un club que "está contento" con su trabajo y su rendimiento y le da "la oportunidad de continuar jugando". 

Pregunta: ¿Qué es lo que le anima a continuar en activo?

Respuesta: Me gusta lo que hago, disfruto con lo que hago y me cuesta trabajo dejarlo. Mi cabeza y mi cuerpo me obligan a tener actividad y seguiré jugando al balonmano mientras pueda, y si un club, como es el caso del Quabit Guadalajara, cuenta conmigo, estaré encantado de seguir en competición.

P: ¿Cómo valora, de cero a diez, su pasada temporada en el Quabit?

R: Estoy en la media del equipo. El equipo, en general, se merece un notable, sobre todo por las circunstancias en que hemos vivido todo el año, con muchos lesionados y con el grupo muy mermado en muchos momentos. Al final la gente sacó fuerzas de flaqueza y, sin hacer una campaña brillante, por actitud y rendimiento global, creo que podemos ponernos un siete. Ahí me sitúo yo también.

P: Su compañero Carlos Barbero ha decidido abandonar la portería. ¿Le apena que un joven portero con proyección y que ha sido internacional con España haya colgado las zapatillas?

R: El problema es que el balonmano no acaba de dar todo lo que debería dar cuando tú estás empezando. Las condiciones económicas que ofrece actualmente el balonmano español no llenan lo suficiente las necesidades de un joven jugador.

Carlos está finalizando su carrera y además desea hacer profesión en la pasarela. El ha valorado las circunstancias, economía, disponibilidad y futuro, y ha elegido su camino. Yo con su edad me dedicaba exclusivamente al balonmano, porque sacaba un buen dinero. Mi caso hoy es muy distinto. El balonmano es para mí un complemento. Como un año de vida más para una persona muy mayor.

P: ¿Remonta la Liga Asobal o continúa lastrada por el dominio absoluto del Barça y la emigración de grandes jugadores a otras ligas europeas?

R: Enlazando con lo anterior, lamentablemente los recursos económicos son los que marcan el nivel de una competición. Aunque podemos sacar pecho a nivel de trabajo y rendimiento de directivos, entrenadores y jugadores, no terminamos de subir ese escalón económico que nos permitiría conservar a los mejores jugadores. Quien destaca y muestra cierto nivel, en cuanto puede y quiere dedicarse a esto, ficha por el Barcelona o emigra a otras ligas más fuertes.

P: ¿Le agrada a Jota Hombrados el calendario que, año tras año, tiene la Liga Asobal?

R: Aunque había equipos fuertes, como los hay ahora, antiguamente el Barcelona también ganaba ligas, una tras otra, en el mes de febrero. Por ello se decidió terminar los campeonatos con un play off, que al menos diera cierta emoción al desenlace liguero.

Cuando hubo la certeza de que había alternativas al campeón, se volvió a la liga regular que, a priori, es la más justa. Y se ajustó el calendario de la Asobal al de la Champions.
Posiblemente, para dar más emoción y más jugo a la competición, y animar a las aficiones a implicarse en el final liguero, quizá volver a hacer play off sería positivo. Con esto no se arreglaría todo. En mi opinión, el Barcelona seguiría siendo campeón. Pero sí daríamos un impulso a la liga en el momento más delicado, en su conclusión. Si todo está decidido en febrero, decae notablemente el interés de la gente, como es lógico.

P: En su opinión, ¿han ayudado al balonmano las normas incorporadas
al reglamento de juego el año pasado?

R: Soy un poco clásico en esta materia. El balonmano estaba bien con las reglas que teníamos antes. No sé hasta qué punto hemos mejorado con las normas que se han incorporado. Sí es cierto que hemos progresado en la norma del portero con el peto, evitando con la regla del séptimo jugador que uno de ellos tenga que salir a cancha con la camiseta recortada. Para mejorar la vistosidad del juego y el espectáculo, no tengo muy claro que haya sido un acierto.

La regla de los tres ataques simplemente complica la labor de la mesa y de los árbitros.
Y nos resistimos a cambiar la regla del juego pasivo, que es lo que pide todo el mundo. Hoy unos pasivos siguen siendo de más tiempo y otros de menos tiempo. Esto habría que acotarlo.

P: ¿Está suficientemente presente el balonmano en la televisión? ¿En las horas y días deseables?

R: Ahora mismo la Asobal tiene una televisión, a través de una plataforma de pago. Está muy bien, porque es posible ver varios partidos a la vez. Pero es un canal de pago, al fin y al cabo.
También podemos ver muchos partidos de ligas inferiores vía streaming o vía youtube con lo cual, quien quiere ver balonmano tiene la oportunidad de hacerlo.

A todos nos gustaría salir en la 1ª o en la 2ª cadena de Televisión Española, en prime time, pero debemos ser realistas. Este es un segundo paso cuando realmente haya expectación. Entonces serán las televisiones quienes nos busquen. Con el tiempo, las retransmisiones han de ser más vistosas. Si no somos capaces de hacer un buen share, es muy difícil que las cadenas televisivas compren tus derechos. Hoy por hoy la única que tiene un tirón importante es la Selección Española. Pero es una franja muy puntual, en el mes de enero, cuando hay Mundial o Europeo.

P: Como Presidente de la Federación Madrileña de Balonmano, ¿qué
ideas ha trasladado allí? ¿qué desea hacer y cambiar?

R: Hemos mejorado la imagen de nuestra Federación. Hemos intentado darle un giro a nuestra relación con los medios de comunicación. El objetivo es estar en boca de todos. Entonces los "sponsors" y marcas se asociarán al balonmano madrileño y aportarán dinero para sumar juntos y ayudar a los clubes a gestionar sus escuelas y modernizar sus estructuras. El objetivo final es que haya más practicantes del balonmano. Hoy día es difícil captar a los niños y hacerse un hueco en un espacio tan multi deporte como es Madrid.

P: ¿Existe alguna fórmula para llenar los pabellones españoles
en los partidos de balonmano, como vemos en Alemania o Escandinavia?

R: Podemos copiar cosas. Pero la mentalidad y la vida de los alemanes no es como la de los españoles. Tenemos que intentar que ir al balonmano sea, además de ver un partido, una experiencia. Que el espectador disfrute de algo más. Nos limitamos al cobro de una entrada; a quien le gusta el balonmano como tal, lo disfruta.Pero sus acompañantes pueden necesitar algo más. Eso es lo que tenemos que buscar. 

P: La selección española junior acaba de proclamarse campeona del
mundo. ¿Lograremos a medio plazo el ansiado oro olímpico?

R: Estamos en el camino. Tenemos clubes, técnicos y jugadores con experiencia y calidad. Hemos vivido una etapa a remolque de una Francia muy fuerte, que se ha mostrado prácticamente imbatible. Quizá eso es lo que nos ha impedido estar más arriba. Porque siempre hemos coincidido con ellos justo en los desenlaces de las grandes citas.

Esa Francia imbatible dejará de serlo, aunque siempre tiene equipos muy potentes. Y España sigue trabajando para hacer las cosas bien. Desde los junior hasta la etapa absoluta hay que tener a los jugadores en ligas potentes. Hoy el ochenta por ciento están fuera de España. Por el momento en nuestra liga no es posible contratarles. Pero en efecto, más tarde o más temprano, es posible soñar con el oro olímpico.