Garoppolo roba el show a Goodell en New England

New England Patriots

Garoppolo roba el show a Goodell en New England

Garoppolo roba el show a Goodell en New England

David Butler II

USA Today Sports

El quarterback suplente de los Patriots dominó el primer partido de pretemporada en Fóxboro, donde el comisionado de la NFL puso un pie año y medio después.

A la hora de tratar con grandes instituciones hay un rasgo común a aquellos que no somos de muchas luces: personalizar por completo en el jefe del chiringuito todo lo que pasa en la casa. Soy consciente de este defecto. Cuando me cobran impuestos, algo que me ofende en lo más hondo de mi ser, sé que es la Hacienda Pública la que lo hace y la que lo seguirá haciendo, pero sólo veo la cara de Cristóbal Montoro, ministro del ramo, detrás de todo esto; como si él me lo quitara en persona. No puedo evitarlo.

Algo muy parecido les pasa a muchos seguidores de los New England Patriots. Ven a Roger Goodell, comisionado de la NFL, y es como si les estuviera quitando, él en persona, el aire (...) en las ruedas del coche. Su cruzada contra Tom Brady el año pasado a cuenta del Deflategate le llevó a ser el centro de las iras, de manera personal, del mundo patriota, aunque él sólo sea la cara más visible de toda la liga. Es por eso que desde el año 2015, final de la AFC, justo el día en que se acusó a Brady de desinflar balones por debajo del límite reglamentario para su propio beneficio, Goodell no había vuelto a poner un pie en Fóxboro.

Hasta ayer. El comisionado estaba en Boston, tratando asuntos generales de la liga y en compañía de Robert Kraft (¿siguen siendo amigos o no? Nunca me queda claro esto) y decidió ir al partido de pretemporada entre los Patriots y los Jacksonville Jaguars. Así, sin avisar. Con la gente sin darse mucha cuenta, o ninguna, y sin armar escándalo. De tal forma que su presencia no ha causado grandes pitadas y, a la vez, ha desactivado los titulares del partido que inaugura la temporada en ese mismo estadio entre New England y los Kansas City Chiefs, donde ya no se podrá decir que es la primera vez que va al estadio desde el Deflategate.

De hecho, ni siquiera es la noticia del día en este partido porque Jimmy Garoppolo le ha robado los titulares. El mismo Jimmy Garoppolo que tuvo que jugar tres partidos de titular en la campaña 2016 porque Tom Brady estaba sancionado por el propio Goodell. ¿Es esto karma? A saber. igual hasta es mera coincidencia.

El caso es que Garoppolo, como suele en este tipo de partidos, demostró que encaja como un guante en el esquema ofensivo de los Patriots y que domina los tiempos del ataque de Josh McDaniels como un maestro. En una soberbia ejecución del plan, el quarterback acabó con 22 de 28 pases completados, 235 yardas y dos touchdowns. Catapúm, chin-púm. Una nueva muesca para que Bill Belichick y los suyos sigan teniendo la sartén por el mando en uno de los QBs reservas más cotizados del mercado, por el que ya habrían rechazado más de una primera ronda y quién sabe que clase de ofertas recibirán por él en los próximos días en caso de que suceda alguna desgracia como la que le pasó a los Miami Dolphins con Ryan Tannehill.

Todo en orden en New England: el Lombardi Trophy en las vitrinas, el cosmisionado en la grada y el quarterback suplente siendo la gran estrella de la pretemporada. Velocidad de crucero para los grandes favoritos al título.

0 Comentarios

Mostrar