Los Browns sueñan: Garrett y Kizer brillan en su debut NFL

Cleveland Browns

Los Browns sueñan: Garrett y Kizer brillan en su debut NFL

Los Browns sueñan: Garrett y Kizer brillan en su debut NFL

Jason Miller

AFP

Los dos rookies dejaron momentos estelares en el primer partido de pretemporada de Cleveland y siguen elevando la fe en la franquicia.

Este año es el del renacimiento de los Cleveland Browns. O debería serlo. Si la pasada campaña la nueva dirección deportiva de la franquicia, con Hue Jackson en la banda y Sashi Brown y Paul DePodesta en los despachos, pidió árnica para fumarse la temporada traspasando a todo veterano no necesario para el futuro, en esta ya saben que no tienen margen para otra catástrofe de dos o tres victorias en todo el curso. Ya se lo ha dicho el dueño, por si no les bastaba con la lógica.

Es por eso que el plan de reconstrucción ha cogido velocidad de crucero, con una inversión notable en la línea ofensiva, en renovaciones millonarias en defensa y en la apuesta por la competitividad. Y, claro, por supuesto, con un draft lleno de promesas porque para eso han acumulado elecciones de las dos primeras rondas como para meter miedo.

Dos de esas elecciones, sin duda las más relevantes, son Myles Garrett y DeShone Kizer. El primero por ser el primero, esto, la elección número uno del draft, y el segundo por ser quarterback. Y en su primer contacto con la NFL, en el primer partido de la pretemporada, contra los New Orleans Saints, sus actuaciones no hacen sino acrecentar la expectativa y la ilusión en la franquicia. Parece lícito soñar, Cleveland Browns.

Myles Garrett fue una presencia constante en el pocket rival. Consiguió un sack y un placaje para pérdida de yardas. Más allá de los números fríos, dominó su parcela del juego, cerró la carrera con contundencia y atacó al quarterback rival, Garrett Greyson en este caso, cada vez que tuvo ocasión. El paquete completo de defensive end moderno de la NFL.

DeShone Kizer jugó la parte final del partido. Tuvo algunos pases realmente buenos y fue el director de orquesta en el drive final que les dio la victoria por 20 a 14. Acabo con 11 de 18 en pases completados, 184 yardas totales, el citado touchdown y un par de jugadas estupendas de 45 yardas, a Jordan Payton, y 52 yardas a Richard Mullaney. Esto es lo de menos, por supuesto, tanto los números como el resultado; lo relevante es que se le vio muy cómodo en una noche que no debería haberlo sido, que no dejaba de ser su debut en el nivel máximo de este deporte.

Los Browns van a ser excitantes y emocionantes este año, y, encima, tienen las trazas de equipo joven en crecimiento que puede ser realmente grande en el futuro. Estamos muy, muy, pero que muy lejos aún de saber si eso es verdad o no, pero la ilusión que se respira en la franquicia es real gracias a partidos como los jugados ayer por sus dos rookies más importantes.

0 Comentarios

Mostrar