Mechaal está "al 100%" y el 1.500 español vuelve a una final

ATLETISMO | MUNDIALES DE LONDRES 2017

Mechaal está "al 100%" y el 1.500 español vuelve a una final

Mechaal está "al 100%" y el 1.500 español vuelve a una final

IAN LANGSDON

EFE

En un carrera lenta y accidentada hizo un tiempo de 3:40.60, dio una buena impresión y el domingo luchará por los puestos punteros.

Adel Mechaal tiene ansia de la final de 1.500 de mañana en la que volverá a haber un español después de dos Mundiales de sequía (el último, Olmedo en 2011). Ayer se clasificó en semifinales y nada más terminar la carrera, en la que quedó quinto (3:40.60), afirmaba: “Iba controlando en los últimos metros. Ojalá fuese el sábado la final y no el domingo. Así mis rivales tendrían menos tiempo para recuperar, estarían más tocados”. Él, que se maneja muy bien en 3.000 y en fondo, prefiere que los rivales que vienen de distancias inferiores como Holusa o Lewandowkski tengan fatiga y pierdan frescura.

La cabeza de Mechaal es una máquina de acumular datos. Conoce de memoria cada uno de sus rivales, analiza marcas, carreras... aunque en la noche anterior a la semifinal se negó a Antonio Serrano, su entrenador y también muy aficionado al examen de contrincantes, le revelase sus rivales: “Le dije que me dejara dormir tranquilo”. Cuando se despertó por la mañana se puso a estudiar y concluyó: “Planteamos que algún atleta hiciese la carrera, pero si el paso del 400 era superior a 1:01 había que coger la cabeza. Fue lenta y eso hice, a falta de dos vueltas ponerme líder. Casi me caigo, pero al final acabé con fuerza y pude controlar”. Dejó fuera al británico Wightman y al marroquí Iguider, del que recitó su palmarés de memoria título a título.

Mechaal ahora ya mira a la gran cita y sueña “con cualquier cosa”. “Estoy en un gran estado de forma, no tengo molestias, estaré al 100% y el resultado que obtenga será el que me merezca”, dice el de Palamós, que se ha entrenado este año en Madrid.

En la mente númerica de Mechaal también están tatuadas a fuego la fechas en las que el TAS le examinó y en las que posteriormente falló en su favor y dictaminó en julio que no era culpable de saltarse tres controles antidopaje. Eso ha liberado a Mechaal, que tras conocer el laudo marchó a ver a su familia y después se fue directo a Font Romeu a cuajar buenos entrenamiento. Mañana estará en la final.

0 Comentarios

Mostrar