Mireia es cuarta en 800 en otra exhibición de Ledecky

MUNDIAL NATACIÓN

Mireia es cuarta en 800 en otra exhibición de Ledecky

Mireia es cuarta en 800 en otra exhibición de Ledecky

Al Bello

Getty Images

La española no logró su tercera medalla en una prueba que la norteamericana rompió desde el principio. La china Li y la norteamericana Smith completaron el podio.

La medalla no era una quimera para una Mireia que acabó cuarta en la final de los 800 libre. No le acompañó a la badalonesa el ritmo ni la calle. El podio se decantó en el primero 50. Katie Ledecky salió como un torpedo, nadando por debajo de su récord del mundo en los primeros 300 metros. El oleaje que levantó la estadounidense llevó en volandas a la jovencísima china Bingjie Li y a su compatriota Leah Smith. Ambas empezaron a abrir distancias con el resto de rivales. Mireia, próxima en todo momento a la húngara Kapas, es una nadadora de esfuerzos progresivos, y no fue capaz de seguirlas. El paso de Smith por el 400 ya fue de 4:07.22, una marca imposible a día de hoy para la pupila de Fred Vergnoux en una prueba de fondo.

Entre las medallas y Mireia la distancia se amplio a tres segundos. A diferencia de los Juegos de Río, Mireia no logró aproximarse al podio, enfrascada en una lucha por el cuarto puesto con Kapas, la nadadora animada por el Duna Arena. Como un reloj, la badalonesa nadaba todos los largos entre 31.15 y 31.85, sin posibilidad de meter una marcha más. Ledecky lo nadaba en 30 segundos y las medallistas fluctuaban entre los 30 y los 31. A partir del 400 se estabilizaron, pero la distancia con Mireia ya era de cuatro segundos. Insalvable.

Mireia logró despegarse de Kapas y asegurarse el cuarto puesto con un tiempo de 8:23.30. Su récord de España, registrado en Río, donde también fue medalla de chocolate, es de 8:18.55. Para haber subido al podio la badalonesa tendría que haber rebajado su récord personal, algo que ya hizo en la primera final que disputó en los 1.500 libre, cuando consiguió la plata. Ledecky hizo un tiempo humano (8:12.68), la china Li paró el cronómetro en 8:15.46. Esta plata y este tiempo tienen mucho mérito para una china de solo 15 años, la tercera nadadora más rápida de la historia tras Ledecky y Adlington. El bronce se lo llevó Smith, con 8:17.22.

La española, que ya acumula un oro y una plata en estos Mundiales, cerrará este domingo su programa con los 400 estilos, prueba en la que ya fue tercera en los Juegos Olímpicos. Una medalla sería el colofón a unos Mundiales excepcionales.

0 Comentarios

Mostrar