BOXEO

El OK de Klitschko, único detalle para su revancha con Joshua

Eddie Hearn, promotor de Anthony Joshua, aseguró que sólo faltaría la firma del Klitschko. El combate se disputaría el 11 de noviembre en Las Vegas.

0
Anthony Joshua y Wladimir Klitschko luchan durante la pelea por el título de los pesos pesados el pasado mes de abril en el estadio de Wembley.
Andrew Couldridge REUTERS

Anthony Joshua (19-0, 19 KO) y Wladimir Klitschko (64-5, 53 KO) firmaron el 29 de abril en Wembley, ante 90.000 personas, el que por el momento se lleva el título de combate del año. Los dos se fueron al suelo, pero la pegada del británico se impuso a la veteranía del ucraniano. Klitschko tenía una opción de revancha, la cual hizo efectiva nada más terminar el combate. La afición está encantada ante esa posibilidad y desde la promotora de Joshua, Matchroom, ya habían apuntado una terna más que importante de ciudades que querían albergar esa secuela.

Sin duda alguna un nuevo combate entre ambos volvería a colgar el cartel de “no hay billetes” en cualquier recinto, pero en esa elección se encuentre el mayor escollo en las negociaciones entre ambos. Matchroom sabe que Joshua está llamado a marcar una época en los grandes pesos, y tiene claro que debe abrir a su púgil al mercado estadounidense. Por tanto, su elección es clara: Las Vegas. No hay discusión para ellos, Joshua debe pelear en la meca del boxeo en el S.XIX.

Esa opción no convence a Klitschko, quien es reticente a pelear en Estados Unidos. El ucraniano prefiere cualquier otra opción, pero a sus 41 años se ha visto en un brete. “Me reuní con personas del MGM y del T-Mobile. Las Vegas es la sede que tenemos contemplada y el 11 de noviembre es la fecha que tenemos apuntada. Hemos estado con Joshua realizando las gestiones necesarias para que pelee allí”, apuntó Eddie Hearn, promotor del campeón mundial.

Esas palabras, en Sky Sports, dejan el balón en el tejado de Klitschko. El ucranio sigue pesando lo mismo, pero ante la negativa de Joshua ha puesto sobre su mesa dos opciones. La primera sería aceptar, pese a no entrar en sus planes pelear en suelo estadounidense. La segunda sería la retirada. Una u otra… y Hearn no dudó en presionar más al excampeón. “Nuestro deseo es pelear con Klitschko, si quiere esa fecha sólo faltaría su firma. De no ser así buscaremos otra opción”, añadió. La otra opción de la que habla Hearn sería la del búlgaro Kubrat Pulev (25-1, 13 KO), con quien debería enfrentarse de manera obligatoria por imposición de la Federación Internacional de Boxeo (IBF, en inglés). Es tiempo de espera.